Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Platino Brillante
nahiarel
Mensajes: 13,099
Registrado: ‎01-09-2010

Re: El amor en la Biblia

 

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1, 1).


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

En los profetas tienen una especial importancia los castigos del Dios celoso, que persigue y corrige a su esposa infiel, Israel, para que se aparte de su mal camino, vuelva a El y encuentre así su felicidad:

 

(Oseas 2:8-9) Por eso voy a obstruir su camino con espinas, la cercaré con un muro, y no encontrará sus senderos.
 Irá detrás de sus amantes y no los alcanzará, los buscará y no los encontrará. 
Entonces dirá: "Volveré con mi primer marido, porque antes me iba mejor que ahora".

 

 

El Amor de Dios es algo que no tiene medida.  Si no lo hubiera revelado El mismo, la pequeñez de nuestras miras humanas no hubiera sido capaz de imaginarse un Amor divino hacia nosotros tan delicado y tan grandioso a la vez.  Como una madre, como un padre, como un esposo…  Son los amores más grandes del mundo.  Justamente vienen de El, y El usa la comparación para hacernos entender un poco su Amor.

 

Una consecuencia lógica de este Amor es que se goza en estar con su pueblo.  Parecería mentira que Dios disfruta en estar con aquel pueblo, que nunca acaba de comprender y corresponder a su Amor.  Pero así fue: 

(Isaias 65:5)  Como un joven se casa con una virgen,
así te desposará el que te reconstruye;
y como la esposa es la alegría de su esposo,
así serás tú la alegría de tu Dios.

 

(Sofonias 3:17) Yahveh tu Dios está en medio de ti, ¡un poderoso salvador!El exulta de gozo por ti, te renueva por su amor; danza por ti con gritos de júbilo, 

 

  


Platino Brillante
enriquehi
Mensajes: 18,851
Registrado: ‎11-07-2009

Re: El amor en la Biblia

Los doce profetas son ejemplos excepcionales de interés por la salvación del prójimo. Con toda lealtad proclamaron mensajes que beneficiaron al pueblo de Dios y a otras personas. Y lo hicieron sin reparar en sacrificios, peligros ni amenazas.

 

¡JEHOVÁ, el ilustre nombre de Dios! Los profetas fieles de tiempos antiguos se regocijaron hablando en Su nombre. Glorificaron con exultación al Señor Soberano, Jehová, cuyo nombre lo identifica como el Gran Dios de Propósito. (Isaías 40:5; Jeremías 10:6, 10; Ezequiel 36:23.) Incluso los llamados profetas menores glorificaron con intensidad a Jehová. Uno de ellos fue Ageo. En el libro de Ageo, compuesto de solo 38 versículos, aparece 35 veces el nombre de Jehová. Esta profecía pierde toda la fuerza cuando se sustituye el precioso nombre de Jehová por el título “Señor”, como hacen los apóstoles superfinos de la cristiandad en sus versiones de la Biblia. (Compárese con 2 Corintios 11:5.)

 

Sofonías profetizó durante la primera parte del reinado del rey Josías de Judá, período que empezó en 659 a. de la E.C., es decir, unos 50 años antes de que Jehová desolara a Judá y Jerusalén. Debido a lo breve que es la profecía de Sofonías, frecuentemente se dice que él fue uno de los “profetas menores,” pero la repercusión de su profecía no tiene nada de menor. En el tiempo de Sofonías, esta profecía contenía un mensaje divino que no podía ser pasado por alto. Igualmente, esta profecía se mira hacia nuestro siglo veinte con una advertencia dinámica a la cual tienen que prestar atención todas las personas que esperan hallar seguridad durante el inminente día de la cólera ardiente de Jehová. Es parte de la poderosa “palabra profética” de Jehová que el apóstol Pedro compara a “una lámpara que resplandece en un lugar oscuro.”—2 Pedro 1:19; vea también Romanos 15:4.

 

Parece que Sofonías fue el bisnieto del fiel rey Ezequías. Siendo profeta que tenía conexión con la realeza, él ciertamente tendría que ser valeroso al proclamar los juicios ardientes de Jehová contra los príncipes de Judá. (Sofonías 1:1, 8) Su profetizar evidentemente produjo resultados beneficiosos en los días del joven rey Josías, quien eliminó del país la religión falsa y llegó a ser conocido por “actos de bondad amorosa, conforme a lo que está escrito en la ley de Jehová.” (2 Crónicas 34:3, 14, 19, 33; 35:26) Por consiguiente, Jehová detuvo temporalmente la ejecución de Su juicio. No obstante, el proceder de justicia de Josías no removió la iniquidad en la cual se había sumido su pueblo, ni expió los pecados de su abuelo, Manasés, quien había ‘llenado a Jerusalén de sangre inocente.’ (2 Reyes 24:3, 4) ¡El día de rendir cuentas a Jehová estaba cerca!

Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

El Amor de Dios exige perfección.  Quiere que sus criaturas se parezcan a El todo lo más posible.

El Pueblo Elegido es pecador, pero es santo al mismo tiempo.  Santo porque es de Dios y va hacia Dios.  Pecador porque está compuesto por hombres, infieles al Amor.  Dios conoce muy bien toda la maldad humana.  Pero conoce también nuestras posibilidades de perfección, que superan a todo el egoísmo que puede tener el hombre dentro.  Por eso exige la perfección de ese pueblo, al que ha prodigado las maravillas de su Amor: (Levítico 19:2) Habla en estos términos a toda la comunidad de Israel: Ustedes serán santos, porque yo, el Señor su Dios, soy santo. (Levítico 20:26) Ustedes serán santos, porque yo, el Señor, soy santo, y los separé de los otros pueblos, para que me pertenezcan.

(Levítico 11:45) Porque yo soy el Señor, el que los hice subir del país de Egipto para ser su Dios. Ustedes serán santos, porque yo soy santo. (Levítico 20:8) Observarán fielmente mis preceptos. Yo soy el Señor, que los santifico.

(Exodo 19:5-6) Ahora, si escuchan mi voz y observan mi alianza, serán mi propiedad exclusivaentre todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece.
Ustedes serán para míun reino de sacerdotes y una nación que me está consagrada’.
Estas son las palabras que transmitirás a los israelitas".

 

Esta exigencia de perfección sólo podrá realizarse después de la venida de Cristo.  El es “la fuerza de Dios”, que posibilita toda la perfección.  Por eso, consciente de la gracia que nos trajo, El puso muy alta la meta de la perfección humana:  (Mateo 5:48) Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

 

 


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

(Isaias 63:7) Recordaré los favores del Señor,
alabaré sus proezas,
por todo el bien que él nos hizo
en su gran bondad hacia la familia de Israel,
y por todo el bien que nos hizo en su compasión
y en la abundancia de su misericordia.

 


(Génesis 32:10-11) Después pronunció esta oración: "Dios de mi padre y Dios de mi padre Isaac, Señor, que me dijiste: ‘Regresa a tu tierra natal y seré bondadoso contigo’,  yo soy indigno de las gracias con que has favorecido constantemente a tu servidor. 
Porque cuando crucé el Jordán, no tenía nada más que mi bastón, y ahora he podido formar dos campamentos. 

 

(Salmos 85:11-12) El Amor y la Verdad se encontrarán, 
la Justicia y la Paz se abrazarán; 
la Verdad brotará de la tierra 
y la Justicia mirará desde el cielo.

 

(Salmos35:9-10) Pero yo me alegraré en el Señor, 
me regocijaré por su victoria; 
todo mi ser proclamará: 
"Señor, no hay nadie igual a ti;
tú libras al débil de las manos del más fuerte, 
y al pobre, de aquel que lo despoja". 

 

(Salmos 41:2-4) Feliz el que se ocupa del débil y del pobre: 
el Señor lo librará en el momento del peligro. 
El Señor lo protegerá y le dará larga vida, 
lo hará dichoso en la tierra 
y no lo entregará a la avidez de sus enemigos. 
El Señor lo sostendrá en su lecho de dolor 
y le devolverá la salud. 

 

(Isaias 26:8-9) Sí, en la senda trazada por tus juicios,
esperamos en ti, Señor: 
tu Nombre y tu recuerdo
son el deseo de nuestra alma.
Mi alma te desea por la noche,
y mi espíritu te busca de madrugada,
porque cuando tus juicios se ejercen sobre la tierra,
los habitantes del mundoaprenden la justicia.

 

(Salmos 62:2-9) Sólo en Dios descansa mi alma, 
de él me viene la salvación. 
Sólo él es mi Roca salvadora,
él es mi baluarte: nunca vacilaré. 
¿Hasta cuándo se ensañarán con un hombre 
para derribarlo entre todos, 
como si fuera un muro inclinado 
o un cerco que está por derrumbarse?
Sólo piensan en menoscabar mi dignidad 
y se complacen en la mentira; 
bendicen con la boca 
y maldicen con el corazón.6 Sólo en Dios descansa mi alma, 
de él me viene la esperanza.
Sólo él es mi Roca salvadora, 
él es mi baluarte: nunca vacilaré.
Mi salvación y mi gloria 
están en Dios: 
él es mi Roca firme, 
en Dios está mi refugio.

 Confíen en Dios constantemente, 
ustedes, que son su pueblo;
desahoguen en él su corazón, 
porque Dios es nuestro refugio.

 

(Deuteronomio 6:5) Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. 

 

 


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

Dios se entregó al hombre.  Le amó sobre toda medida.  Pero, como todo amor, exige una correspondencia concreta de parte nuestra.

 

Muy diversas exigencias puede tener Dios para con los hombres.  Pero la primera exigencia de un Amor tan intenso parece que es justamente que nos fiemos de su Amor.  Desde el comienzo se mostró muy comprensivo y condescendiente con su pueblo; pero en una cosa no transige:  en que duden de su Amor.  Exige una fe ciega en El.  Fe que es seguridad, confianza, obediencia.

(Isaias 7:9) Si ustedes no creen, no subsistirán".

 

Creer es decir un “sí” incondicional a Dios, que es fiel en sus promesas y poderoso para realizarlas.  Y esto a pesar de las apariencias contrarias.  Por eso la fidelidad del hombre se apoya en la fidelidad de Dios.

 

La Biblia es la historia de un drama de amor.  Un amor apasionado y fuerte de Dios hacia su pueblo y una frialdad desesperante de parte de éste.

Las quejas del Amor de Dios son quejas de enamorados no correspondido.

Todo pecado es como una repulsa, una dureza de corazón contra las atenciones del Amor de Dios.  Sea cual sea la materialidad del pecado, siempre es una ofensa contra las delicadezas de Dios a favor nuestro.

 

(Isaias1:2-3) ¡Escuchen, cielos! ¡Presta oído, tierra! 
porque habla el Señor: 
Yo crié hijos y los hice crecer,
pero ellos se rebelaron contra mí.
El buey conoce a su amo
y el asno, el pesebre de su dueño;
¡pero Israel no conoce,
mi pueblo no tiene entendimiento!

 

(Jeremias 8:7) Hasta la cigüeña, en el cielo, 
conoce sus estaciones;
la tórtola, la golondrina y la grulla 
tienen en cuenta el tiempo de sus migraciones.
¡Pero mi pueblo no conoce 
el derecho del Señor!

 

(Malaquias 1:6) El hijo honra a su padre y el servidor teme a su señor. 
Pero si yo soy Padre, ¿dónde está mi honor? 
si soy Señor, ¿dónde está mi temor?, 
les dice el Señor de los ejércitos, 
a ustedes, sacerdotes, que desprecian mi Nombre. 
Y ustedes dicen: "¿En qué hemos despreciado tu Nombre?".

 

(Malaquias 1:2) ¡Yo los he amado!, dice el Señor, 
y ustedes dicen: "¿En qué nos has amado?". 
¿Esaú no era el hermano de Jacob?–oráculo del Señor–. 
Sin embargo, yo amé a Jacob3 y aborrecí a Esaú. 
Yo hice de sus montañas una desolación 
y di su herencia a los chacales del desierto.

 

(Isaias 2;11-18) La mirada altanera del hombreserá humillada,
la arrogancia humana será abatida,
y sólo el Señor será exaltado
en aquel día.
Porque habrá un día para el Señorde los ejércitos
contra todo lo arrogante y altanero,
contra todo lo alto y encumbrado,
contra todos los cedros del Líbano,
altaneros y elevados,
contra todas las encinas de Basán,
contra todas las montañas altivas,
contra todas las colinas encumbradas,
contra todas las altas torres,
contra todo muro fortificado,
contra todas las naves de Tarsis,
contra todos los barcos suntuosos.
El orgullo del hombre será humillado,
la arrogancia humana será abatida,
y sólo el Señor será exaltado
en aquel día,
 y hasta el último de los ídolos desaparecerá.

 

(Miqueas 6:3-4) "¿Qué te hice, pueblo mío, 
o en qué te molesté? Respóndeme.
¿Será porque te hice subir de Egipto, 
porque te rescaté de un lugar de esclavitud 
y envié delante de ti 


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

El “cántico de la viña” de Isaías explica cómo la injusticia, el lujo y la explotación son una de las causas de este dolor de Dios. Él ama a su pueblo y recibe ingratitud a cambio.

 

(Isaias 5:1-25)

Voy a cantar en nombre de mi amigo el canto de mi amado a su viña.

Mi amigo tenía una viña 
en una loma fértil.


La cavó, la limpió de piedras
y la plantó con cepas escogidas;
edificó una torre en medio de ella
y también excavó un lagar.
Él esperaba que diera uvas,
pero dio frutos agrios.

Y ahora, habitantes de Jerusalén
y hombres de Judá,
sean ustedes los jueces
entre mi viña y yo.

 

¿Qué más se podía hacer por mi viña
que yo no lo haya hecho?
Si esperaba que diera uvas,
¿por qué dio frutos agrios?

Y ahora les haré conocer
lo que haré con mi viña:
Quitaré su valla, y será destruida,
derribaré su cerco y será pisoteada.

La convertiré en una ruina,
y no será podada ni escardada.
Crecerán los abrojos y los cardos,
y mandaré a las nubes
que no derramen lluvia sobre ella.

Porque la viña del Señor de los ejércitos
es la casa de Israel,
y los hombres de Judá
son su plantación predilecta.
¡Él esperó de ellos equidad,
y hay efusión de sangre;
esperó justicia,
y hay gritos de angustia!

 


¡Ay de los que acumulanuna casa tras otra
y anexionan un campo a otro,
hasta no dejar más espacio
y habitar ustedes solos en medio del país!

El Señor de los ejércitoslo ha jurado a mi oído: 
Sí, muchas mansiones,grandes y hermosas,
quedarán desoladaspor falta de habitantes.

Porque diez yugadas de viña
no darán más que un tonel,
y diez medidas de semilla
producirán una sola.

 


¡Ay de los que madrugan
para correr tras la bebida,
y hasta muy entrada la noche 
se acaloran con el vino!

Hay cítara y arpa,
tamboriles y flautas
y vino en sus banquetes;
pero ellos no miran la acción del Señor
ni ven la obra de sus manos.

Por eso mi pueblo será deportado
por falta de conocimiento;
sus nobles morirán de hambre
y su muchedumbre se abrasará de sed.
Por eso el Abismo dilata su garganta,
abre sus fauces desmesuradamente,
y allí se precipitan
el esplendor de la ciudady su muchedumbre,
su tumulto y sus festejos.

El hombre será doblegado,
el mortal, humillado,
y serán humillados los ojos altaneros;
pero el Señor de los ejércitos será exaltado por su rectitud,
y el Dios santo se mostrará santo por su justicia.

Los corderos pacerán como en sus praderas
y en las ruinas engordarán los cabritos.

 

¡Ay de los que arrastran la culpa
con las cuerdas de la falsedad,
y tiran del pecado
como con las riendas de un carro!

Los que dicen: "¡Que se apure,
que haga pronto su obra,
para que la veamos;
que se acerque y llegue
el designio del Santo de Israel,
para que podamos conocerlo!".

 

¡Ay de los que llaman bien al mal
y mal al bien,
de los que cambian las tinieblas en luz
y la luz en tinieblas,
de los que vuelven dulce lo amargo
y amargo lo dulce!

 

¡Ay de los que se tienen por sabios

y se creen muy inteligentes!

¡Ay de los valientes para beber vino
y de los campeones para mezclar bebidas,
23 de los que absuelven por soborno al culpable
y privan al justo de su derecho!

Por eso, como la lengua de fuego devora la paja
y la hierba seca se consume en la llama,
así su raíz será como podredumbre
y su brote se disipará como el polvo,
porque rechazaron la ley del Señor de los ejércitos
y despreciaron la palabra del Santo de Israel.

 

Por eso la ira del Señor
se enciende contra su pueblo: 
el Señor extiende su mano contra ély lo golpea,
se estremecen las montañas
y sus cadáveres son como basura
en medio de las calles.
A pesar de todo esto, no se aplacó su ira
y su mano está aún extendida.


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

Dios se queja de que sus hijos no viven como hermanos.  Pero hay algo peor, que ofende todavía más su corazón:  a pesar de vivir en la injusticia, ellos se creen sin falta ante los ojos de Dios.  Piensan que para agradar a Dios basta con ofrecerle cultos solemnes.  Por eso Dios se queja amargamente de este mundo de mentiras.  No puede aguantar esta hipocresía religiosa:

 

(Jeremias 9.1-8)

¡Ah, si tuviera en el desierto un albergue de caminantes!
Yo abandonaría a mi pueblo
y me iría lejos de ellos.
Porque todos son adúlteros,
una banda de traidores.

 

Tienden su lengua como un arco: 
la mentira, y no la verdad,
es lo que reina en el país,
porque ellos van de mal en peor
y no me conocen 

Que cada uno se cuide de su amigo
y nadie se fíe de su hermano,
porque el hermano suplanta al hermano
y el amigo no hace más que calumniar.

Cada uno se burla de su amigo,
ellos no dicen la verdad;
han habituado sus lenguas a mentir,
están pervertidos, son incapaces de convertirse.

¡Violencia y más violencia!¡Engaño y más engaño!
Ellos se niegan a conocerme

Por eso, así habla el Señor de los ejércitos: 
Yo voy a depurarlos y a probarlos,
porque ¿qué puedo hacer ante su maldad?

Su lengua es una flecha mortífera,
las palabras de su boca no son más que engaño;
se habla de paz al amigo
y por dentro se le tiende una celada.

¿No los voy a castigar por esto?
De una nación semejante,
¿no me voy a vengar?

 

(Jeremias 5:30-31)

Es algo espantoso, horrible,

lo que sucede en el país: 
los profetas profetizan falsamente
y los sacerdotes dominan a su arbitrio.
¡Y a mi pueblo le gusta que sea así!
Pero ¿qué harán ustedes al fin?

 

(Isaias 29:13)

El Señor ha dicho: 
Este pueblo se acerca a mí con la boca
y me honra con los labios,
pero su corazón está lejos de mí,
y el temor que me tiene
no es más que un precepto humano,
aprendido por rutina.

 

(Jeremias 7:8-11)

¡Robar, matar, cometer adulterio, jurar en falso, quemar incienso a Baal, ir detrás de otros dioses que ustedes no conocían!
Y después vienen a presentarse delante de mí en esta Casa que es llamada con mi Nombre, y dicen: "¡Estamos salvados!", a fin de seguir cometiendo todas estas abominaciones.
¿Piensan acaso que es una cueva de ladrones esta Casa que es llamada con mi Nombre? Pero yo también veo claro 

 

Es el mal pago que el hombre da a Dios, Él ama profundamente a su creación, pero el hombre ignora sus preceptos y le olvida, no le escucha, no le ama, no le teme. El hombre esta perdido sin Dios pero se niega a verlo, es más fácil para el caminar sin ataduras y no se da cuenta que se nos juzgará por nuestros actos.


Senior
reihana
Mensajes: 705
Registrado: ‎05-20-2012

Re: El amor en la Biblia

(Miqueas 3:1-4)

Después dije: ¡Escuchen, jefes de Jacob 
y magistrados de la casa de Israel! 
¿No les corresponde a ustedes conocer el derecho,
a ustedes, que odian el bien y aman el mal, 
que arrancan la piel de la gente 
y la carne de encima de sus huesos?

Ellos devoran la carne de mi pueblo, 
le arrancan la piel, 
le quiebran los huesos, 
lo despedazan como carne que se echa en la olla, 
como carne dentro de la caldera.

Entonces clamarán al Señor, 
pero él no les responderá. 
Él les ocultará su rostro en ese tiempo 
por las malas acciones que han cometido.

 

(Amos 5:21-26)

Yo aborrezco, desprecio sus fiestas, 
y me repugnan sus asambleas.

Cuando ustedes me ofrecen holocaustos, 
no me complazco en sus ofrendas 
ni miro sus sacrificios de terneros cebados.

 

Aleja de mí el bullicio de tus cantos,

no quiero oír el sonido de tus arpas.


Que el derecho corra como el agua, 
y la justicia como un torrente inagotable.

¿Acaso ustedes me ofrecieron 
sacrificios y oblaciones en el desierto 
durante cuarenta años, casa de Israel?

Ustedes se llevarán a Sicut, su rey, 
y a Queván, su dios estelar, 
esos ídolos que se han fabricado,

 

(Isaias :1:11-18)

¿Qué me importa la multitud

de sus sacrificios? –dice el Señor–. 
Estoy harto de holocaustos de carneros
y de la grasa de animales cebados;
no quiero más sangre
de toros, corderos y chivos.

Cuando ustedes vienen a ver mi rostro,
¿quién les ha pedido que pisen mis atrios?

No me sigan trayendo vanas ofrendas;
el incienso es para mí una abominación.
Luna nueva, sábado,convocación a la asamblea...
¡no puedo aguantar la falsedad y la fiesta!

Sus lunas nuevas y solemnidades
las detesto con toda mi alma;
se han vuelto para mí una carga
que estoy cansado de soportar.

Cuando extienden sus manos,
yo cierro los ojos;
por más que multipliquen las plegarias,
yo no escucho: 
¡las manos de ustedesestán llenas de sangre!

¡Lávense, purifíquense,
aparten de mi vista
la maldad de sus acciones!
¡Cesen de hacer el mal,
aprendan a hacer el bien!
¡Busquen el derecho,
socorran al oprimido,
hagan justicia al huérfano,
defiendan a la viuda!

Vengan, y discutamos
–dice el Señor–:
Aunque sus pecados sean como la escarlata,
se volverán blancos como la nieve;
aunque sean rojos como la púrpura,
serán como la lana.
 

Dios esta dispuesto a perdonar a su pueblo Él da amor porque Él es  AMOR en estado puro, pero entristecemos a Dios con nuestras malas obras.


Platino Brillante
nahiarel
Mensajes: 13,099
Registrado: ‎01-09-2010

Re: El amor en la Biblia

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1, 1).