¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura♦♦COMPLETA

[ Editado ]
ESPERO QUE ESTE LIBRO SEA DE BENDICION EN TU VIDA
PUEDE ESCRIBIR CUALQUIER COMENTARIO DE AYUDA  EN EL TEMA
 
SI ES POSIBLE SUBAN ESTE TEMA
 PARA QUE SEA DE BENDICION PARA OTRAS ESPOSA
 
 
 

PROLOGO

Es un chiste en nuestra casa cada vez que me refiero al número de años que Stormie y yo hemos estado casados. Yo siempre digo: "Han sido veinticinco años maravillosos para mi y veinticinco años infelices para ella". Después de veinticinco años de matrimonio con Sormie, no queda ninguna fase de mi compleja personalidad que ella pueda descubrir. Me ha visto triunfante, fracasado, luchando, temeroso y deprimido y dudando de mi competencia como esposo, padre y músico y también me ha visto enojado con dios porque Él no brinca cuando yo se lo pido. Ella ha sido testigo de milagros, mientras Dios redimía algo de las cenizas en oro. Cada paso del camino ha sido acompañado por sus oraciones y este libro ha sido escrito de sus experiencias a través de los años. Yo no puedo imaginar lo que sería mi vida sin sus oraciones por mi. Me da consuelo y seguridad y también, cumple la misión que el Señor tiene para nosotros de que oremos los unos por los otros y llevemos las cargas los unos de los otros. No se me ocurre una forma mejor en que se pueda amar sinceramente al esposo, que levantándolo en oración con sistemática regularidad. Es un regalo que no tiene precio y que le ayuda a él a experimentar las bendiciones y gracia de Dios.

Stormie, te amo

Tu esposo cubierto en oración Michael.

Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura♦♦

[ Editado ]

EL PODER

Primero que todo permíteme aclara que el poder de una esposa que ora no es una forma de obtener control sobre su esposo ¡así que no te hagas muchas ilusiones! En realidad, es todo lo contrario. Es abandonar todo reclamo de poder en ti y descansar en el poder de dios para transformarte a ti, a tu esposo, tus circunstancias y tu matrimonio. Este poder no se nos da para ser usado como un arma para devolver los golpes a una bestia indomable. Es un medio apacible de restauración apropiada a través de las oraciones de una esposa que desea más hacer lo correcto que tener la razón y dar vida más que vengarse. Es una forma de invitar al poder de Dios a la vida de tu esposo, para su mayor bendición, que al fin es la tuya también.

Cuando mi esposo Michael y yo nos casamos surgieron diferencias entre nosotros, la oración definitivamente no era mi primera opción. En realidad, estaba más cerca de ser el último recurso. Yo traté otros métodos primero, tales como discutir, rogar, no hacer caso, evadir, enfrentar, discutir y por supuesto, el tan conocido tratamiento del silencio, todo con mucho menos que resultados satisfactorios. Me tomó algún tiempo darme cuenta que al orar primero, estos métodos de operación no placenteros, podrían evitarse.

Para cuando leas este libro, Michael y yo tendremos más de un cuarto de siglo de casados. Esto no es menos que milagroso. Por cierto, no es un testimonio de nuestra grandeza, sino a la fidelidad de Dios para contestar oraciones. Confieso que después de todos estos años todavía estoy aprendiendo y no es algo que sucede con facilidad. A pesar de que no tengo mucha práctica de estar haciéndolo tan bien como cuando lo hacía mal, puedo decirles sin reservas que las oraciones trabajan.

Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura♦♦

[ Editado ]

En realidad, yo no aprendí cómo orar por mi esposo hasta que comencé a orar por mis hijos. A medida que obtuve respuestas profundas a la oración por ellos, decidí tratar de ser más específica y ferviente en la oración por él. Pero me di cuenta que orar por los hijos es mucho más fácil. Desde el primer momento en que ponemos nuestros ojos en ellos, deseamos lo mejor para sus vidas, sin condiciones, de todo corazón, sin dudas. Pero con un esposo, a menudo no es tan simple, en especial para alguien que ha estado casada por algún tiempo. Un esposo puede herir tus sentimientos, ser desconsiderado, despreocupado, abusivo, irritante o negligente. El puede decir o hacer cosas que traspasan tu corazón como una astilla. Y cada vez que comienzas a orar por él encuentras la astilla enconada. Es obvio que no puedes orar de la forma en que Dios desea que lo hagas hasta que te deshaces de ella.

Orar por tu esposo no es igual que orar por tus hijos (aunque parezca similar), porque tú no eres la mamá de tu esposo. Nosotros tenemos autoridad sobre nuestros hijos que nos son dados por el señor pero no tenemos autoridad sobre nuestros esposos. Sin embargo, se nos ha dado autoridad "sobre todos los poderes del enemigo" (Luchas 10:19), y se puede hacer mucho daño a los planes del enemigo cuando oramos. Muchas cosas difíciles que suceden en una relación matrimonial son en realidad parte del plan del enemigo, preparado para minar la relación. Pero nosotras podemos decir: "No voy a permitir que nada destruya mi matrimonio".

""No voy a quedarme de pie y mirar a mi esposo que está preocupado, golpeado o destruido"

"No me voy a quedar sin hacer nada, mientras una pared invisible se levanta entre nosotros"

"no permitiré que la confusión, la mala comunicación, las actitudes equivocadas y las decisiones malas erosionen lo que estamos tratando de edificar juntos"

"No voy a tolerar que el dolor y la falta de perdón nos guían al divorcio". Nosotras podemos tomar una postura en contra de cualquier influencia negativa en nuestras relaciones matrimoniales y saber que Dios nos ha dado autoridades su nombre para respaldarnos.

Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura♦♦

[ Editado ]

Tú tienes los medios para establecer un cerco de protección alrededor de tu matrimonio porque Jesús dijo "Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo" (Mateo 18:18). Tu has autorizado en el nombre de Jesús detener el mal y permitir el bien. Tú puedes llevar ante Dios en oración cualquier cosa que controle a tu esposo: alcoholismo, exceso de trabajo, vagancia, depresión, enfermedad, conducta abusiva, ansiedad, temor o fracaso y orar por él para que sea libre de eso.

 

¡UN MOMENTO!

Antes que descartes el matrimonio…

Les confieso que hubo un tiempo en que consideré la seriación o el divorcio. Esta es una confesión vergonzosa porque creo que ninguna de esas opciones es la mejor respuesta para un matrimonio que tiene problemas. Yo creo en la posición de Dios en cuanto al divorcio. El dice que no está bien y que le entristece. Lo último que deseo hacer es entristecer a Dios. Pero sé lo que significa sentir ese desespero que nos impide que hagamos las decisiones correctas y que causa que una persona deje de tratar de hacer lo correcto. Comprendo la tortura de la soledad que te deja con el deseo de cualquier persona mira a tu alma y te vea; he sentido un dolor tan terrible que el temor de morir por causa del mismo, me empujó a buscar el único medio previsible para sobrevivir: escapar de la fuente de agonía. Yo sé cómo se siente considerar actos de desesperación porque no ves ningún futuro. He experimentado tal acumulación de emociones negativas, día tras día, que la separación y el divorcio parecían la única promesa de un alivio placentero.

Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura♦♦

[ Editado ]

El mayor problema que encaré a nuestro matrimonio fue el temperamento de mi esposo. Los únicos que fuimos objeto de su enojo fuimos mis hijos y yo. Él usaba palabras que eran como armas que me dejaban lisiada y paralizada. No estoy diciendo que yo no tenía culpa, al contrario, estaba segura de que tenía tanta culpa como él, pero no sabía qué hacer. Le rogaba a Dios con frecuencia para que hiciera a mi esposo más sensible, menos colérico, más agradable, menos irritable, pero vi pocos cambios. ¡Dios no me estaba escuchando? O ¿favorecía al esposo en lugar de la esposa, como yo sospechaba?

Después de algunos años, con poco cambio, un día clamé desesperada al Señor y le dije "Dios no puedo vivir más así. Yo sé lo que tú has dicho sobre el divorcio, pero no puedo vivir en la misma casa con él. Ayúdame Señor" Me senté en la cama sosteniendo mi Biblia durante horas, mientras luchaba con el deseo de tomar a mis hijos y marcharme. Yo creo que debido a que recurrí a dios con toda honestidad y le hablé sobre cómo me sentía, Él me permitió poder ver en forma exacta y clara cómo sería mi vida si me marchaba: Dónde viviría, cómo me mantendría y cuidaría de los niños, quiénes serían mis amistades y lo pero de todo, cómo la herencia del divorcio afectaría a mi hijo y a mi hija. Fue una imagen tan horrible y triste que no hay palabras para expresarlo. Yo sentía que iba a encontrar algún alivio pero al precio de todo lo que era importante y querido para mi. Supe que no era el plan de Dios para nosotros.

Mientras me encontraba sentada ahí, Dios también puso en mi corazón que si yo rendía voluntariamente mi vida ante su trono, sacaba de mi corazón el deseo de irme, y le entregaba mis necesidades, Él me enseñaría cómo entregar mi vida en oración por Michael, cómo interceder de verdad por él como hijo de Dios, y en el proceso Él revitalizaría mi matrimonio y derramaría sus bendiciones sobre ambos. Estaríamos mejor juntos, si podíamos pasar esto, que lo que hubiéramos podido estar en cualquier momento separados y solos. Él me mostró que Michael estaba atrapado en una red de su pasado que le dejaba incapacitado para ser diferente de lo que era en ese momento, pero Dios me usaría como un instrumento de su liberación si yo se me lo permitía. Dolía decir que sí a esto y lloré mucho pero cuando lo hice, me sentí con esperanza por primera vez en años.

Comencé a orar cada día por Michael, como nunca había orado antes. Vi cuán profundamente herida estaba y lo rencorosa que era con él. Yo no deseo orar por él ni pedirle a Dios que le bendiga. Sólo deseo que Dios golpee su corazón con un rayo y le de convicción de lo cruel que él ha sido, pensé. Tuve que decir una y otra vez "Dios confieso mi falta de perdón hacia mi esposo. Líbrame de todo esto".

Poco a poco, comencé a ver que ocurrían cambios en ambos. Cuando Michael se enojaba, en lugar de reaccionar de forma negativa, oraba por él. Le pedía a dios que me revelara qué estaba causando su enojo. Él lo hizo. Le pregunté qué podía hacer para mejorar las cosas. Él me mostró. El enojo de mi esposo se tornó menos frecuente y se calmaba más rápido. La oración de cada día edificó algo posito. Todavía no hemos llegado a la perfección, pero hemos caminado un gran tramo. No ha sido fácil, sin embargo, estoy convencida de que vale el esfuerzo de caminar a la manera de Dios. Es la única forma de salva un matrimonio.

Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura


Las oraciones de la esposa por su esposo tienen un efecto muyo mayor sobre él que las de cualquier otra persona, aún su madre. (So siento, mamá). Las oraciones de una madre por un hijo, en realidad son fervorosas, pero cuando un hombre se casa, deja a su padre y a su madre y se vuelve uno con su mujer (Mateo 19:5). Ellos son un equipo, una unidad, unidos en espíritu. La fortaleza de un hombre y su esposa, unidos en la presencia de Dios es mucho mayor que la suma de fuerzas de cada uno de ellos de forma individual. Esto es porque el Espíritu Santo les une y añade poder a sus oraciones.



Por eso es que hay tanto en juego si no oramos. ¿Pues imagínate orar por el lado derecho de su cuerpo y no por el izquierdo? Si el lado derecho no está sostenido y protegido y se cae, va a traer consigo al lado izquierdo. Lo mismo sucede entre tu esposo y tú. Si oras por ti y por él no, nunca encontrarás las bendiciones que deseas y el cumplimiento de ellas. Lo que suceda a él, te sucede a ti y no puedes evitarlo.



Esta unidad nos da un poder que al enemigo no le gusta. Debido a esto él busca la manera de debilitarla. Él nos da cualquier osa que nos haga caer, ya sea autoestima baja, orgullo, la necesidad de tener la razón, mala comunicación o rendirnos a nuestros deseos egoístas. Él te dirá mentiras como "Nada va cambiar nunca". "Tus fracasos son irreparables". "No hay esperanza para la reconciliación". "Tú vas a ser más feliz con otra persona". "Él te va decir lo que tú quieras creer, porque él sabe que si puede hacer que tú lo creas, no existe futuro para tu matrimonio. Si crees suficientes mentiras, con el tiempo tu corazón se endurecerá en contra de la verdad de Dios.



En cada matrimonio roto, hay por lo menos una persona cuyo corazón está endurecido contra Dios. Cuando el corazón se endurece no hay visión de la perspectiva de Dios. Cuando somos desdichados en el matrimonio, sentimos que cualquier cosa será mejor que lo que estamos experimentando. Pero no vemos toda la imagen. Sólo vemos la forma en que está, no la forma en que Dios desea que esté. Sin embargo, cuando oramos nuestros corazones se vuelven suaves para Dios y recibimos una visión. Vemos que hay esperanza. Tenemos la fe de que Él restaurará todo lo que sido devorado, destruido y comido del matrimonio. "Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas" (Joel 2:25). Nosotros podemos confiar en que Él se llevará el dolor, la desesperanza, la dureza y la falta de perdón. Somos capaces de ver su habilidad para resucitar el amor y la vida de los lugares muertos.



Imagínese el gozo de María Magdalena cuando fue a la tumba de Jesús, la mañana siguiente, después que él había sido crucificado, y encontró que Él no estaba, después de todo, muerto; sino que había sido resucitado por el poder de Dios. El gozo de ver que algo muerto, sin esperanza, es traído a la vida, es el gozo mayor que podemos conocer. El poder que resucitó a Jesús es el mismo poder que resucitará lo que está muerto en tu matrimonio y podrán vida de nuevo en ello. "con su poder Dios resucitó al Señor, y nos resucitará también a nosotros" (1Corintios 6:14). Es el único poder que puede hacerlo. Pero esto no sucede sin corazón para Dios que esté dispuesto a luchar en oración, crecer durante los tiempos difíciles y esperar por el amor que sea resucitado. Tenemos que pasar por el dolor para llegar al gozo.


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura



Tienes que decidir si deseas que tu matrimonio funciones, y si lo deseas suficiente como para hacer cualquier cosa que sea necesaria, dentro de los parámetros saludables, APRA que se haga realidad. tienes que creer que tu parte de la relación ha sido consumida por el dolor, la indiferencia y el egoísmo puede ser restaurada, y confiar que lo que te ha plagado, cosas como el abuso, muerte de un hijo, infidelidad, pobreza, pérdida, enfermedades catastróficas o accidentes, pueden ser librados de sus garras de muerte. Debes determinar que todo lo que les está consumiendo a ti y a tu esposo, cosas como el exceso de trabajo, alcoholismo, uso de drogas o depresión, pueden ser destruidos. tiene que saber que cualquier cosa que haya afectado tus relaciones callada y furtivamente hasta lograr no ser percibida como una amenaza hasta que se hace evidente, puede ser removida; cosas tales como hacer ídolos de la profesión, de tus sueños, de tus hijos, o tus deseos egoístas. Tienes que confiar que Dios es lo suficientemente grande como para cumplir todo esto y más.





Si despiertas una mañana con un extraño en tu cama, y es tu esposo; si experimentas un alejamiento silencioso de las vidas de ambos que lesiona toda conexión emocional; si percibes un implacable desgaste del amor y la esperanza, si tu relación se encuentra en un abismo sin fondo de dolor y enojo tal que cada día te lanza a un nivel desesperación más profundo; si cada palabra que se dice, produce una zanja más grande entre ustedes hasta que se convierte en una barrera impenetrable que les mantiene separados a millas de distancia, vive convencida de que ninguna de las cosas mencionadas anteriormente es la voluntada de Dios para tu vida. La voluntad de Dios es derrumbar todas estas barreras y sacarte de ese abismo. Él puede sanar las heridas y traer de nuevo amor a tu corazón. Nada ni nadie más puede hacerlo.





Pero tú tienes que levantarte y decir: "Señor, oro porque finalice este conflicto y que se rompa lo que mantiene la contienda en nosotros. Quítanos el dolor y la armadura que nos hemos puesto para protegernos. Sácanos del abismo del resentimiento. Habla a través de nosotros para que nuestras palabras reflejen tu amor, paz y reconciliación. Derrumba esta pared entre nosotros y enséñanos cómo caminar por encima de ella. Capacítanos para levantarnos de esta parálisis y movernos en la sanidad y salud que tu tienes para nosotros".





No des por perdido tu matrimonio. Pídele a Dios que te dé un esposo nuevo. Él es poderoso para tomar ese que tienes y hacerlo una nueva criatura en Cristo. Los cónyuges no están destinados a discutir, a estar separados emocionalmente, a vivir en muerte matrimonial ser infelices o divorciados. Nosotros tenemos el poder de Dios de nuestro lado. No tenemos que dejar nuestro matrimonio a la suerte. Podemos luchar por ello en oración y o rendirnos, porque mientras estemos orando, hay esperanza. Con Dios, nada está tan muerto como aparenta. Ni siquiera tus propios sentimientos.




((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura

[ Editado ]


¿Qué ACERCA DE MI?





YO TAMBIÉN NECESITO ORACIÓN





Es natural entrar en esta aventura de oración preguntándose si tu esposo en algún momento estará orando por ti de la misma forma en que tu lo haces por él. Esto con seguridad sería tremendo, pero no cuentes con ello. El orar por tu esposo será un acto de amor y sacrificio, sin egoísmos e incondicionalmente por tu parte. Tienes que estar dispuesta a hacer este compromiso sabiendo que es posible, e incluso muy probable, que él nunca ore por ti de la misma manera. En algunos casos, puede que él no ore por ti. Tú puedes pedírselo y orar por él para que ore por ti, pero no puedes demandárselo. A pesar de lo que suceda, ya sea que él lo haga o n, ese no es tu problema, es de Dios. Así que líbralo de esa obligación. Si él no ora por ti, de todas formas él pierde más que tú. Tu felicidad y que te sientas realidad no dependerá de si él ora, sino de tu propia relación con el Señor. Sí, las esposas necesitan oración también; pero estoy convencida de que no debemos depender de nuestros esposos para que sean los únicos proveedores de ellas. dE hecho, trata de que esposo sea el dedicado compañero de oraciones pudiera ser una trampa para el fracaso y el desaliento de ambos.





Aprendí que lo mejor para nuestro matrimonio era que yo tuviera mujeres compañeras de oración con las que oraba cada semana. Ahora, creo que esto es vital para cualquier matrimonio. Si puedes encontrar a dos o más mujeres, fuertes, llenas de fe en las que puedas confiar plenamente y con quienes puedas compartir los deseos de tu corazón, prepara un tiempo de oración semanal con ellas. VA a cambiar tu vida. Esto no significa que tienes que decirles todo en cuanto a tu esposo o exponer los detalles privados de su vida. El propósito es pedirle a Dios que prepare bien corazón, que te muestre cómo ser una buena esposa, compartir las cargas de tu alma, y buscar las bendiciones de Dios para tu esposo.





Por supuesto, si existe un asunto con consecuencias serias y puedes confiar en tus compañeras de oración para hablarles de tu petición, por supuesto, debes hacerlo. He visto a muchos matrimonios terminar separados o divorciados porque los cónyuges fueron muy orgullosos o temerosos de compartir sus problemas con alguien que pudiera orar por ellos. Continuaron mostrando que todo estaba bien y de improviso un día el matrimonio había terminado. Asegúrate de enfatizar lo confidencial que es lo que estás compartiendo con tus compañeras de oración, pero no tires a un lado el matrimonio porque tienes temor de orar por él con otras personas. Si tiene una compañera de oración que no puede guardar un secreto, busca a alguien con más sabiduría, sensibilidad y madurez espiritual.





Aún sin compañeras de oración o un esposo que ore, cuando tú oras fervientemente verás que las cosas suceden. Antes que tus oraciones sean contestadas habrá bendiciones de parte de Dios que vendrá a ti solo porque estás orando. Esto es porque ha pasado tiempo en la presencia de Dios, donde comienza todas las transformaciones que perduran.





Mensaje editado por cenicientar707


((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura


UNA ORACIÓN A LA VEZ



NO te abrumes por las muchas maneras que hay para orar por tu esposo. No es necesario hacerlo todo un día, una semana, o incluso un mes. Deja que las sugerencias que aparecen en este libro te sirvan de guía y luego ora para que el Espíritu Santo te dirija. Donde hay temas difíciles y necesitas dar un paso hacia delante, el ayuno hará de tus oraciones algo más efectivo. También, usar las Escrituras para orar por tu esposo es algo poderoso. Eso es lo que he hecho en las oraciones al final de cada capítulo, siempre que veas una referencia de la escritura.



Sobre todo, no des lugar a la impaciencia; ver las respuestas a tus oraciones puede tomar tiempo, en especial si tu matrimonio tiene heridas profundas o sufre tensión. Sé paciente para preservar y esperar en Dios para recibir sanidad. Mantén presente que ustedes dos son personas imperfectas. Solo el señor es perfecto. Pon tu mirada en Dios como la fuente de todo lo que deseas que suceda en tu matrimonio, y no te preocupes de cómo sucederá. Orar es tu responsabilidad. Responder es el trabajo de Dios. Déjalo en sus manos.


CAPÍTULO UNO



SU ESPOSA



Lo difícil de ser una esposa que ora, exceptuando el tiempo sacrificado, es mantener un corazón puro. Tiene que estar limpio delante de Dios para que puedas ver buenos resultados. Por este motivo es que orar por el esposo tiene que comenzar con la oración por su esposa. Si tu tienes resentimientos, enojo, falta de perdón, o una actitud impura, aunque haya un buen motivo para ello, tendrás dificultada para ver respuesta a tus oraciones. Pero si puedes entregarle esos sentimientos a Dios con toda honestidad y luego moverte en oración, no hay nada que pueda cambiar más dramáticamente el matrimonio. En ocasiones las esposas sabotean sus propias oraciones porque no oran con un corazón correcto. Esto me tomó un tiempo comprenderlo.



((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))

Platino Brillante
cenicientar707
Mensajes: 18,689
Registrado: ‎01-21-2006

Re: EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA (libro) Lectura


Mi oración favorita de dos palabras



Me gustaría poder decir que he estado orando con regularidad por mi esposo desde el principio de mi matrimonio hasta ahora. No lo he hecho. Al menos no como lo sugiero en este libro. He orado, las oraciones han sido cortas: "Protégelo, Señor". Eran directas: "Salva nuestro matrimonio". Pero con más frecuencia, mi oración favorita de dos palabras era: "Cámbialo, Señor".



Al principio de nuestro matrimonio, yo era una nueva creyente que salía de una vida de gran atadura y error y tenía mucho que aprender sobre el poder de Dios para librar y restaurar. Pensé que me había casado con un hombre que estaba cerca de la perfección, y lo que no era perfecto era simpático. A medida que pasó el tiempo, lo simpático se convirtió en irritante y lo perfecto se convirtió en una perfección que atolondraba. Decidí que lo que más me irritaba de él tenía que cambiar y entonces todo estaría bien.



Me tomó unos cuantos años comprender que mi esposo nunca iba a ajustarse a mi imagen; y unos años más para comprender que no podía hacerlo cambiar de ninguna manera. De hecho, no fue hasta que comencé a dirigirme a Dios con lo que me molestaba, que comencé a notar alguna diferencia. Y entonces, no sucedió de la manera como yo pensaba que sucedería. Yo fui la persona en la que Dios trabajo primero, yo comencé a cambiar. Mi corazón tuvo que ser ablandado, humillado, apaleado, moldeado y reconstruido antes de Él ni siquiera comenzara a trabajar en mi esposo. Yo tuve que aprender a ver las cosas de acuerdo a la manera en que Dios las veía, no como yo pensaba que debían ser.



Con el tiempo comprendí que es imposible entregarnos a la oración por el esposo sin primero examinar nuestro propio corazón. No podía ir a Dios y esperar respuesta a la oración sino perdonaba y guardaba amargura y resentimiento. No podía orar mi oración favorita de dos palabras sin asegurarme que en lo más recóndito de mi alma, había orado primero la oración de dos palabras favoritas de Dios: "Cámbiame, Señor"



((¯`·.¸¸.·♥REFLEXIONES Y MAS♥.¸¸.·´¯))