¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por elchinowon:
Image Hosted by ImageShack.us ¡Oops, no volveré a molestar la los crueles mejucanitos!




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por elchinowon:
Image Hosted by ImageShack.us ¡Oops, no volveré a molestar la los crueles mejucanitos!




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por elchinowon:
Image Hosted by ImageShack.us ¡Oops, no volveré a molestar la los crueles mejucanitos!




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.




Papel
mojadohonorio
Mensajes: 1,466
Registrado: ‎09-07-2006

Re: 6 decapitaciones y 6 degollamientos que ocurrieron en Uruapan



Escrito por mojadohonorio:
 
 
 
 
 
 
APATZINGÁN, Mich.- Los tres guatemaltecos -dos eran soldados del Ejército de ese país, pero fueron dados de baja hace siete años- capturados la semana pasada en la entidad revelaron la presencia de un mayor número de sus compatriotas en Michoacán, lo cual mantiene en alerta al Ejército y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los detenidos dijeron a fiscales de la PGR que otros guatemaltecos fueron también contratados para unirse a narcotraficantes de Michoacán y así hacer frente a otros grupos contrincantes en esta entidad, donde libran una guerra los cárteles del Golfo y del Milenio.

Personal destacamentado aquí de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), dependiente de la PGR, espera informes de la ciudad de México para iniciar la búsqueda de otros guatemaltecos que pudieran estar vinculados a los tres detenidos, quienes fueron enviados a las oficinas centrales de la dependencia para su investigación.

Las autoridades tratan también de averiguar si los tres guatemaltecos participaron en las seis decapitaciones y seis degollamientos que ocurrieron hace una semana en Uruapan, en lo que se consideró la mayor jornada de violencia jamás vista en la entidad y cometida por grupos de narcotraficantes que buscan tener el control de las rutas y el mercado de consumo de drogas en la entidad.

Los tres centroamericanos detenidos el pasado domingo aceptaron desde el primer momento de su captura el haber pertenecido al Ejército de Guatemala.

Originalmente se les vinculó como miembros de la brigada de los kaibiles, un grupo militar de esa región al que se señala como responsable de matanzas y abusos contra la población, especialmente indígenas.

Junto con los mexicanos Manuel López Espinoza y Juan Luis Farías Macías, los tres guatemaltecos Luis Hernán Castillo Hernández, Manuel Jiménez o Baudillo Jiménez, así como Víctor Manuel López Espinosa -estos dos últimos ex militares guatemaltecos-, se encargaban de resguardar un arsenal al momento de su captura en el poblado de El Aguaje, en el municipio de Aguililla.

De acuerdo con informes de la PGR, el temor de las autoridades federales y estatales en materia de seguridad se desprende igualmente del hecho de que los guatemaltecos revelaron que ellos cumplirían una labor de "adiestramiento", lo cual se puede traducir en una preparación de tipo paramilitar para miembros de la delincuencia organizada en el estado.

Los centroamericanos, luego de ingresar a México se trasladaron hasta Toluca, estado de México, de donde viajaron a Michoacán para participar en acciones de narcotráfico, aunque no se reveló el cártel o grupo al que se unieron en esta entidad.