Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Acero
hgo1939
Mensajes: 2,203
Registrado: ‎08-25-2001
0 Kudos

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES

NUESTRA ACTITUD PARA CON LAS VERDADES
EXTRAER VIDA DE LAS VERDADES
El ministerio que permanecerá hasta que el Señor venga (Jn 21:18-23).

Semana 14

LUNES
Lectura Bíblica: (Jn 17:17; 21:18-23)

Leer con oración:

“Jesús le dijo: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú. Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?” (Jn 21:22-23).

EL MINISTERIO DE JUAN PERMANECERA

HASTA LA VENIDA DEL SEÑOR

El tema de esta nueva serie del Alimento Diario es: Nuestra actitud para con las verdades. Las verdades son el contenido de la Palabra de Dios y se refieren a Su economía neotestamentaria, es decir, son las palabras de fe que pueden cambiar nuestra vida (Jn 17:17).

            No hay ningún problema con las verdades. El asunto es nuestra actitud para con ellas. Si nuestra actitud es de sólo conocer las verdades con el fin de aumentar nuestro conocimiento teológico y doctrinario, nuestra actitud es incorrecta. Contrario a ello, la actitud correcta para con las verdades es la de conocerlas con el fin de practicarlas.

El tema de esta semana es El ministerio del apóstol que permanecerá hasta la venida del Señor. Estas palabras fueron dichas por el Señor Jesús cuando tuvo comunión con Pedro en el mar de Tiberias (Jn 21:1). Después de que Pedro le respondiera tres veces al Señor Jesús que le amaba, el Señor le pidió: “Apacienta mis corderos” (v.15), “Pastorea mis ovejas” (v.16) y “Apacienta mis ovejas” (v.17).

            Luego, el Señor añadió, y le dijo a Pedro: “De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas donde querías; más cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará donde no quieras” (v.18). Entonces Juan explicó: “Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: Sígueme” (v.19). Estas palabras no fueron recibidas con mucha alegría por parte de Pedro. Al ver que Juan los acompañaba, tal vez cuestionando por qué sólo él era el blanco de aquellas palabras, dijo: “¿Y qué de éste?” V.21).

A partir de allí el señor le dijo a Pedro: “Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿Qué a ti? Sígueme tú” (v.22). Entonces ese dicho se extendió entre los hermanos, que el apóstol Juan no moriría (v.23ª). Sin embargo, Juan explicó: “Pero el Señor Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿Qué a ti? (v.23).

Durante siglos no se entendió con precisión la afirmación del Señor: “Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿Qué a ti?”. Si la explicación fuera que Juan no moriría, ¡Hoy él tendría más de dos mil años de edad! Pero en estos días el Señor nos ha mostrado que esta porción de la Palabra se refiere al ministerio de Juan y no a su persona.

Las palabras de Pablo, Pedro y Juan están en la Biblia. En cambio, el ministerio que permanecerá hasta que el Señor vuelva, el cual debemos seguir y aplicar al leer las Escrituras y vivir la vida de la iglesia, es el ministerio del apóstol Juan.

Punto clave: Conocer las verdades con el fin de practicarlas.

Mi punto clave:

Pregunta: ¿Qué quiso decir Jesús cuando afirmó que Juan permanecería hasta que Él venga?

¡Jesús es el Señor!

"Solicitos en guardar la unidad del Espiritu en el vinculo de la paz; un cuerpo, y un Espiritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautizmo, un Dios y Padre de todos, y por todos, y en todos". Efesios 4:3-6