amigos de paises
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Bronze
jesusmiamigofiel
Mensajes: 3,188
Registrado: ‎04-15-2007
0 Kudos

Como debo orar,que es la oracion,como orar por mi familia..

[ Editado ]

CÓMO DEBO ORAR POR LA SALVACIÓN DE MI FAMILIA

Algunas personas dicen que Dios va a salvar a toda la familia de aquel que recibe a Cristo como Salvador, según lo que dice Hechos 16:31.

Qué tal si damos lectura al pasaje bíblico que se encuentra en Hechos 16:31 y dice: "Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa"

Estas, fueron las palabras que Pablo y Silas dijeron al carcelero de Filipos, cuando éste preguntó: ¿Qué debo hacer para ser salvo? Una lectura rápida ha hecho pensar a muchos que si alguien cree en Cristo como Salvador, automáticamente también se va a salvar su familia. Pero el texto no está diciendo eso. La salvación es un asunto personal entre el pecador y Dios. Una paráfrasis de Hechos 16:31 podría decir lo siguiente: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y si los miembros de tu casa también creen en el Señor Jesucristo, ellos también serán salvos.

Esto se confirma por lo que dice Hechos 16:32 "Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa"

Allí lo tiene amigo oyente, la palabra del Señor tenía que ser predicada no solo al carcelero de Filipos sino también a todos los miembros de su casa, de modo que los que crean en el Señor Jesucristo sean salvos. Si la salvación de los miembros de la casa del carcelero de Filipos fuera resultado de la salvación del carcelero de Filipos, no hubiera sido necesario que la palabra del Señor se les predique a todos, pero se les predicó porque cada uno de los miembros de la casa del carcelero de Filipos necesitaba tomar una decisión personal de recibir a Cristo como Salvador para ser salvos.

De modo que, gracias a Dios porque Ud. ha llegado a ser salvo, pero eso no salvará automáticamente a todos los miembros de su familia. Es necesario por tanto que Ud. ore a Dios por la salvación de ellos, que les predique el mensaje del evangelio, que de un buen testimonio para que sus familiares puedan ver en Ud. los cambios que produce la fe en Cristo Jesús.

Mensaje editado por jesusmiamigofiel

Mensaje editado por jesusmiamigofiel

Bronze
jesusmiamigofiel
Mensajes: 3,188
Registrado: ‎04-15-2007

Re: Oracion

[ Editado ]

ORAR EN PUBLICO O EN SECRETO

En Mateo 6:6 se exhorta a orar en secreto, pero en 1ª Timoteo se exhorta a orar en público. ¿No le parece contradictorio?

No, no me parece en absoluto contradictorio. Más bien es complementario. Se debe orar en secreto, pero también se debe orar en público. Ambos tipos de oración son perfectamente válidos. Veámoslo en mayor detalle.

Para eso leamos Mateo 6:5-6 donde dice: "Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público."

En este pasaje bíblico, Jesús no está condenando la oración en público, lo cual era válido y perfectamente legal. Lo que Jesús está condenando es la hipocresía que resulta de orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, no para ser oídos por Dios, sino para ser vistos y admirados por los hombres.

Los que así lo hacen ya tienen su recompensa, la cual es la alabanza barata de hombres corruptos como ellos, pero jamás obtendrán recompensa de parte de Dios. La prueba de la sinceridad de la oración, está dada por la disposición voluntaria y gozosa de estar en un lugar donde no haya absolutamente nadie, para abrir el corazón delante de Dios únicamente. Esta es la oración que será recompensada por Dios pero no por los hombres.

Ahora leamos 1ª Timoteo 2:8 donde dice: "Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda"

Esta es la ratificación de que es perfectamente válido orar en público, cuidando siempre la actitud del corazón, no sea que caigamos en la hipocresía de orar solamente para ser vistos por los hombres, lo cual condenó Jesús en Mateo 6:5.

Pero si no existe la intención de atraer la atención hacia uno mismo, es bueno orar en público. En todo caso, si Usted no tiene la costumbre de orar a Dios en secreto, es mejor que no ore a Dios en público, para que nadie le tilde de hipócrita.

Mensaje editado por jesusmiamigofiel

Mensaje editado por jesusmiamigofiel

Bronze
jesusmiamigofiel
Mensajes: 3,188
Registrado: ‎04-15-2007

Re: Oracion

El orar en el nombre de Jesús está enseñado en Juan 14:13-14, “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” Algunos aplican equivocadamente este verso, creyendo que si dicen “en el nombre e Jesús” al final de la oración, dará como resultado el que Dios siempre conceda lo que se le pide. Esto es en esencia, tratar las palabras “en el nombre de Jesús” como una fórmula mágica. ¡Esto es totalmente antibíblico!

Orar en el nombre de Jesús significa orar con Su autoridad y pedir a Dios el Padre actuar sobre nuestras oraciones, porque venimos en el nombre de Su Hijo, Jesús. Orar en el nombre de Jesús significa lo mismo que orar de acuerdo a la voluntad de Dios, “Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” (1 Juan 5:14-15)- Orar en el nombre de Jesús es orar por las cosas que honrarán y glorificarán a Jesucristo.

El decir “en el nombre de Jesús” al final de la oración no es una fórmula mágica. Si lo que pediste o dijiste en oración no era para la gloria de Dios y de acuerdo a Su voluntad, el decir “en el nombre de Jesús” no significa nada. El orar genuinamente en el nombre de Jesús y para Su gloria es lo que importa, no el añadir ciertas palabras al final de la oración. No son las palabras en la oración lo que importan, sino el propósito atrás e la oración. El orar por cosas que están de acuerdo con la voluntad de Dios es la esencia de orar en el nombre de Jesús.

Bronze
jesusmiamigofiel
Mensajes: 3,188
Registrado: ‎04-15-2007

Re: Oracion

Muchos pastores y predicadores exhortan a los creyentes a orar por los misioneros, pero no nos enseñan como hacerlo. ¿Podrían Ustedes darme algunas ideas para orar por los misioneros con sabiduría?

La realidad es que los misioneros tienen necesidades muy variadas. Muchas de ellas son necesidades muy personales y específicas para cada misionero. Para saber cuáles son esas necesidades, lo mejor sería ponerse en contacto con cada misionero y averiguar cuáles son esas necesidades personales por las cuales ese misionero quisiera que se ore al Señor.

Pero aparte de las necesidades personales, existen necesidades que son comunes a todo misionero y a mí me gustaría compartir algunas de ellas, para que Usted pueda orar por los misioneros de una forma efectiva.

En primer lugar ore por denuedo. Pablo pidió a los creyentes de Efeso que pidan a Dios por denuedo en él. Note lo que dice Efesios 6:19 “y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio”

La palabra denuedo significa brío, esfuerzo, valor, intrepidez.

La persona con denuedo sigue hacia delante a pesar de cualquier obstáculo que se ponga en el camino. Pablo quería ser un hombre así. Sin importar los obstáculos quería dar a conocer el misterio del evangelio. Por eso estaba pidiendo a los creyentes que oren por él para que tenga denuedo. Es tan fácil sentirse desanimado en el campo misionero. A veces las cosas no se dan como el misionero ha planificado. A veces se levantan obstáculos que parecen insalvables y cosas así tienden a desanimar a los misioneros. Podemos hacer mucho pidiendo a Dios en oración por ellos para que Dios les dé denuedo.

En segundo lugar, ore por aceptación. Permítame leer el texto que se encuentra en Romanos 15:31 donde dice: “para que sea librado de los rebeldes que están en Judea, y que la ofrenda de mi servicio a los santos en Jerusalén sea acepta”

Aceptación es un bien altamente cotizado por los misioneros. En cualquier campo misionero, es extremadamente importante que un misionero se sienta aceptado. A veces, las diferencias de cultura se levantan como un enorme obstáculo para que los misioneros sean aceptados en una cultura diferente. Ore para que el servicio de los misioneros sea acepto en dondequiera que los misioneros estén.

En tercer lugar, ore por puertas abiertas. Colosenses 4:2-3 dice: “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias; orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso”

Puertas abiertas para la palabra. Eso es lo que todo misionero quisiera ver en su ministerio. Dios es quien tiene la llave de esas puertas y es necesario que los creyentes estemos orando para que Dios abra esas puertas.

En cuarto lugar, ore para que los misioneros sean confortados. El apóstol Pablo estaba tan agradecido por personas que le confortaron. Note lo que dijo en 2ª Timoteo 1:16 “Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas.”

El trabajo de Pablo y sus frecuentes persecuciones iban minando su espíritu. Pero Dios puso cerca de él personas como Onesíforo para confortarlo y ayudarlo a recuperar fuerzas para continuar con su ministerio.

Ser un misionero no es un asunto fácil. En determinadas circunstancias los misioneros se cansan, se frustran, se agotan. Por falta de ser confortados, muchos misioneros abandonan el campo misionero. Cuan importante es que los creyentes oremos a Dios para que levante personas alrededor de los misioneros para que los conforten. Mejor todavía, que bueno sería si alguno de nosotros pudiera ir a visitar a un misionero en el campo misionero con el solo propósito de confortarlo. Si no podemos ir, al menos podemos orar para que los misioneros sean confortados.

En quinto lugar, ore por protección. 2ª Tesalonicenses 3:1-2 dice: “Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe.”

El campo misionero de Pablo no era un lecho de rosas. Había hombres perversos y malos que estaban acechando a Pablo. Por eso pide a los creyentes de Tesalónica que oren al Señor para ser liberado de estos hombres perversos y malos.

Igual es con los misioneros hoy en día. Estar en el campo misionero no es como estar de vacaciones. Los misioneros son los que están en el frente de batalla, luchando contra un enemigo muy poderoso. Un enemigo que no escatima esfuerzo alguno para causar daño. Cuánto hace falta que los creyentes oremos por protección de Dios para los misioneros y en general para todos los que estamos ocupados en el servicio al Señor.

Es increíble el poder para hacer daño en algunas personas que se levantan alrededor nuestro para estorbar el trabajo para el Señor. Ore para que el Señor en su gracia nos proteja de hombres perversos y malos.

En sexto lugar, ore por provisión. 1ª Corintios 16:5-6 dice: “Iré a vosotros, cuando haya pasado por Macedonia, pues por Macedonia tengo que pasar. Y podrá ser que me quede con vosotros, o aun pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a donde haya de ir”

Pablo esperaba que los creyentes de Corinto provean lo suficiente para que pueda continuar con su ministerio. Sin provisión suficiente no se puede hacer la obra misionera. De allí la necesidad que las personas contribuyan económicamente con el sustento para los misioneros. Ore para que los misioneros tengan lo necesario para hacer la obra que el Señor les ha encomendado.

En séptimo lugar, ore por santidad. 1ª Tesalonicenses 2:10 dice: “Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros los creyentes.”

Una vida de santidad era indispensable en Pablo para la ejecución apropiada de su ministerio. Satanás gana mucha ventaja cuando logra que un misionero caiga en algún pecado que ponga en mal predicamento el testimonio de alguna iglesia. Ore para que el Señor ayude a los misioneros a tener las manos limpias y el corazón puro.

Aquí tiene mi amigo, algunos motivos de oración que le ayudarán a orar con sabiduría por los misioneros.