Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Cristal
dracula21
Mensajes: 5,383
Registrado: ‎10-05-2002
0 Kudos

10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

[ Editado ]

El 10 de Agosto de 1809 marca un hito tanto en la historia de nuestro país como en la de América. Este levantamiento contribuyó para derrocar al poder español. Quito sembró la semilla y los demás pueblos del continente siguieron ese valiente ejemplo.

Toda América era un incendio, cuya chispa original brotó del valeroso pecho de los hijos de Quito. El 18 de Abril de 1810 lanza su grito de independencia Caracas, el 25 de Mayo se rebela Buenos Aires, Bogotá el 20 de Julio, México el 16 de Septiembre y Santiago de Chile, el 18 del mismo mes.

Este movimiento americanista estuvo alentado por un hombre extraordinario, sociólogo, humanista, que dio brillantez al mundo intelectual del siglo XVIII, Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

El 10 de Agosto de 1809 es una fecha que recordamos con mucho orgullo y patriotismo.

Varios fueron los factores que incidieron en el ideal libertario de los patriotas del 10 de Agosto de 1809.

La causa inmediata de la independencia hispanoamericana fue la crisis de la monarquía española, provocada por la invasión de Napoleón a España (1808). Apenas las noticias de esos acontecimientos fueron llegando a sus oídos, las clases dirigentes quiteñas comenzaron a analizar las diversas y confusas implicaciones de los acontecimientos de España y decidieron que había llegado el momento de tomar el poder en sus propias manos, antes de Lima o Bogotá.

El inicio del plan
Desde los últimos meses del año de 1808, un grupo de patriotas se reunía alternadamente en casa de distintos ciudadanos comprometidos con la revolución.

Hacia la independencia Juan de Dios Morales fue cerebro del movimiento, alma y enérgico brazo revolucionario; veamos lo que sucedió en aquellos días:

El martes 7 de agosto de 1809, los compatriotas se reunieron en casa de don Xavier Ascázubi para redactar el acta de la revolución.
El miércoles 8 de agosto, se reunieron nuevamente en la misma casa para resolver entre todos el golpe revolucionario, sin embargo por no haber la concurrencia necesaria decidieron citarse en la casa de Manuela Cañizares.

Efectivamente en la noche del 9 de agosto hubo gran actividad de los patriotas y pueblo en general de Quito; desde los más recónditos lugares de la ciudad y al amparo de las sombras de la noche llegaron a la sala de doña Manuela Cañizares ubicada en la parroquia El Sagrario, junto a la Catedral Metropolitana de Quito, aparentando una reunión social.

Los patriotas se constituyeron en asamblea y procedieron a la organización de una Junta Soberana de Gobierno; luego de mucho discutir sobre el golpe revolucionario, los comprometidos no llegaron a un acuerdo, por lo que algunos empezaron a abandonar el local de dicha reunión, decepcionados por la falta de unidad de criterios.

Entonces es cuando Manuela Cañizares, indignada toma su puñal en la mano y se para en la puerta de su casa, para evitar que los comprometidos abandonen el lugar y den un paso atrás de su decisión libertaria.

Manuela les gritó con voz firme y decidida como un pregón de fuego inicial: "¡Cobardes! ¡Hombres nacidos para la servidumbre! ¿De qué tenéis miedo? ¡No hay tiempo que perder!".

Los patriotas admirados por la actitud de tan valerosa mujer vuelven a reunirse en la sala y deciden lanzar el grito de independencia en la alborada del nuevo día.

Allí redactan un acta de revolución, designando a cada uno de los patriotas sus sectores y responsabilidades.
A las 2 de la madrugada quedó constituida el acta y se puso en marcha inmediatamente el plan.

La asamblea procedió a la organización de una Junta Soberana de Gobierno, en la que resultó elegido presidente Juan Pío Montúfar, marqués de Selva Alegre; vicepresidente el obispo Dr. José Cuero y Caicedo; secretario de Estado, de lo Interior, Dr. Juan de Dios Morales; de Gracia y Justicia, Manuel Quiroga; de Hacienda, don Juan Larrea.

Al día siguiente, 10 de agosto de 1809, a las 05:00, el Dr. Antonio Ante conducía personalmente un oficio de la Junta Soberana de Quito para el presidente de la Real Audiencia, don Manuel Urriez, Conde Ruiz de Castilla, explicándole que había cesado en sus funciones y dándole a conocer los motivos de la transformación política.

Enseguida la guarnición comandada por don Juan Salinas salió a la plaza principal dando vivas a la Junta Soberana de Gobierno.

Asimismo, al amanecer eran capturados los comandantes de la plaza Bruno Rezua y Joaquín Villaesperanza. Los doctores Morales y Quiroga concurrían a los domicilios de los marqueses de Solanda, de Villaorellana y de Miraflores para hacerles conocer el éxito de la revolución.

Fueron enviados mensajeros a las haciendas de "El Obraje" para solicitar la presencia del Marqués de Selva Alegre.

El acta de la independencia
Pocos días después del levantamiento se convocó a un Cabildo abierto, el 16 de agosto de 1809, que se celebró en la sala capitular del convento de San Agustín, donde concurrieron nobles y ricos como diputados de los diversos sectores de Quito, lugar en el que nació la libertad americana, allí se firmó el acta de independencia de Quito.

Aquel majestuoso día el Marqués de Selva Alegre leyó la proclama constitutiva de la primera Junta Soberana. Por primera vez en esta fecha se enunció la supremacía del pueblo, se fraternizó con las clases bajas y, también por vez primera, ascendían llenos de luz reivindicadora los derechos del hombre.

Mensaje editado por dracula21

Senior
Mensajes: 800
Registrado: ‎08-24-2001

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

ACTA DE LA INDEPENDENCIA DE QUITO (1809)

Imagen del Acta de la Independencia

Nota ampliatoria de la presente Declaración

El 10 de Agosto de 1809 se considera como el de inicio de la independencia de lo que hoy es Ecuador. En Quito, cuando los criollos se revelaron contra el presidente Ruiz de Castilla, declararon insubsistente el gobierno de la Audiencia, y crearon una Junta de Gobierno. Los diputados barriales que participaron en los sucesos del 10 de Agosto de 1809, suscribieron una acta en la que confirmaban la rebelión y organizaban de manera diferente la administración. En este documento se insinúa también una invitación a otras ciudades para aliarse voluntariamente con el fin de conformar un Gobierno Supremo Interino que represente a Fernando VII, mientras se recupere su libertad.

Nos, los infrascritos diputados del pueblo, atendidas las presentes críticas circunstancias de la nación, declaramos solemnemente haber cesado en sus funciones los magistrados actuales de esta capital y sus provincias; en su virtud, los del barrio del centro o Catedral, elegimos y nombramos por representantes de el a los Marqueses de Selva Alegre y Solanda, y lo firmamos. Manuel de Angulo, Antonio Pineda, Manuel Cevallos, Joaquín de la Barrera, Vicente Paredes, Juan Ante y Valencia. Los del barrio de San Sabastián elegimos y nombramos por representante de él a don Manuel Zambrano, y lo firmamos, Nicolás Vélez, Francisco Romero, Juan Pino, Lorenzo Romero, Manuel Romero, Miguel Donoso.

Los del barrio de San Roque elegimos y nombramos por representante de él al Marqués de Villa Orellana, y lo firmamos. José Rivadeneira, Ramón Puente, Antonio Bustamante, José Alvarez, Diego Mideros.

Los del barrio de San Blas elegimos y nombramos por representante de él a don Manuel de Larrea y lo firmamos. Juan Coello, Gregorio Flor de la Bastida, José Ponce, Mariano Villalobos, José Bosmediano, Juan Unigarro y Bonilla. Los del barrio de Santa Bárbara elegimos y nombramos representante de él al Marqués de Miraflores y lo firmamos. Ramón Maldonado, Luis Vargas, Cristóbal Garcés, Toribio Ortega, Tadeo Antonio Arellano, Antonio de Sierra. Los del barrio de San Marcos elegimos y nombramos por represente de él a don Manuel Matheu y lo firmamos. Francisco Javier Ascázubi, José Padilla, Nicolás Vélez, Nicolás Jiménez, Francisco Villalobos, Juan Barreto. Declaramos que los antedichos individuos unidos con los representantes de los Cabildos de las provincias sujetas actualmente a esta gobernación y las que se unan voluntariamente a ella en lo sucesivo, como son Guayaquil, Popayán, Pasto, Barbacoas y Panamá que ahora dependen de los Virreinatos de Lima y Santa Fe, las cuales se procurará atraer, compondrán una Junta Suprema que gobernará interinamente a nombre y como representante de nuestro legítimo soberano, el señor don Fernando Séptimo, y mientras su Majestad recupere la Península o viniere a imperar en América, elegimos y nombramos por Ministros o Secretarios de Estado a don Juan de Dios Morales, don Manuel Quiroga y don Juan de Larrea, al primero para el despacho de los Negocios extranjeros y de la Guerra, el segundo para el de Gracia y Justicia y el tercero para el de Hacienda; los cuales como tales serán individuos natos de la Junta Suprema. Esta tendrá un Secretario Particular con voto y nombramos de tal a don Vicente Alvarez.

Elegimos y nombramos por Presidente de ella al Marqués de Selva Alegre. La Junta como representante del Monarca tendrá el tratamiento de Majestad; su Presidente el de Alteza Serenísima; y sus Vocales el de Excelencia, menos el Secretario Particular a quien se le dará el de Señoría. El Presidente tendrá por ahora y mientras se organizan las rentas del estado seis mil pesos de sueldo anual, dos mil cada vocal y mil el Secretario Particular. Prestará juramento solemne de obediencia y fidelidad al Rey en la Catedral inmediatamente y lo hará prestar a todos los cuerpos constituidos así eclesiásticos como seculares. Sostendrá la pureza de la religión, los derechos del Rey, y los de la patria y hará guerra mortal a todos sus enemigos, principalmente franceses, valiéndose de cuantos medios y arbitrios honestos le sugiriesen el valor y la prudencia para lograr el triunfo. Al efecto y siendo absolutamente necesario una fuerza militar competente para mantener el Reino en respeto, se levantará prontamente una falange compuesta de tres batallones de infantería sobre el pie de ordenanza y montada la primera compañía de granaderos; quedando por consiguiente reformadas las dos de infantería y el piquete de dragones actuales. El jefe de la falange será Coronel y nombramos tal a Don Juan Salinas, a quien la Junta hará reconocer inmediatamente. Nombramos de Auditor General de Guerra, con honores de Teniente Coronel, tratamiento de Señoría y mil quinientos pesos de sueldo a don Juan Pablo Arenas y la Junta le hará reconocer. El Coronel hará las propuestas de los oficiales, los nombrará la Junta, expedirá sus patentes y las dará gratis el Secretario de la Guerra. Para que la falange sirva gustosa y no le falte lo necesario, se aumentará la tercera parte sobre el sueldo actual desde soldado arriba. Para la más pronta y recta administración de justicia, creamos un Senado de ella compuesto de dos Salas Civil y Criminal con tratamiento de Alteza. Tendrá a su cabeza un Gobernador con dos mil pesos de sueldo y tratamiento de Usía Ilustrísima. La sala de lo Criminal un Regente subordinado al Gobernador, con dos mil pesos de sueldo y tratamiento de Señoría; los demás Ministros con el mismo tratamiento y mil quinientos pesos de sueldo; agregándose un Protector General de Indios con honores y sueldo de Senador. El Alguacil Mayor con tratamiento y sus antiguos emolumentos. Elegimos y nombramos tales en la forma siguiente: Sala de lo Civil, Gobernador don José Javier Ascázubi, Decano, don Pedro Jacinto Escobar, don José Salvador, don Ignacio Tenorio, don Bernardo de León, Fiscal, don Mariano Merizalde. Sala de lo Criminal, Regente don Felipe Fuertes Amar, Decano, don Luis Quijano, Senadores, don José del Corral, don Víctor de San Miguel, don Salvador Murgueitio, Fiscal, don Francisco Xavier de Salazar. Protector General, don Tomás Arechaga, Alguacil Mayor, don Antonio Solano de la Sala. Si alguno de los sujetos nombrados por esta soberana diputación renunciare el encargo sin justa y legítima causa, la Junta le admitirá la renuncia, si lo tuviere por conveniente, pero se le advertirá antes que será reputado como tal mal patriota y vasallo y excluido para siempre de todo empleo público. El que disputare la legitimidad de la Junta Suprema constituida por esta acta tendrá toda libertad bajo la salvaguardia de las leyes de presentar por escrito sus fundamentos y una vez que se declaren fútiles, ratificada que sea la autoridad que le es conferida, se le intimará a prestar obediencia, lo que no haciendo se le tendrá y tratará como reo de estado.

Dado y firmado en el Palacio Real de Quito, a diez de Agosto de mil ochocientos nueve, Manuel de Angulo, Antonio Pineda, Manuel Cevallos, Joaquín de la Barrera, Vicente Paredes, Juan Ante y Valencia, Nicolás Vélez, Francisco Romero, Juan Pino, Lorenzo Romero, Manuel Romero, Miguel Donoso, José Rivadeneira, Ramón Puente, Antonio Bustamante, José Alvarez, Juan Coello, Gregorio Flor de la Bastida, José Ponce, Mariano Villalobos, Diego Mideros, Vicente Melo, José Ponce, José Bosmediano, Juan Unigarro y Bonilla, Ramón Maldonado, Luis Vargas, Cristóbal Garcés, Toribio Ortega, Tadeo Antonio Arellano, Antonio de Sierra, Francisco Javier de Ascázubi, José Padilla, Nicolás Jiménez, Francisco Villalobos, Juan Barreto.
Senior
Mensajes: 800
Registrado: ‎08-24-2001

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

Arriba copié el texto completo del acta de independencia que al final del primer párrafo dice lo siguiente:

"En este documento se insinúa también una invitación a otras ciudades para aliarse voluntariamente con el fin de conformar un Gobierno Supremo Interino que represente a Fernando VII, mientras se recupere su libertad."

Esta clarísimo que la intención del movimiento era seguir bajo la tutela de Fernando VII, por lo tanto no hubo tal intención independentista.

En otro párrafo lo dice expresamente:

"compondrán una Junta Suprema que gobernará interinamente a nombre y como representante de nuestro legítimo soberano, el señor don Fernando Séptimo, y mientras su Majestad recupere la Península o viniere a imperar en América, elegimos y nombramos por Ministros o Secretarios de Estado a don Juan de Dios Morales, don Manuel Quiroga y don Juan de Larrea, al primero para el despacho de los Negocios extranjeros y de la Guerra, el segundo para el de Gracia y Justicia y el tercero para el de Hacienda; los cuales como tales serán individuos natos de la Junta Suprema."

Expresamente señala que la junta es interina y reconoce a Fernando VII como legítimo soberano.

LA LLAMADA INDEPENDENCIA DEL 10 DE AGOSTO DE 1809 ES UNA MENTIRA.
Senior
Mensajes: 800
Registrado: ‎08-24-2001

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

Es más, si leemos el acta cuidadosamente podemos ver que NUNCA se habló de independencia en ella.
Cristal
corazondemelon1
Mensajes: 7,321
Registrado: ‎01-25-2004

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

GRACIAS POR LA HISTORIA AMIGOS !!!  

:cara_yes:

FELIZ 10 DE AGOSTO - PRIMER GRITO

DE LA INDEPENDENCIA !!!

:cara_corazonensobre:  

 QUE VIVA ECUADOR !!!

:cara_copa: 

 

 

"LA FELICIDAD SE CONSTRUYE CON SUEÑOS
QUE NO HAGAN DAÑO A OTROS SEMEJANTES."
Bronze
arobles65
Mensajes: 3,593
Registrado: ‎10-05-2002

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!

:cara_yes:

Escrito por dracula21:

El 10 de Agosto de 1809 marca un hito tanto en la historia de nuestro país como en la de América. Este levantamiento contribuyó para derrocar al poder español. Quito sembró la semilla y los demás pueblos del continente siguieron ese valiente ejemplo.

Toda América era un incendio, cuya chispa original brotó del valeroso pecho de los hijos de Quito. El 18 de Abril de 1810 lanza su grito de independencia Caracas, el 25 de Mayo se rebela Buenos Aires, Bogotá el 20 de Julio, México el 16 de Septiembre y Santiago de Chile, el 18 del mismo mes.

Este movimiento americanista estuvo alentado por un hombre extraordinario, sociólogo, humanista, que dio brillantez al mundo intelectual del siglo XVIII, Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

El 10 de Agosto de 1809 es una fecha que recordamos con mucho orgullo y patriotismo.

Varios fueron los factores que incidieron en el ideal libertario de los patriotas del 10 de Agosto de 1809.

La causa inmediata de la independencia hispanoamericana fue la crisis de la monarquía española, provocada por la invasión de Napoleón a España (1808). Apenas las noticias de esos acontecimientos fueron llegando a sus oídos, las clases dirigentes quiteñas comenzaron a analizar las diversas y confusas implicaciones de los acontecimientos de España y decidieron que había llegado el momento de tomar el poder en sus propias manos, antes de Lima o Bogotá.

El inicio del plan
Desde los últimos meses del año de 1808, un grupo de patriotas se reunía alternadamente en casa de distintos ciudadanos comprometidos con la revolución.

Hacia la independencia Juan de Dios Morales fue cerebro del movimiento, alma y enérgico brazo revolucionario; veamos lo que sucedió en aquellos días:

El martes 7 de agosto de 1809, los compatriotas se reunieron en casa de don Xavier Ascázubi para redactar el acta de la revolución.
El miércoles 8 de agosto, se reunieron nuevamente en la misma casa para resolver entre todos el golpe revolucionario, sin embargo por no haber la concurrencia necesaria decidieron citarse en la casa de Manuela Cañizares.

Efectivamente en la noche del 9 de agosto hubo gran actividad de los patriotas y pueblo en general de Quito; desde los más recónditos lugares de la ciudad y al amparo de las sombras de la noche llegaron a la sala de doña Manuela Cañizares ubicada en la parroquia El Sagrario, junto a la Catedral Metropolitana de Quito, aparentando una reunión social.

Los patriotas se constituyeron en asamblea y procedieron a la organización de una Junta Soberana de Gobierno; luego de mucho discutir sobre el golpe revolucionario, los comprometidos no llegaron a un acuerdo, por lo que algunos empezaron a abandonar el local de dicha reunión, decepcionados por la falta de unidad de criterios.

Entonces es cuando Manuela Cañizares, indignada toma su puñal en la mano y se para en la puerta de su casa, para evitar que los comprometidos abandonen el lugar y den un paso atrás de su decisión libertaria.

Manuela les gritó con voz firme y decidida como un pregón de fuego inicial: "¡Cobardes! ¡Hombres nacidos para la servidumbre! ¿De qué tenéis miedo? ¡No hay tiempo que perder!".

Los patriotas admirados por la actitud de tan valerosa mujer vuelven a reunirse en la sala y deciden lanzar el grito de independencia en la alborada del nuevo día.

Allí redactan un acta de revolución, designando a cada uno de los patriotas sus sectores y responsabilidades.
A las 2 de la madrugada quedó constituida el acta y se puso en marcha inmediatamente el plan.

La asamblea procedió a la organización de una Junta Soberana de Gobierno, en la que resultó elegido presidente Juan Pío Montúfar, marqués de Selva Alegre; vicepresidente el obispo Dr. José Cuero y Caicedo; secretario de Estado, de lo Interior, Dr. Juan de Dios Morales; de Gracia y Justicia, Manuel Quiroga; de Hacienda, don Juan Larrea.

Al día siguiente, 10 de agosto de 1809, a las 05:00, el Dr. Antonio Ante conducía personalmente un oficio de la Junta Soberana de Quito para el presidente de la Real Audiencia, don Manuel Urriez, Conde Ruiz de Castilla, explicándole que había cesado en sus funciones y dándole a conocer los motivos de la transformación política.

Enseguida la guarnición comandada por don Juan Salinas salió a la plaza principal dando vivas a la Junta Soberana de Gobierno.

Asimismo, al amanecer eran capturados los comandantes de la plaza Bruno Rezua y Joaquín Villaesperanza. Los doctores Morales y Quiroga concurrían a los domicilios de los marqueses de Solanda, de Villaorellana y de Miraflores para hacerles conocer el éxito de la revolución.

Fueron enviados mensajeros a las haciendas de "El Obraje" para solicitar la presencia del Marqués de Selva Alegre.

El acta de la independencia
Pocos días después del levantamiento se convocó a un Cabildo abierto, el 16 de agosto de 1809, que se celebró en la sala capitular del convento de San Agustín, donde concurrieron nobles y ricos como diputados de los diversos sectores de Quito, lugar en el que nació la libertad americana, allí se firmó el acta de independencia de Quito.

Aquel majestuoso día el Marqués de Selva Alegre leyó la proclama constitutiva de la primera Junta Soberana. Por primera vez en esta fecha se enunció la supremacía del pueblo, se fraternizó con las clases bajas y, también por vez primera, ascendían llenos de luz reivindicadora los derechos del hombre.

Mensaje editado por dracula21






La vida es una doctora.
Cada día nos comunica alguna lección.

Alfonso Robles
Bronze
pitufito26
Mensajes: 3,355
Registrado: ‎06-08-2003

Re: 10 de Agosto de 1809 - Primer Grito de Independencia!