¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Platino Brillante
elimpactoboricua
Mensajes: 14,751
Registrado: ‎02-06-2004
0 Kudos

LOS PROBLEMAS DEL CHAVO Y KIKO...

LOS CHISMES DE KIKO Y EL CHAVO

Chismes de vecindad

Lunes, 23 de enero de 2006

Por Natalia Cano

México - Esta historia parece un cuento de vecindad.

Un día, allá por 1978, Carlos Villagrán decide cambiarse de domicilio: toma su gorrita de rehilete, su traje de marinero y hasta sus cachetes inflados, y al ritmo de “¡Ay, ya cállate, cállate que me desesperas!” intenta partir a Sudamérica para hacerse famoso por cuenta propia.

En cuanto Villagrán cruzó la puerta de la vecindad de El Chavo, Roberto Gómez Bolaños, creador y dueño legítimo de la serie televisiva El Chavo del 8, entabló una demanda para que le devolviera el gorrito, el traje y hasta los cachetes.

La disputa por el personaje de Quico, fue ganada por Chespirito, pero como en toda buena pelea de vecindad mexicana, Villagrán se las ingenió para salirse con la suya: se puso la gorra, el traje y rebautizó al personaje como Kiko.

Ésa fue la disputa en el departamento 14. Años después, en el departamento de enfrente, María Antonieta de las Nieves hizo un cantaleta como la de su personaje de La Chilindrina; en su arrebato, decidió registrar como creación suya el personaje, allá por 1995.

Esta vez, Chespirito cedió: la niña pecosa del vestido verde le corresponde legalmente a María Antonieta, aunque eso significó que el personaje quedara fuera de los proyectos posteriores del popular programa, como la serie animada que Gómez Bolaños y Televisa presentarán en el encuentro de la Asociación Nacional de Ejecutivos de Programas de Televisión, que se realizará de mañana al jueves en Las Vegas.

De hecho, la vecindad de la serie animada, que constará de 26 capítulos, no será la misma que la del viejo programa setentero, aunque, eso sí, participarán casi todos los personajes creados por Chespirito y cuyos derechos, obviamente, le pertenecen.

Pero los problemas entre el elenco de El Chavo del 8 y su creador, Gómez Bolaños no es cosa reciente, la batalla legal por los populares personajes inició desde finales de los 70 y hasta hace muy poco De las Nieves y Chespirito todavía continuaban en la lucha por obtener el registro total del personaje de La Chilindrina.

A continuación un breve recuento de los hechos ocurridos que relatan las pequeñas diferencias entre los habitantes de esta peculiar vecindad.

En sus inicios, El Chavo del 8 comenzó sus transmisiones únicamente como un sketch del programa Chespirito.

Contextualizada en un barrio pobre de América Latina, la serie presentaba una serie de personajes desarraigados y sin vínculos familiares fuertes, de tal forma que la propia vecindad se convirtió en especie de familia.

La popularidad de la serie fue tal en toda América Latina, en donde todavía encabeza los ratings más altos de la programación televisiva, que en 1978, Villagrán, quien diera vida a Quico planeó llevarse consigo al personaje para efectuar una serie de presentaciones en Sudamérica.

Cabe recordar que Villagrán, quien en los 70 fungía como reportero de un periódico, llegó a la producción de Chespirito por obra del actor Rubén Aguirre, el profesor Jirafales, quien lo presentó con el productor y actor; poco tiempo después, fue llamado para unirse al equipo de las series Chespirito y El Chapulín colorado.

Gómez Bolaños se opuso a la idea, ya que era una creación suya. El asunto terminó en juicio y se quedó con los derechos del personaje. No obstante, Villagrán, con todo y personaje rebautizado, realizó, por poco tiempo, un programa de televisión titulado ¡Ah, qué Kiko! y más tarde recorrió algunos países de América Latina con su show El circo de Kiko.

En 2002, surgió el conflicto legal entre Chespirito y La Chilindrina por los derechos de creación de la niña. En 1995, De las Nieves consideró que ella había aportado tanto al personaje que éste le pertenecía, así que lo registró, y hasta creó un espectáculo circense con él. Así, por más de tres años, ambos mantuvieron la lucha por los derechos de autor de esa chiquilla.

Pero no sólo se dio un enfrentamiento legal entre Gómez Bolaños, Villagrán y De las Nieves, también las descalificaciones a su persona se hicieron presentes en esta eterna disputa.

Por ejemplo, en una visita a Chile en 2004, Gómez Bolaños declaró a la prensa local que sus ex compañeros de El Chavo del 8, Carlos Villagrán (Quico) y María Antonieta de las Nieves (La Chilindrina) carecían de nivel intelectual.

“No quiero humillar de ninguna manera, pero la preparación intelectual y precisamente de ellos dos, es bajísima”, afirmó en esa ocasión al programa televisivo De Pé a Pá.

Por su parte, la actriz y esposa de Gómez Bolaños, Florinda Meza, conocida como doña Florinda en El Chavo del 8 y La Chimoltrufia, en Chespirito, calificó como ruin las declaraciones de Villagrán, en las que acusó de envidia y celos artísticos a Gómez Bolaños.

“Envidia la había en él (Villagrán) y por eso se salió. Su principal punto de envidia era con María Antonieta, La Chilindrina. Ellos dos no se querían”, indicó Meza.

Relató que Carlos Villagrán, incluso, había manifestado que él debía ganar más (“aunque sea un peso más”) que María Antonieta de las Nieves tras un alejamiento de ella del programa, porque su participación era más importante.

“En realidad (Carlos Villagrán) fue la única manzana podrida que tuvimos”, destacó Meza.

Por su parte, en 2003, el primer actor Edgar Vivar, quien diera vida a los personajes el señor Barriga y Ñoño, también salió en defensa del productor y creador de una de las series más populares de la televisión mexicana, y apoyó las razones de Chespirito para pelear por los derechos de Quico y La Chilindrina.

“Jamás tuve un problema con Chespirito, porque lo considero mi amigo. Lo de Quico y María Antonieta fue un conflicto de intereses que yo no tuve, porque para mí el dinero es secundario y para ellos fue un factor primordial”, concluyó Vivar.


<<>>>>