¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Junior
johnmccain22
Mensajes: 255
Registrado: ‎08-30-2008
0 Kudos

EL BAUTISMO DE LOS NIÑOS

EL BAUTISMO DE LOS NIÑOS

¿UNA PRACTICA BÍBLICA?

Rev. Hernán Silguero


Según la religión tradicional, el bautismo debe de ser en la infancia, pues de otra manera si el niño muere se lleva el pecado original y en vez de ir al cielo se va al limbo. Y cuando ven que los evangélicos bautizan adultos, existe la pregunta en la mente de muchos, ¿Cuándo debemos bautizarnos, en la niñez o en la madurez?.

Bueno, ¿A dónde debemos ir para contestar esta pregunta?. Todos sabemos que el libro de las normas y doctrinas son las Sagradas Escrituras. Pero ya que hablamos del bautismo, sería bueno interesarnos no solo en que edad, sino también en qué forma y en qué nombre.



A QUE EDAD

El bautismo de los niños se inició en el tercer siglo, en la Iglesia Católica por Agustín; los católicos se basan en el argumento que al nacer todos traemos la culpa del pecado de Adán y Eva, llamado el "pecado original" y que el bautismo es el medio divino para limpiarnos de esa culpa (pecado original). De otra manera iríamos a limbo y de ahí al infierno. No obstante, la verdadera Iglesia Cristiana durante todas las épocas, siempre ha bautizado a personas con suficiente uso de razón, en el nombre de Jesús.

En el siglo XVI vino la reforma protestante. Martín Lutero salió del catolicismo, pero siguió creyendo en el bautismo de niños, basándose en que el bautismo del Nuevo Testamento era el sustituto del rito de la circuncisión que menciona el apóstol Pablo en Colosenses 2:11,12, afirmando que así como la circuncisión daba acceso al niño a formar parte del pueblo del pacto, de la misma manera el bautismo daba acceso a ser parte de la iglesia del Nuevo Pacto. Por tanto, como la circuncisión se aplicaba al octavo día de nacido, así también el bautismo tenía que ser administrado a los bebes recién nacidos.

Nosotros los Pentecostales refutamos rotundamente estas teorías tradicionales del catolicismo, pues la muerte de Cristo fue para quitar esta culpa del pecado de nuestros padres. Sí recibimos la consecuencia, pero no la culpa (Romanos 5:12) pues la consecuencia que tenemos es el dolor y la muerte. Dios no carga el pecado de los padres sobre los hijos (Ezequiel 18:20; Jeremías 31:29-30).

Entonces: ¿Qué de los niños que mueren sin ser bautizados? ¿Se perdieron? ¡No! Ellos no están excluidos del reino, pues estamos en el tiempo de la gracia. Ya no es como en el Antiguo Testamento, pues fue cierto que se perdieron todos en el diluvio, niños y adultos, pero ahora estamos viviendo el mejor periodo del hombre, la gracia, y Jesús lo dijo: "Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos" (Mateo 19:14). La fe de los padres creyentes los santifica (1 Corintios 7:14).

Por eso es que los padres cristianos tienen la responsabilidad de instruir al niño en el camino de Dios, para que nunca se aparte de la senda.

Para confirmar aún más que el bautismo no es para los niños, tenemos los requisitos que la Biblia demanda: primero debe creer (Marcos 16:15,16). Así vemos que los que creían eran los que se bautizaban (Hechos 8:36,37; 16:31-34 y 18:8). Segundo, para bautizarse tenían que arrepentirse primero, vea Hechos 2:37,38. Tercero, debían de tener fe al bautizarse, pues sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6).

Recordemos el caso cuando Juan el Bautista estaba bautizando y muchos vinieron a él sin arrepentimiento (Mateo 3:8). ¿Podrá un niño hacer todas estas demandas o requisitos para ser bautizado?

Esta muy claro en el Nuevo Testamento, que todos los bautismos registrados fueron hechos a personas adultas y esto a judíos (Hechos 2:41) como a gentiles (Hechos 10:47-48).



EN QUE FORMA

Si quedó claro que el bautismo primitivo fue para adultos, también es importante saber en qué forma o cómo los bautizaban, pues algunos los bautizan por aspersión (rociado), otros por efusión (derramamiento) y nosotros por inmersión (sumergir).

¿Y cuál es la forma correcta? La bíblica! Por inmersión! ¿Por qué? Por la sencilla razón que la palabra bautismo viene del verbo griego "baptizo", que quiere decir inmersión, y deriva de la palabra bapto, que significa sumergir, y esto no solo en los originales de las palabras, pues según la Biblia y la historia también vemos evidencias que la forma correcta de bautizar era por inmersión, lea Romanos 6:3-5. Notemos también en estos dos versos que el cuatro dice: "sepultados… por el bautismo" y en el verso cinco dice: "plantados" estas dos palabras son tan claras como el significado de la palabra bautismo.

En el registro del bautismo del eunuco, la Biblia dice que Felipe y el eunuco "descendieron ambos al agua" y "subieron del agua".

Y en el bautismo de Jesús las Escrituras registran que "subió del agua" (Mateo 3:16).

Y la historia también confirma que los bautismos primitivos eran por inmersión, vea la International Standard Bible Encyclopedia, página 390.

EN QUE NOMBRE

Los que no bautizan en la forma bíblica y verdadera no quieren hablar nada del bautismo, pues no tienen en que escudarse; pero el bautismo es tan importante como cualquier otra enseñanza bíblica, pues es una orden del mismo Señor: "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo" (Mateo 28:19).

Pero según este gran mandamiento, ¿en qué nombre dijo Jesús que bautizarán? El dijo: "en el nombre" pero Padre no es nombre, entonces cuál es el nombre del Padre? Es el del Hijo! Así que si usted conoce el nombre del Hijo, usted conoce el del Padre, lea Isaías 9:6; Proverbios 30:4.

Padre no es nombre, Hijo no es nombre, Espíritu Santo no es nombre, Jesús dijo: "en el nombre". Lea Hechos 4:12 y Filipenses 2:9-11. ¿Habrá otro nombre más grande que el de Jesús? Esta es la razón del por qué Pedro bautizó a judíos y a gentiles en el Nombre de Jesús (Hechos 2:38 y 10:48), porque ese es el nombre del Padre y del Hijo.

Felipe también lo creyó y lo predicó (Hechos 8:12). Los samaritanos, que no se gustaban con los judíos también lo aceptaron (Hechos 8:16).

¿Y qué de los que Pablo bautizó? ¿Por qué los bautizó otra vez? La razón es clara, porque no tenían el nombre! Y Pablo, habiendo sido ellos ya bautizados, los bautizó en el nombre de Jesús, léalo!! Hechos 19:3-5.

La historia es testigo que la Biblia es verdadera, pues según la historia usted puede confirmarlo también: Enciclopedia Británica, volumen III, páginas 365-366 (el bautismo fue cambiado del nombre de Jesús, a los títulos Padre, Hijo y Espíritu Santo por la Iglesia Católica en el siglo II). Enciclopedia Hastings, páginas 377-389. Historia de la Iglesia Cristiana, páginas 53, 95 y muchas mas referencias les podríamos dar si usted las necesita.