¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
llillo2
Mensajes: 121,237
Temas: 10,794
Kudos: 23,382
Registrado: ‎06-17-2001
0 Kudos

Un ramillete de reflecciones a todas las madres y, sus hijos.

SER MADRE
Estaba sentada en un banco
en un cercano paseo
cuando vi a una joven madre
con dos niños pequeños.
El mas pequeño lloriqueaba
"Levántame", le oí pedir
pero la madre comenzó a enojarse
mientras el niño se trepaba por sus piernas.
"No te cuelgues de mí", le gritó
mientras que con sus manos lo empujaba.
Deseé tener el coraje
de levantarme e ir a decirle...
"El tiempo pasa muy rápido
cuando esos pequeños brazos que la tironean
no le pedirán más que los sostenga
o no le darán espontáneamente un abrazo".
"El día va a pasar tan rápidamente
como lo hizo conmigo,
cuando no pueda recordar la última vez
que su hijo se sentó en sus rodillas".
"Como aquellos sagrados amaneceres en que lo alimentaba
mientras se regocijaba junto a él.
Nuestros bebés crecen y dejan atrás
aquellos momentos tan especiales que pudimos conocer".
"Así que cuando su bebé venga hacia usted
con un libro que puedan compartir,
o le pida que lo arrope y le ayude a decir sus plegarias".
"Cuando venga y se siente a conversar
o quiera caminar con usted,
antes de contestarle que no puede
porque no hay tiempo para conversar".
"Recuerde lo que todos los padres aprenden
tantas veces demasiado tarde,
que los años pasaron demasiado rápido
y que la niñez no espera."
"Aproveche todas las oportunidades,
y si se le escapa alguna
alcánsela rápidamente,
no espere otro día".
Miré a aquella madre caminar alejándose.
Su hijo siguiéndola de cerca,
y desee´que lo levantara rápidamente
antes que su oportunidad desapareciera.
2.
Dios estaba muy ocupado en crear a las madres, llevaba ya seis días
trabajando horas extraordinarias, cuando un ángel se le presentó y dijo: Te
afanas demasiado Señor. Entonces Dios le contestó: Acaso no has leído las
especificaciones que debe llenar esta criatura: Tiene que ser lavable de
pies a cabeza, pero sin ser de plástico; llevar 180 piezas movibles, todas
reemplazables, funcionar a base de café negro y de las sobras de la comida,
poseer un regazo que desaparezca cuando se ponga de pie, un beso capaz de
cubrir todo, desde una pierna rota, hasta un amor frustrado, y seis pares de
manos... Y el ángel confundido observó: ¿Seis pares de manos? ¡Eso es
imposible!No son las manos el problema (agregó el señor), sino los tres
pares de ojos ¿Y éso es para el modelo normal? (inquirió el ángel) El
Creador asintió: Uno para ver a través de la puerta siempre que pregunte:
"¡Niños! ¿qué andan haciendo allá adentro?" aunque ya lo sepa muy bien, otro
detrás de la cabeza para ver lo que más le valiera ignorar, pero que precisa
saber, y desde luego, los de adelante, para mirar a un niño en apuros y
decirle, sin pronunciar siquiera palabra: "Ya te entiendo hijo, y te quiero
mucho" El ángel le tiró de la manga y advirtió mansamente: Vale más que te
vayas a la cama Señor, mañana será otro día. -No puedo. Y además me falta
poco. Ya hice una que se cura por si sola cuando enferma, que es capaz de
alimentar a una familia de seis personas con sólo medio kilo de carne
molida, y de persuadir a un chiquillo de nueve años para que se esté quieto
bajo la ducha. Lentamente el ángel dio la vuelta en torno a uno de los
modelos maternales. Me parece demasiado delicada (comentó con un suspiro).
-¡Pero es muy resistente! (aseguró Dios emocionado) no tienes idea de lo que
es capaz de hacer y sobrellevar. ¿Podrá pensar? -¡Claro ! y también
transigir. Por último el ángel se inclinó y pasó un dedo por la mejilla de
la modelo... ¡Tiene una fuga! -No es una fuga, es una lágrima.
-¿Y para qué sirve? -Para expresar gozo, aflicción, desengaño, pesadumbre,
soledad y orgullo. -¡Eres un genio Señor ! Y Dios con perfil de tristeza
observó: Yo no se la puse...
(Autor desconocido)
3.
En mis años de infancia donde las cosas y la vida eran de felicidad,
donde soñamos con duendes, doncellas y príncipes ,
donde somos héroes de cuentos y dragones de chocolate,
donde mamá es pesada y no sabe nada,
donde queremos ser libres y podríamos cambiar el mundo,
más el destino una lección para mí me tenía reservada.
Me levanté como es costumbre gruñendo y de  mal genio
 
llillo2
Mensajes: 121,237
Temas: 10,794
Kudos: 23,382
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Un ramillete de reflecciones a todas las madres y, sus hijos.

por la regañada que me dio mi madre la noche anterior por recibir las malas notas
del colegio.
Supuestamente era fin de semana y como es usual
tenía que a mi madre acompañar al supermercado a comprar la comida de la
semana,
por alrededor de unos 20 minutos de pelea y malgenios.
Un chirrido de neumáticos escuché y a mi madre sentí abrazarse sobre mí,
para proteger mi cabeza, ya que nunca el cinturón de seguridad usé,
más entre golpes y estruendos sobre mis brazos a mi madre sentí,
y del golpe ella quedó inconsciente y con sangre en la cabeza.
Por más que la llamaba y le gritaba ella no respondía,
no había nadie a mi alrededor,
con lágrimas en mis ojos gritando del carro salí
y a mi madre pude ver sangrando e inconsciente.
Sentí que mi vida se iba y por mi mente pasaron todas aquellas bellas cosas
que juntos compartimos,
los días de mi cumpleaños, cuando me aconsejaba.
Mirando al cielo a Dios le pedí que a mi madre no me la quite,
que muchas cosas tengo que decirle y que sin ella y sus consejos solo
quedaría,
en eso una ambulancia pasó y a mi madre la ayudó,
los paramédicos la revivieron y ellos me dijeron que de no ser por ella yo
hubiera muerto,
que el golpe que yo tenía que recibir ella lo recibió,
ya que el carro que había chocado contra nosotros
había impactado sobre el lado
donde yo me encontraba,
en otras palabras mi madre me dió dos veces la vida.
Inconsciente ella quedó por alrededor de 3 semanas.
Era una angustia que acongojaba el corazón y me entristecía todo el día,
mojando mis ojos de lágrimas, a la vez que le agradecía por haberme salvado
le reprochaba que por qué no me había dejado recibir aquellos golpes que
ella recibió.
Pasaron 3 semanas de dolor profundo y desconcierto total,
pero el tiempo pasaba y me enseñaba los hermosos días que pasé con mi madre.
Aún recuerdo un Lunes 27 de enero mientras rezaba apoyada mi cabeza
en la mano de ella, mis cabellos acarició,
de un salto topé el techo y sentí vivir de nuevo,
el verla sonreír y el jalarme las orejas cada vez que hago algo no correcto.
El alcalde le dió una medalla en honor al mérito por haberme salvado
y gracias a Dios ella en perfectas condiciones ha quedado
para ser mi amiga,para continuar siendo mi madre.
Gracias te doy Dios.
3.
Home Pensamientos Reflexiones Poemas Contacto
No me dejes madre
La mañana penumbrosa
La triste agonía,
De no tenerte madre MÍA
Por qué te fuiste de mi lado?
O es que acaso ya no me querías?
No digas eso
niño tan mimado
Si para mis ojos,
Eres luz en la penumbra
Que alumbra mi oscuro caminar
Entonces dime
MADRE MÍA
Por qué te hablo y sigues dormida?
Mientras yo grito y lloro,
Pero tu ya no acudes a mí
Siempre estuve ahí
Con todo mi amor para ti
Y siempre lo estaré
Ahí con mi niño mimado,
Que con todo el corazón he amado
MAMÁ estás fría pero hermosa
Eh! Por que en caja te ponen
Ya no te gusta nuestra cama?
Entonces trabajo y otra compraré,
Pero no te marches de mi lado
No me marcho de tu lado
Ni solo jamás te dejaré
Pero ahora en alma solo en ti habitaré,
Mi niño mimado
que tanto he amado y amaré
Si tanto me has amado
No te vayas de mi lado!
Ni me dejes solo,
Que prometo portarme bien
Pero MADRE no te marches de mi lado!
No me marcho de tu lado
Ni solo en la oscuridad te dejaré
Por que vivo en tu corazón,
Y por siempre ahí moraré
Mi niño mimado que tanto he amado
MAMITA! Si te vas por favor
Solo quiero pedirte una cosa mas
Dile a Papa DIOS que
Me lleve contigo
¡Para juntos por siempre estar!
Colaboración de Rafael Save Villegas
4.
Bolivia
UN POCO DE TIEMPO PARA MI MADRE
Ayer la vi en la vieja mecedora, con su rostro ajado, sus pantuflas casi al
vuelo en la punta de sus pies; su eterno reboso sobre las rodillas, porque,
decía, siempre sentía frío. No tuve tiempo de conversar mucho con ella, y
vaya que le gustaba hablar, siempre feliz con sus recuerdos.
 
llillo2
Mensajes: 121,237
Temas: 10,794
Kudos: 23,382
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Un ramillete de reflecciones a todas las madres y, sus hijos.

Se me perdió la continuación pero se las traigo más tarde.

llillo.

llillo2
Mensajes: 121,237
Temas: 10,794
Kudos: 23,382
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Un ramillete de reflecciones a todas las madres y, sus hijos.

En ese momento pensé que tenía mucha prisa porque estaban a punto de
cerrarme la tintorería y luego, los chicos, habría que pasar a la escuela.
¿cómo estás?, le dije, pero, ahora que recuerdo, ni siquiera la miré a la
cara, mi cabeza estaba en otro lado.
¿cómo me ves?, contestó mustia.
Ya cambia tu reboso mami, contesté sin siquiera atender su pregunta.
Hice como que buscaba algo en el pórtico y con mil argumentos le dije, luego
te hablo, o, si puedo, paso con más calma mañana.
Bajé rápido las pequeñas escaleras, subí a mi auto y le dije adiós desde la
ventanilla. Ella también alzó su huesudita mano y me dijo adiós, adiós.
Enfilé hacia la tintorería donde encontré a dos vecinas, enfrascadas en una
plática estúpida perdimos casi una hora y luego me dirigí a la escuela. Los
chicos ya me esperaban.
En el camino, el pequeño sugirió pasar a ver a su abuela, no saben como me
remuerde hoy la conciencia de no haberlo hecho. En ese momento, sólo atiné a
llamarle la atención porque el niño insistía en ver a su abue mina.
-Déjate de necedades, tengo mil cosas que hacer en la casa, mañana, le dije,
te prometo que pasamos con la abuela.
Y así desperdicié mi día en las mil cosas sin importancia que tenía que
hacer.
En la noche una llamada inusual alteró mi sueño, era mi hermano, el menor,
al que todos llamábamos “el consentido”, sobra decir los motivos, aunque
ahora creo que nunca entendimos lo que mi madre sentía por el, por su
fragilidad y por su corazón tan noble.
Mamá estaba mal, me dijo, “tuvimos que llamarle al doctor”. Inmediatamente
pensé en su corazón, ya tan cansado por tanto trabajo, por tantas angustias
y también, porqué no decirlo, por tantas alegrías.
Aunque intenté contenerme, algo me revelaba el fatal desenlace. Entonces,
con todo el temor y el terror en mi cuerpo le pregunté.
-pero, ¿está bien?
En ese momento la voz de mi hermano se quebró, y aunque siempre pensamos que
era el más débil, me demostró su fortaleza.
-Mamá acaba de morir.
No sé si pasaron segundos, minutos u horas. Sostuve fuerte la bocina en mi
mano, sin querer entender lo que sucedía, aunque lo único que sabía era que
nos habíamos quedado solos.
-¿estás bien?, gritaba mi hermano angustiado porque no tenía respuesta.
Como pude me vestí, siempre con el recuerdo de mi madre en su mecedora.
Llegué con mis hermanos. Y Hoy estoy aquí, parada frente a su ataúd pensando
que mi casa sigue en su mismo lugar; que de mi plática con las vecinas no
obtuve nada importante; que el corazón de mi hijo me guiaba hacia su abuela.
¿Recuerdas cuando tenías cinco años y te comiste un gusanito?, le gustaba a mi
madre preguntarme, y si era delante de mis hermanos mejor.
He de confesar que me molestaba, porque desde entonces, como una marca,
siempre fui comegusanos.
Pero hoy tengo la necesidad de volver a escucharla, de que todos me imaginen
frente a la maceta tomando la oruga para llevarla a mi boca y luego
masticarla, cosas de niños. Pero mamá ya no está, el último recuerdo que
viene a mi mente es esa mano huesudita diciéndome adiós, mientras yo corría
a hacer mis mil cosas importantes
 

llillo2
Mensajes: 121,237
Temas: 10,794
Kudos: 23,382
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Un ramillete de reflecciones a todas las madres y, sus hijos.