Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Bronze
gatote1
Mensajes: 4,296
Registrado: ‎11-02-2011

LUCAS 8, 4-15

En aquel tiempo, se le juntaba a Jesús mucha gente, y viniendo a él de todas las ciudades, dijo en parábola:

 

Salió un sembrador a sembrar su simiente; y al sembrar, una parte cayó al borde del camino, fue pisada, y las aves del cielo se la comieron; otra cayó sobre terreno pedregoso, y después de brotar, se secó, por no tener humedad; otra cayó en medio de abrojos, y creciendo con ella los abrojos, la ahogaron.

 

 

Y otra cayó en tierra buena, y creciendo dio fruto centuplicado. Dicho esto, exclamó: El que tenga oídos para oír, que oiga.

 

Le preguntaban sus discípulos qué significaba esta parábola, y él dijo: A vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de Dios; a los demás sólo en parábolas, para que viendo, no vean y, oyendo, no entiendan.

 

La parábola quiere decir esto: La simiente es la Palabra de Dios. Los del borde del camino, son los que han oído; después viene el diablo y se lleva de su corazón la Palabra, no sea que crean y se salven.

 

Los del terreno pedregoso son los que, al oír la Palabra, la reciben con alegría; pero éstos no tienen raíz; creen por algún tiempo, pero a la hora de la prueba desisten.

 

Lo que cayó entre los abrojos, son los que han oído, pero a lo largo de su caminar son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llegan a madurez.

 

Lo que en buena tierra, son los que, después de haber oído, conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia.

 

 

PALABRA DE DIOS

 

 

 

 

Platino Brillante
enriquehi
Mensajes: 18,494
Registrado: ‎11-07-2009

Re: LUCAS 8, 4-15

La única manera segura de retener la Palabra de Dios en nuestro corazón es leerla y estudiarla en privado y en compañía de nuestros hermanos en la fe. Ello incluye aprovecharse plenamente del alimento espiritual provisto por el conducto designado para atender los intereses espirituales de los verdaderos seguidores de Jesús (Mateo 24:45-47). Así, el amor motiva a los que retienen la Palabra de Dios en su corazón a ‘llevar fruto con aguante’.


 ¿Qué fruto produce la tierra excelente? En el mundo físico, la semilla se convierte en una planta que lleva fruto dotado de la misma clase de semilla, la cual luego puede sembrarse para que produzca más fruto. De igual modo, la semilla de la palabra crece en aquellos que tienen un corazón excelente y bueno, y los hace progresar en sentido espiritual hasta que ellos mismos pueden sembrar la semilla en el corazón de otras personas (Mateo 28:19, 20). Su obra de sembrar se caracteriza además por el aguante. Jesús mostró la importancia del aguante al sembrar cuando dijo: “El que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo. Y estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:13, 14).

Bronze
persimo777
Mensajes: 3,564
Registrado: ‎03-08-2009

Re: LUCAS 8, 4-15


gatote1 ha escrito:

En aquel tiempo, se le juntaba a Jesús mucha gente, y viniendo a él de todas las ciudades, dijo en parábola:

 

Salió un sembrador a sembrar su simiente; y al sembrar, una parte cayó al borde del camino, fue pisada, y las aves del cielo se la comieron; otra cayó sobre terreno pedregoso, y después de brotar, se secó, por no tener humedad; otra cayó en medio de abrojos, y creciendo con ella los abrojos, la ahogaron.

 

 

Y otra cayó en tierra buena, y creciendo dio fruto centuplicado. Dicho esto, exclamó: El que tenga oídos para oír, que oiga.

 

Le preguntaban sus discípulos qué significaba esta parábola, y él dijo: A vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de Dios ; A los demas sólo en parábolas, para que viendo, no vean y, oyendo, no entiendan.

 

La parábola quiere decir esto: La simiente es la Palabra de Dios. Los del borde del camino, son los que han oído; después viene el diablo y se lleva de su corazón la Palabra, no sea que crean y se salven.

 

Los del terreno pedregoso son los que, al oír la Palabra, la reciben con alegría; pero éstos no tienen raíz; creen por algún tiempo, pero a la hora de la prueba desisten.

 

Lo que cayó entre los abrojos, son los que han oído, pero a lo largo de su caminar son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llegan a madurez.

 

Lo que en buena tierra, son los que, después de haber oído, conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia.

 

 

PALABRA DE DIOS

 

 

 

 


:smileyvery-happy:edos:

 

la paz este contigo