¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Acero
hgo1939
Mensajes: 2,203
Registrado: ‎08-25-2001
0 Kudos

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

Renovados por la práctica de la palabra

Semana 1 – El reino se ha acercado

Jueves

Leer con oración:

Mt 16:23-24; 21:13; 24:1-2; Jn 2:13-22; 1 Co 3:1-2.

“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. (1 Co 2:14-15).

DEJAR DE SERVIR AL SEÑOR

SEGÚN NUESTROS CONCEPTOS

Es común, aun después de ser salvos, que nuestra vida del alma se manifieste en forma de opiniones emanadas de nuestro hombre natural (Mt 16:24; cfr. 1 Co 2:13-14; 3:1-2). Aunque no nos damos cuenta, esas opiniones son un impedimento para el mover de Dios (Mt 13:23). Necesitamos dejar que la vida de Dios nos gobierne en todo, de lo contrario inventaremos nuestra propia manera de servir a Dios con conceptos, tradiciones y religiosidad, provenientes de nuestro ser caído.

En Juan (2:13-17), vemos que los judíos desarrollaron una manera peculiar de servir a Dios. Algunos de ellos, al observar que el transporte de animales para el sacrificio era incomodo y trabajoso para el pueblo, decidieron venderlos allí mismo en el templo. En ese escenario, se hizo necesario que hubiera cambistas puesto que muchos venían de otra regiones y traían monedas diferentes. De esta manera, el templo, que debía ser una casa de oración, fue tomado completamente por el comercio, transformándose en una cueva de ladrones. Por eso el Señor expulso de allí a los que vendían y compraban, volcando la mesa de los cambistas (Mt 21:12-13).

Tras ese incidente, los judíos le preguntaron: “¿Que señal nos muestras, ya que haces esto?” (Jn 2:18). A lo que Jesús les respondió: “Destruid este templo, y en tres días lo levantare (v.19). Por aun vivir en sus conceptos naturales, ellos no lograron entender, en aquel momento, que el Señor se refería a la muerte de Su cuerpo físico (el verdadero santuario de Dios) y a Su resurrección al tercer día.

En otra ocasión, los discípulos se acercaron al Señor para mostrarle los edificios del templo, admirados por su arquitectura (Mt 24:1; Mr 13:1; Lc 21:5). Pero el Señor les dijo: “¿Ved todo esto?” De cierto os digo, que no quedara aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada” (Mt 24:2). En esa oportunidad El se refería a la destrucción del templo físico de Jerusalén por el general romano Tito. Incluso al ser interrogado por los discípulos sobre las señales de Su venida y de la consumación del siglo, el Señor les hablo sobre eventos como guerras, hambres, terremotos, falsos profetas, es decir, el principio de dolores que vendría sobre la tierra, provocando un gran caos, pero El mismo dijo: “Mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aun no es el fin” (v.6). Todas las calamidades y conflictos actuales que están ocurriendo entre las naciones son causadas por Satanás, el príncipe que gobierna el mundo (Jn 12:31; 14:30).

Sin embargo para que venga el fin, para que el Señor vuelva, es necesario que prediquemos el evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones (Mt 24:14). Entonces el Señor volverá y traerá Su reino. Esta es nuestra gran esperanza, la que nos da las fuerzas para invocar Su nombre, negar la vida del alma y llegar a ser vencedores. Si bien estamos esperando al Señor, si ponemos atención a los detalles de esta profecía, constataremos que El nos está esperando. Frente a esto, necesitamos cumplir la comisión que Dios nos dio, predicando no solo el evangelio de la gracia a los pecadores, sino también el evangelio del reino a los hijos de Dios que aun no tienen clara la necesidad de crecer en la vida divina para reinar con Cristo en el mundo venidero.

 

Punto clave: ¡Cumplir nuestra comisión para que el Señor venga.

Pregunta: ¿Cuál es nuestra esperanza y que es necesario para que esta se cumpla?

 

 

 

 

 

 

 

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

Renovados por la práctica de la palabra

Semana 1 – El reino se ha acercado

Viernes

Leer con oración:

He 2:5; Ap 5:10; 14:18-20; 16:13-16

“Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra” (Ap 11:18).

LA BATALLA DE ARMAGEDON

Y EL EVANGELIO DEL REINO

            Si queremos que el Señor vuelva, necesitamos predicar el evangelio del reino. Este evangelio tiene como objetivo el crecimiento espiritual de los hijos de Dios. Mientras más hijos de Dios busquen el crecimiento en la vida divina, mayor será el número de gobernantes que habrá para el mundo venidero. Si tomamos como referencia el número de países y sus innumerables gobernantes, deducimos que, para componer el gobierno del mundo venidero, muchos hijos de Dios tendrán que madurar para reinar sobre la tierra (Ap 5:10).

            La Biblia revela que, después de la batalla de Armagedón, todos los gobiernos del mundo presente llegaran a su fin. En esa batalla, todos los lideres serán reunidos en el lagar de la ira de Dios (16:13-16). Puesto que ellos no se arrepentirán, sino que serán seducidos por los espíritus inmundos que salen de la boca del dragón, de la boca de la bestia y el falso profeta, serán destruidos por el Señor y pisados por El en un gran lagar. La extensión de la sangre derramada llegara a la altura de los frenos de los caballos (14:18-20).

            Como lo mencionamos anteriormente, para gobernar el mundo venidero es necesario usar medios eficaces para la propagación del evangelio del reino y, de ese modo, mas hijos de Dios serán alcanzados y tendrán la oportunidad de crecer y madurar para gobernar con El a las naciones durante el milenio.

            El BooKafé es una de las herramientas que hemos usado para este fin, ofreciendo un lugar acogedor donde los hijos de Dios son contactados y despertados, por medio de los libros, a vivir la vida normal de la iglesia; de esa manera, ellos pueden recibir el suministro de vida suficiente para crecer y madurar. Así mismo, las sucursales del BooKafé extendidas en nuestras ciudades y poblados pueden ser usadas como locales de reunión, no solo por nosotros, sino para la comunión con todos los hijos de Dios.

            Otra herramienta muy eficaz para suplir vida a los hijos de Dios es el col portaje. Podemos formar equipos de cuatro colportores que salgan a predicar el evangelio del reino por los barrios y todos los sectores. Después de contactar a personas nuevas, podemos invitarlas a visitar el BooKafé.

            Muchos pastores han venido al BooKafé para hacer reuniones con los hermanos que se congregan con ellos. Puesto que no se trata de una “iglesia” en el sentido tradicional, esos siervos de Dios se sienten a gusto para tener comunión con nosotros y adquirir los libros espirituales. De esa manera, estamos practicando las verdes recibidas, edificándonos mutuamente en el vivir de la iglesia. ¡Oremos para que en cada ciudad haya un BooKafé!

 

Punto clave: Un corazón abierto y un lugar adecuado para tener comunión con todos los hijos de Dios.

Pregunta: ¿Cuál es la relación entre el Armagedón y la predicación del evangelio del reino?

 

 

 

"Solicitos en guardar la unidad del Espiritu en el vinculo de la paz; un cuerpo, y un Espiritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautizmo, un Dios y Padre de todos, y por todos, y en todos". Efesios 4:3-6
Acero
hgo1939
Mensajes: 2,203
Registrado: ‎08-25-2001

Re: NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

Renovados por la práctica de la palabra

Semana 1 – El reino se ha acercado

Sábado

Leer con oración:

Mt 9:35

“Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él” (Lc 8:1).

UTILIZAR NUETRAS CASAS

PARA LA PREDICACION DEL EVANGELIO DEL REINO

            El BooKafé es un ambiente acogedor y esta abierto para todos los hijos de Dios. En las ciudades más grandes, puede haber varios BooKafes con buen equipamiento y en condiciones de ayudar a los diversos grupos cristianos, sin embargo, en las ciudades más pequeñas y poblados, puede haber un tipo de BooKafé más sencillo.

            Cuando estuve en Puerto Velho, la capital del estado de Rondonia, en Brasil, oí el testimonio de unos hermanos que tardaron cerca de cuatro días en barco, navegando por el rio Madeira, para llegar a Manaos, la capital del estado de Amazonas. Pero también nos enteramos de que la carretera BR-319, que une las dos capitales, está siendo asfaltada y estará lista en breve. Serán más de 885 kilómetros de carretera. Esto proporcionara una manera más sencilla de transitar entre estos dos estados y permitirá sembrar con mayor facilidad el evangelio del reino en las ciudades de aquella región. Cuando ocurren este tipo de avances en los países, ya sea la construcción de vías terrestres o la apertura de rutas aéreas, marítimas, fluviales o lacustres, necesitamos verlos bajo una óptica espiritual para entender que es el Señor quien esta facilitándonos los medios para predicar el evangelio del reino en toda la tierra (Mt 9:35).

             A raíz de este hecho en estos estados brasileños, pensé: “Podemos tener vario BooKafes a la orilla de la carretera”. Para esa región, no necesitamos tener un BooKafé tan sofisticado, sino algo mas sencillo, un BooKafé casero, que puede ser hecho incluso en los garajes, en las entradas de las casas o en los jardines a un bajo costo. Se puede poner una buena iluminación para llamar la atención de las personas e identificarse con un simple letrero. “Aquí hay BooKafé”. En este espacio se puede orar por las personas, presentarles la literatura y ofrecerles un café o te. Sin embargo, lo más importante es que este espacio ofrezca todas las condiciones para que el evangelio del reino sea predicado.

            El Señor nos está hablando acerca de nuestra actitud para con las verdades. El espera una reacción de nuestra parte a fin de insertarnos en Su encargo. El simple conocimiento de las verdades no es suficiente para realizar la voluntad de Dios. Necesitamos buscar al Señor para que nos enseñe, como aplicarlas, tal como lo hicieron los apóstoles antes del día de Pentecostés; ellos oraron mucho para comprender la voluntad de Dios y después practicarla.

            El BooKafé y el colportaje son dos herramientas sencillas y eficaces para la predicación del evangelio del reino. Por medio de ellas, podemos contactar a un gran número de personas y suministrarles la palabra de vida, por medio de la literatura, que es capaz de cambiarlas y despertarlas para ver la necesidad de crecer espiritualmente. Muchos hijos de Dios, después de nacer de nuevo y obtener el perdón de los pecados, se detienen en la vida espiritual. Por eso necesitamos ayudarlos a crecer, invocando el nombre del Señor y negándose a si mismos, para que lleguen a ser herederos, hijos maduros, que cooperan con el Señor en el establecimiento de Su reino en la tierra.

 

Punto clave: Reaccionar de manera practica a la palabra del Señor.

Pregunta: ¿De que manera su casa puede ser usada por Dios para la predicación del evangelios del reino?

 

 

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

Renovados por la práctica de la palabra

Semana 1 – El reino se ha acercado

Domingo

Leer con oración:

Mt 24:45-47; Jn 13:17; 1 Jn 1:1-3

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mt 24:14).

EL EVANGELIO DEL REINO ES PARA TODA LA TIERRA

            Gracias al Señor a lo largo de las Escrituras, El nos ha mostrado cual debe ser nuestra actitud para con las verdades. Ellas deben ser practicadas (Jn 13:17). La primera de ella es que debemos arrepentirnos porque el reino de los cielos se ha acercado. En virtud de la proximidad del reino, debemos volvernos al Señor, poniendo nuestra mente en el espíritu, y dejar atrás nuestros conceptos y religiosidad, para ser útiles, alimentando a nuestros consiervos con la palabra de vida (1 Jn 1:1-3).

            A fin de predicar el evangelio del reino en toda la tierra habitada, el Señor nos mostro dos herramientas: el BooKafé y el col portaje. Ambos son eficaces porque introducen a las personas en una esfera que proporciona el crecimiento de la vida divina en nosotros. La primera es un ambiente para acoger y perfeccionar a las personas; la segunda, aliada a la primera, tiene el libro como principal instrumento para ayudar a comprender la voluntad de Dios y Su palabra, que es el crecimiento de vida de Sus hijos, hasta que maduren para gobernar con Cristo en el mundo venidero.

Sin embargo, para establecer un BooKafé, es necesario orar mucho. Así como los 120 galileos dependieron del Señor en oración para predicar el evangelio con osadía, no podemos actuar de otra manera. Si queremos predicar el evangelio del reino, necesitamos tomar el mismo camino a fin de que El nos muestre como debemos hacerlo.

También vimos que la iglesia revelada por el Señor en Mateo 16 nos muestra algo dinámico, un vivir, puesto que ekklesia significa la asamblea de los que fueron llamados hacia afuera (v.18). Si no percibimos lo que está detrás de la revelación de la iglesia, correremos el riesgo de valorar más el “templo”, la estructura, que el vivir. Para evitar esa comprensión equivocada, el Señor permitió que el templo en Jerusalén (símbolo del centro de adoración en el Antiguo Testamento) fuera destruido, y Su Cuerpo, la iglesia (la habitación de Dios en el espíritu) fuera edificada. Gracias al Señor, en el vivir de la iglesia tenemos hermanos maduros espiritualmente que asisten a los hijos de Dios como tutores que enseñan, y como curadores que cuidan a sus consiervos, para crezcan y lleguen a ser herederos (Ga 4:1-2; Mt 24: 45-47).

Frente a esto, tanto en las ciudades con mayor número de habitantes, como en las más pequeñas, busquemos abrir BooKafes de acuerdo con las condiciones y la realidad financiera de cada lugar, para recibir a los hijos de Dios. Además de eso, en las ciudades más pequeñas, podemos tener un BooKafé casero a fin de que nadie pierda la oportunidad de ser alcanzado por el evangelio del reino.

¡El reino se ha acercado! Que el Señor nos llene de gracia para que nuestra actitud para con las verdades sea practicada, a fin de predicar el evangelio del reino en toda la tierra y ayudar a muchos hijos de Dios a crecer y entrar en el reino y, juntamente con Cristo, gobernar sobre las naciones. ¡Amén!

 

Punto clave: Dejar atrás nuestros conceptos y religiosidad para ser útiles al Señor.

Pregunta: ¿Por qué el Señor le concedió tutores y curadores a la iglesia?

 

Lectura de apoyo:

Aprendiendo con los apóstoles – cap 1 – Dong Yu Lan.

 

"Solicitos en guardar la unidad del Espiritu en el vinculo de la paz; un cuerpo, y un Espiritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautizmo, un Dios y Padre de todos, y por todos, y en todos". Efesios 4:3-6