Foros de Paises en Univision

¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Cristal
annazo
Mensajes: 5,151
Registrado: ‎05-04-2010
0 Kudos

Lupita Ferrer, intimidada por Dolores del Río

Cuando trabajó con ella y Anthony Quinn, pensaban que no daba la talla

 

Noviembre 12, 2012. Ahora que Lupita Ferrer continúa las grabaciones de Rosa Diamante en la ciudad de México, la actriz recordó momentos significativos de su carrera, al trabajar al lado de una de las divas del país azteca, Dolores del Río, en Los Hijos de Sánchez, cinta en la que también compartió escena con Anthony Quinn.

La venezolana nos explicó lo que significó esto para ella y cómo en su papel de Rosaura Sotomayor, en la telenovela Rosa Diamante, asesora a la joven actriz Carla Hernández, quien debe estar al mismo nivel que ella.  

Lupita, México siempre te ha tratado con mucho cariño?
"Y por eso para mí es muy importante regresar a trabajar a este país, en el que, de cierta forma, me inicié de una forma más internacional. Ya había comenzado en mi nación, en donde era vista como una de las grandes promesas jóvenes, pero llegar a suelo azteca y vivir la última etapa de la época de oro del cine mexicano, fue fascinante. Hice 12 películas en México".

En aquel momento, trabajaste hasta con Dolores del Río?
"Sí, en su última intervención en el cine, en la cual ella la hacía de mi abuela; poco tiempo después falleció. Era una gran dama, una mujer con un aura alrededor de ella, una gran actriz y a la vez noble, sencilla. Fue un placer enorme".

¿Llegaste a sentirte intimidada por ella?
"Bueno, un poco, aunque mi papel era bastante apacible. Con quien me tocó muy fuerte fue con Anthony Quinn. Recuerdo que él tenía muchas dudas conmigo y cuando hacíamos una lectura en Los Ángeles, California, lo noté nervioso con respecto a mí. Yo pensé que debía dar la talla y desde jovencita he sido una actriz con temperamento, porque la actuación no se puede enseñar, tienes que nacer actor; claro que se puede pulir, aprender diferentes técnicas, pero si no se es actor, no se puede hacer de la noche a la mañana".

¿Y qué sucedió con Quinn?
"Pues que me esforcé para hacer lo mejor posible mi papel y cuando él notó que yo intentaba estar a su altura, sentí que me aceptó. En realidad, el era un hombre difícil, no simpático, pero sí fue un gran actor".

Eso debe haberte hecho crecer mucho como actriz?
"Desde luego, y eso es lo que estoy haciendo con Carla Hernández, a quien trato de guiar. Aunque hemos tenido muy pocas escenas juntas, pienso que si la escogieron para un papel tan fuerte es porque los directores vieron talento en ella, porque debe estar a la par mía".

¿Se deja guiar por ti?
"Sí, es muy amable y me lo agradece. Es una chica noble que permite que la asesoren, además de que tiene un coach. Por lo mismo, pienso que realizaremos una gran novela".

Debe ser difícil para Carla tratar de estar al nivel de Lupita?
"Eso tendrás que preguntárselo a ella, pero como siempre digo, las telenovelas no son un monólogo; por eso es difícil, porque son un conjunto de factores. Y en Rosa Diamante estamos enfocados en armar una excelente telenovela".