Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Diamante
holguinero007
Mensajes: 94,959
Registrado: ‎04-20-2005
0 Kudos

MATERIA QUE SE USO PARA ESCRIBIR LAS PRIMERAS BIBLIAS

1. Bueno, para el frágil papiro se utilizaba un carrizo, bastante parecido a lo que se usa todavía en la actualidad en el Oriente. Pero, por supuesto que para la resistente superficie del pergamino o la vitela se utilizaba una pluma de metal, estilo o estilógrafo. Es esta la referencia que hace San Juan en su tercera epístola, en el versículo 13, cuando dice: “Yo tenía muchas cosas que escribirte; empero no quiero escribirte por tinta y pluma”. Las marcas de bajorrelieve que dejaba esa pluma son visibles en el pergamino, incluso cuando se borraba todo rastro de la tinta. Adicionalmente, se utilizaba un punzón o aguja, por medio del cual y junto con una regla, cuidadosamente se trazaban (sin tinta) líneas y columnas en el pergamino, y en casi todos los manuscritos todavía se pueden apreciar tales divisiones, algunas veces se hacía con tal firmeza y profundidad que se marcaba el anverso de la hoja, por supuesto, sin rasgarla.

2. La tinta utlizada era una composición de hollín o negro de humo, o raspaduras quemadas de marfil, mezclados con goma, alumbre o vino reducido. Desafortunadamente, en los manuscritos más antiguos la tinta se decoloró a un tono rojizo o café, o palideció en extremo, se cayó en pedazos o fue absobida por la vitela, y en muchos casos, se volvió a trazar despiadadamente las cartas antiguas, dándole un aspecto más tosco al escrito original. Sabemos en la actualidad que fueron utilizadas tintas de varios colores, como el rojo, verde, azul y púrpura, y que en la actualidad lucen con buena apariencia y bastante brillantez.

3. Y en cuanto a la presentación de los manuscritos, la forma más antigua fue la de los rollos, la hoja generalmente era fijada en sus extremos a dos rollos de tal manera que la parte ya leída se enrollara para dar paso a la continuación del texto. Esta presentación de los manuscritos fue la que manejó Nuestro Señor cuando estuvo en la sinagoga de Nazareth, durante el sabbath: “Le entregaron el libro del profeta Isaías, y al desarrollar el libro… Enrolló el libro, lo devolvió al ministro…” (Lucas IV, 17-20). Cuando no se usaban estos escritos se guardaban en cajas redondas o cilindros, y en algunos casos de materiales como la plata o tela de gran valor. Algunas veces las hojas de pergamino alcanzaban una gran longitud, como el folio (unos 38 cm), pero generalmente la forma estándar era lo que conocemos como cuarto o pequeño folio, algunos eran de un octavo. La piel de un animal, como el antílope, podía proveer de varias hojas de pergamino, pero si el animal era un pequeño ternero, sólo podría proveer unas cuantas hojas, un ejemplo de esto es el manuscrito o códice ‘Sinaítico’, que está en San Petersburgo, cuyas hojas son tan largas que se cree que cada animal, presumiblemente de antílope fino y muy joven, sólo pudo proveer dos hojas, equivalentes a ocho páginas.

4. La página era dividida en dos, tres y hasta cuatro columnas, aunque esto último era muy raro. La escritura era de dos clases, una llamada ‘uncial’ que significa una pulgada, y que consiste sólo de letras mayúsculas y sin ligaduras entre las letras ni espacios entre las palabras; el otro tipo, posterior, fue el ‘cursivo’, que se refiere a la escritura manuscrita, como nuestra escritura ordinaria a mano, con mayúsculas sólo al principio de las oraciones, y en este caso, las letras están ligadas y existe un espacio entre las palabras. El estilo ‘uncial’ prevaleció en los tres primeros siglos de nuestra era, en el cuarto siglo comenzó a utilizarse el ‘cursivo’ y se continuó con éste hasta la invención de la imprenta.
  uncial_ms_01

Ejemplo de manuscrito griego uncial. Imagen añadida, no contenida en el libro

/////********//////******="TEXT-ALIGN: justify; PADDING-LEFT: 30px">
  E

Ejemplo de manuscrito griego en cursiva. Imagen añadida, no contenida en el libro

5. Es necesario apuntar que originalmente en los manuscritos no había tales elementos como las divisiones en capítulos y versículos ni signos de puntuación para saber donde comenzaba y terminaba una oración, de tal manera que la lectura de uno de estos antiguos registros es bastante difícil para el aficionado. La división en capítulos nos es tan familiar en nuestras modernas Biblias y fue, quizás, una invención o aportación del Cardenal Hugo, un dominico en 1048, o más probablemente de Stephen Langton, Arzobispo de Canterbury, designado en 1027, y no es una calumnia el decir que tal división no fue del todo satisfactoria. No fue del todo un feliz método para dividir las páginas de la Escritura, los capítulos son bastante desiguales en longitud y frecuentemente se interrumpe la narrativa, argumento o incidente de una forma no muy conveniente, como uno mismo lo puede comprobar en pasajes como Hechos XXI, 40; IV y V; I Corintios XII y XIII. La división en versículos fue una aportación de Robert Stephens, y la primer Biblia en versión inglesa que apareció con versículos fue la Biblia de Ginebra de 1560. Este caballero parece haber concluido su tarea en el intervalo de su viaje entre París y Lyons, ‘inter equitandum’ como parafrasea en latín su biógrafo, probablemente lo hacía en las noches mientras paraba a descansar en posadas y hostales. Un antiguo comentador dice pintorescamente: “Pienso que lo hubiese hecho mejor sobre sus rodillas en el clóset”, a esto me aventuro a agregar, que esta realización comparte el mismo criticismo del arreglo inapropiado en capítulos.

  'Breviarium romanum' en vitela. Texto a dos columnas, letra gótica -cursiva-. Reclamos horizontales en margen inferior

'Breviarium romanum' en vitela. Texto a dos columnas, letra gótica -cursiva-. Reclamos horizontales en margen inferior

Diamante
holguinero007
Mensajes: 94,959
Registrado: ‎04-20-2005

Re: MATERIA QUE SE USO PARA ESCRIBIR LAS PRIMERAS BIBLIAS

Y en cuanto a la presentación de los manuscritos, la forma más antigua fue la de los rollos, la hoja generalmente era fijada en sus extremos a dos rollos de tal manera que la parte ya leída se enrollara para dar paso a la continuación del texto. Esta presentación de los manuscritos fue la que manejó Nuestro Señor cuando estuvo en la sinagoga de Nazareth, durante el sabbath: “Le entregaron el libro del profeta Isaías, y al desarrollar el libro… Enrolló el libro, lo devolvió al ministro…” (Lucas IV, 17-20).