Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Papel
revelador
Mensajes: 1,606
Registrado: ‎09-05-2012
0 Kudos

¿QUÉ ES LA BATALLA DE ARMAGEDÓN SEGÚN LA BIBLIA?

HAR-MAGEDÓN
(del heb., significa: “Montaña de Meguidó”).

 

LO QUE DICE LA BIBLIA (Y NO CUALQUIER CURA O ESCRITOR)

 


Este nombre guarda relación directa con “la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”. El término aplica específicamente a la condición, o situación, a la que se reúne a “los reyes de toda la tierra habitada” en oposición a Jehová y su Reino dirigido por Cristo. En muchas versiones se traduce “Armagedón”. (Rev 16:14, 16; BAS, FS, HAR, LT, Mod, NVI, TNV, Val, Vi, VP.)

 

En el relato de Revelación se dice que se reúne a las fuerzas combinadas de los reyes de la tierra “en el lugar [gr. una forma de tó·pos] que en hebreo se llama Har–Magedón”. (Rev 16:16.) En la Biblia, tó·pos puede referirse a una ubicación literal (Mt 14:13, 15, 35), a una ocasión u “oportunidad” que se tiene (Hch 25:16), o a una condición o situación figurativa. (Rev 12:6, 14.) En vista del contexto, el “lugar” al que están marchando los poderes combinados de la tierra tiene ese último sentido.


La “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” en Har–Magedón no es un acontecimiento del pasado. En el libro de Revelación se presenta como algo que aún estaba en el futuro con respecto a cuando Juan tuvo la visión. Allí se indica que a los reyes se les reúne en Har–Magedón como resultado del derramamiento del sexto de los siete tazones que contienen las “últimas” plagas que harán que termine la cólera de Dios. (Rev 15:1; 16:1, 12.) Además, la advertencia de que Jesucristo viene como ladrón, intercalada entre los versículos 14 y 16 del capítulo 16 de Revelación, indica que la guerra de Har–Magedón está relacionada estrechamente con la presencia de Cristo.


En el contexto se destaca la universalidad de la guerra, pues se identifica a los oponentes de Jehová como “los reyes de toda la tierra habitada”, a quienes movilizan las “expresiones inspiradas por demonios”. (Rev 16:14.)


Juan dice más adelante: “Y vi a la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército”. (Rev 19:19.) En este capítulo se llama “Fiel y Verdadero” y “La Palabra de Dios” al caudillo de los ejércitos celestiales que está sentado sobre un caballo blanco. (Rev 19:11-13.) Por lo tanto, Jesucristo, la Palabra, es quien actúa como el comandante de los ejércitos celestiales de Dios. (Jn 1:1; Rev 3:14.) Una prueba adicional de que Cristo dirige a las fuerzas celestiales es la declaración de que las fuerzas terrestres “combatirán contra el Cordero [Jesucristo, según Jn 1:29], pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están lo harán”. (Rev 17:13, 14.)


Como la visión del capítulo 19 de Revelación muestra que en esta guerra solo participan ejércitos celestiales para apoyar a Jesucristo, la Palabra de Dios, se deduce que ninguno de los siervos cristianos de Jehová sobre la Tierra tendrá nada que ver con la lucha. Esta idea está en armonía con las palabras de Jesús en Mateo 26:52, según las cuales sus discípulos no recurren a las armas de guerra físicas. (Compárese con Éx 14:13, 14; 2Cr 20:15, 17, 22, 23; Sl 2:4-9.) Las “aves que vuelan en medio del cielo” se comerán los cuerpos de los que hayan sido “muertos con la espada larga”. (Rev 19:11-21.)


Queda claro, pues, que Har–Magedón no es una mera lucha humana, sino una guerra en la que participan los ejércitos invisibles de Dios. Su venida es segura, y tendrá lugar en el tiempo determinado por Jehová Dios, quien “está haciendo conforme a su propia voluntad entre el ejército de los cielos y los habitantes de la tierra”. (Da 4:35; véase también Mt 24:36.)

 

+INFO

 

▪ Muchas personas asocian la palabra Armagedón con una destrucción total, ya sea como resultado de un holocausto nuclear, una catástrofe natural a gran escala o incluso un “armagedón medioambiental” provocado por el calentamiento global. Sin embargo, en la Palabra de Dios, este término no alude a nada parecido. Entonces, ¿qué es el Armagedón del que habla la Biblia?


El nombre de Armagedón (o Har-magedón) aparece en el libro bíblico de Revelación, también conocido como Apocalipsis. Así se denomina a una singular batalla: “la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”, en la que “los reyes de toda la tierra” se reunirán para enfrentarse por última vez contra Dios. También se alude a esta guerra en otras partes de la Biblia, por ejemplo en Revelación 16:14-16; Ezequiel 38:22, 23; Joel 3:12-14; Lucas 21:34, 35; 2 Pedro 3:11, 12.


¿Cómo se iniciará el conflicto? El libro de Revelación lo explica con términos simbólicos: “Y vi [...] a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército”. ¿Quién es “el que iba sentado en el caballo”? El elegido por Dios para comandar su ejército de ángeles en la victoria contra sus enemigos: su Hijo Jesucristo (Revelación 19:11-16, 19-21). En esta guerra perecerán tantas personas que no obedecen a Dios que, según Jeremías 25:33, “los muertos por Jehová ciertamente llegarán a estar en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el mismísimo otro extremo de la tierra”.


¿Por qué es necesario el Armagedón? Porque las naciones insisten en proclamar su propia soberanía en vez de reconocer la autoridad divina (Salmo 24:1). En Salmo 2:2 se indica hasta qué grado han llegado a desafiar a Dios: “Los reyes de la tierra toman su posición, y los altos funcionarios mismos se han reunido en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido”.


Estas naciones rebeldes se comportan como ocupantes ilegales. No solo se apropian de algo que no es suyo, sino que además se empeñan en descuidarlo y estropearlo: están arruinando la Tierra y contaminando el medio ambiente. ¿Durará eternamente esta lamentable situación? No, pues la Biblia dice que “las naciones se airaron, y vino [la] propia ira” de Dios. Él se encargará de “causar la ruina de los que están arruinando la tierra” (Revelación 11:18). Y el Armagedón es el medio que Dios utilizará para dejar claro de una vez por todas quién tiene el derecho a gobernar a la humanidad (Salmo 83:18).


¿Cuándo estallará esta guerra? “Respecto a aquel día y hora nadie sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino solo el Padre”, declaró Jesús (Mateo 24:36). Pero más adelante, hablando de ese gran acontecimiento, este Rey Guerrero dio una importante advertencia: “¡Mira! Vengo como ladrón. Feliz es el que se mantiene despierto” (Revelación 16:15). Estas palabras indican que el Armagedón está relacionado con la presencia de Cristo, un período que a la luz de las profecías bíblicas ya estamos viviendo.


El Armagedón será una guerra con “una gran muchedumbre” de sobrevivientes en la que solo morirán los pecadores incorregibles (Revelación 7:9-14). Los felices sobrevivientes verán cumplirse esta promesa: “Solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será. Pero los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz” (Salmo 37:10, 11).

 




http://laverdadacercadelostestigosdejehova.blogspot.com.es/

http://www.youtube.com/user/FULGUROSOTJ?feature=mhee

http://www.jw.org/es
Acero
varadehierro
Mensajes: 2,686
Registrado: ‎09-10-2011

Re: ¿QUÉ ES LA BATALLA DE ARMAGEDÓN SEGÚN LA BIBLIA?

 

De acuerdo en que se trata de una situación que en su conjunto afectará a todo el mundo, porque toda guerra es una situación, pero no puede omitirse que estén involucrados los ejércitos de la Tierra, porque sí participarán.

 

El Armagedón ocurrirá durante la gran tribulación, para entonces la Tierra ya tendrá un escenario idéntico al de los días de Noé, pues en esta batalla también se trenzarán ejércitos de los cielos.

 

Por esto el Armagedón es diferente al último ataque que harán las fuerzas oscuras a la ciudad amada durante el reino milenial.