Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Plata
gatote7
Mensajes: 8,951
Registrado: ‎05-17-2010

- CONVERSIÓN CRISTIANA

No olvidemos que todo viene de un esfuerzo de conversión; todo nace de nuestro esfuerzo personal por convertir el alma a Dios, por dirigir la mente y el corazón a nuestro Señor.

 

Qué consecuencias tiene esta conversión en nosotros?

En una catequesis el Papa hablaba de tres dimensiones que tiene que tener la conversión: la conversión a la verdad, la conversión a la santidad y la conversión a la reconciliación.

 

Evidentemente que a la primera verdad a la que tengo que convertirme es a la verdad de mí mismo; es decir, - quién soy yo?, para qué estoy en este mundo?

 

Pero, al mismo tiempo, la conversión a la verdad es también una apertura a esa verdad que es Dios nuestro Señor, a la verdad de Cristo.

 

Convertirme a Cristo no es solamente convertirme a una ideología o a una doctrina; la conversión cristiana tiene que pasar primero por la experiencia de Cristo. A veces podemos hacer del cristianismo una teoría más o menos convincente de forma de vida, y entonces se escuchan expresiones como: “el concepto cristiano”, “la doctrina cristiana”, “el programa cristiano”, “la ideología cristiana”, como si eso fuese realmente lo más importante, y como si todo eso no estuviese al servicio de algo mucho más profundo, que es la experiencia que cada hombre y cada mujer tienen que hacer de Cristo.

 

Lo fundamental del cristianismo es la experiencia que el hombre y la mujer hacen de Jesucristo, el Hijo de Dios.

 

Qué experiencia tengo yo de Jesucristo? A lo mejor podría decir que ninguna, y qué tremendo sería que me supiese toda la Biblia, pero que no tuviese experiencia de Jesucristo.

 

Estrictamente hablando no existe una ideología cristiana, es como si dijésemos que existe una ideología de cada uno de nosotros. Existe la persona con sus ideas, pero no existe una ideología de una persona. Lo más que se puede hacer de cada uno de nosotros es una experiencia que, evidentemente como personas humanas, conlleva unas exigencias de tipo moral y humano que nacen de la experiencia. Si yo no parto de la reflexión sobre mi experiencia de una persona, es muy difícil que yo sea capaz de aplicar teorías sobre esa persona.

 

Es Cristo para mí una doctrina o es alguien vivo...? ¿Es alguien vivo que me exige, o es simplemente una serie de preguntas de religión..?

 

La importancia que tiene para el hombre y la mujer la persona de Cristo no tiene límites. Cuando uno tuvo una experiencia con una persona, se da cuenta, de que constantemente se abren nuevos campos, nuevos terrenos que antes nadie había pisado, y cuando llega la muerte y dejamos de tener la experiencia cotidiana con esa persona, nos damos cuenta de que su presencia era lo que más llenaba mi vida.

 

Convertirme a Cristo significa hacer a Cristo alguien presente en mi existencia.

 

Esa experiencia es algo muy importante, y tenemos que preguntarnos: Está Cristo realmente presente en toda mi vida?.. O Cristo está simplemente en algunas partes de mi vida..?

 

Cuando esto sucede, qué importante es que nos demos cuenta de que quizá yo no estoy siendo todo lo cristiano que debería ser. Convertirme a la verdad, convertirme a Cristo significa llevarle y hacerle presente en cada minuto.

 

Hay una segunda dimensión de esta conversión: la conversión a la santidad. Dice el Papa, “Toda la vida debe estar dedicada al perfeccionamiento espiritual.

 

El Papa pinta unos trazos de lo que es un santo, dice: “El santo no es ni el indiferente, ni el lejano, ni el mediocre, ni el tibio, ni el tímido”. Si no eres lejano, mediocre, tímido, tibio, entonces tienes que ser santo...

 

O eres esos adjetivos, o eres santo. Y no olvidemos que el santo es el hombre completo, la mujer completa; el hombre o la mujer que es convencido, profundo, abierto y valiente.

 

Evidentemente la dimensión fundamental es poner mi vida delante de Dios para ser convencido delante de Dios, para ser profundo delante de Dios, para ser abierto y valiente delante de Dios.

 

Podría ser que en mi vida este esfuerzo por la santidad no fuese un esfuerzo real, y esto sucede cuando queremos ser veleidosamente santos. Una persona veleidosa es aquella que tiene un grandísimo defecto de voluntad.... El veleidoso es aquella persona que, queriendo el bien y viéndolo, no pone los medios.

 

Veo el bien y me digo: qué hermoso es ser santo!, pero como para ser santo hay que ser convencido, profundo, abierto y valiente, pues nos quedamos con los sueños, y como los sueños..., sueños son.

 

Realmente quiero ser santo, y por eso mi vida cristiana es una vida convencida, y por lo mismo procuro formarme para convencerme en mi formación cristiana a nivel moral, a nivel doctrina...?

 

Cuántas veces nuestra formación cristiana es una formación ciega, no formada, no convencida.. Nos damos cuenta de que muchos de los problemas que tenemos son por ignorancia.? ... Es mi cristianismo profundo, abierto y valiente en el testimonio?

 

Hay una tercera dimensión de esta conversión.. la dimensión de la reconciliación. El Papa dice que todos somos conscientes de la urgencia de esta invitación a considerar los acontecimientos dolorosos que está sufriendo la humanidad... “Reconciliarse con Dios es un compromiso que se impone a todos, porque constituye la condición necesaria para recuperar la serenidad personal, el gozo interior, el entendimiento fraterno con los demás y por consiguiente, la paz en la familia, en la sociedad y en el mundo. Queremos la paz, reconciliémonos con Dios”.

 

La primera injusticia que se comete no es la injusticia del hombre para con el hombre, sino la injusticia del hombre para con Dios... Cuál es la primera injusticia que aparece en la Biblia? El pecado original...

 

Y del pecado de Adán y Eva qué pecado nace? El segundo pecado, el pecado de Caín contra Abel... Del pecado del hombre contra Dios nace el pecado del hombre contra el hombre.

 

No existe ningún pecado del hombre contra el hombre que no provenga del pecado primero del hombre contra Dios. No hay ningún pecado de un hombre contra otro que no nazca de un corazón del cual Dios ya se ha ido hace tiempo....

 

Si queremos transformar la sociedad, lo primero que tenemos que hacer es reconciliar nuestro corazón con Dios. Si queremos recristianizar al mundo, cambiar a la humanidad, lo primero que tenemos que hacer es transformar y recristianizar nuestro corazón.

 

Mis criterios son del Evangelio? ...Mis comportamientos son del Evangelio? ...Mi vida familiar, conyugal, social y apostólica se apega al Evangelio?


Ésta es la verdadera santidad, que sólo la consiguen las personas que realmente han hecho en su existencia la experiencia de Cristo. Personas que buscan y anhelan la experiencia de Cristo, y que no ponen excusas para no hacerla. No es excusa para no hacer la experiencia de Cristo el propio carácter, ni las propias obligaciones, ni la propia salud, porque si en estos aspectos de mi vida no sé hacer la experiencia de Cristo, no estoy siendo cristiano.

 

Convertirse es comprometerse con Cristo con mi santidad, con mi dimensión social de evangelización...Tengo esto? ..Lo quiero tener? ..Pongo los medios para tenerlo..?

 

Si es así, estoy bien; si no es así, estoy mal. Porque una persona que se llame a sí misma cristiana y que no esté auténticamente comprometida con Cristo en su santidad para evangelizar, no es cristiana.

 

Reflexionemos sobre esto, saquemos compromisos y busquemos ardientemente esa experiencia, esa santidad y ese compromiso apostólico; nunca digamos no a Cristo en su vida, nunca nos pongamos por encima de lo que Cristo nos pide, porque el día en que lo hagamos, estaremos siendo personas lejanas, indiferentes, tibias, mediocres, tímidas...

 

En definitiva no estaremos siendo seres humanos auténticos, porque no estaremos siendo cristianos.

 

 

_______________________

Platino Brillante
susanachile
Mensajes: 15,048
Registrado: ‎01-01-2007

Re: - CONVERSIÓN CRISTIANA

Tema muy edificante, por ser CATOLICO

Plata
savetheworld
Mensajes: 8,239
Registrado: ‎10-10-2006

Re: - CONVERSIÓN CRISTIANA

 
Platino Brillante
loreguti
Mensajes: 15,993
Registrado: ‎01-03-2009

Re: - CONVERSIÓN CRISTIANA

Mis criterios son del Evangelio? ...Mis comportamientos son del Evangelio? ...Mi vida familiar, conyugal, social y apostólica se apega al Evangelio?


Ésta es la verdadera santidad, que sólo la consiguen las personas que realmente han hecho en su existencia la experiencia de Cristo. Personas que buscan y anhelan la experiencia de Cristo, y que no ponen excusas para no hacerla. No es excusa para no hacer la experiencia de Cristo el propio carácter, ni las propias obligaciones, ni la propia salud, porque si en estos aspectos de mi vida no sé hacer la experiencia de Cristo, no estoy siendo cristiano.