El Gordo y La Flaca Univision Foros

¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Platino Brillante
wilrayo
Mensajes: 10,885
Registrado: ‎02-19-2009
0 Kudos

No te echarás con varón como con mujer: es abominación.


No te echarás con varón como con mujer:
es abominación.


Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él; ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él: es confusión.

En ninguna de estas cosas os amancillaréis; porque en todas estas cosas se han ensuciado las gentes que yo echo de delante de vosotros:

Y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores
.

Platino Brillante
wilrayo
Mensajes: 10,885
Registrado: ‎02-19-2009

Re: No te echarás con varón como con mujer: es abominación.

Levítico 18:22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

El movimiento de los homosexuales ha sido muy fuerte con el avance de los años. Hoy en día hay dos ataques por los homosexuales: (1) que la homosexualidad no es un pecado, y (2) que admiten que es un pecado pero niegan a Dios y a su autoridad de mandar en sus vidas. En este folleto, aclararé unos asuntos relacionados con los homosexuales. En general mis comentarios están dirigidos a los dos, homosexualidad y lesbianismo, pero por ser breve, voy a usar el término homosexualidad como un concepto que capta los dos.

Qué es un Sodomita?

El argumento de quienes son homosexuales o quienes son personas favorables a los homosexuales es simplemente que la Biblia no es clara sobre esta práctica, y que el relato de Sodoma se trata del pecado de faltar a la hospitalidad, y este pecado causó tanto la ira de Dios, que no era la homosexualidad (según ellos). Toman la palabra “sodomita” como un sacerdote masculino de una religión pagana (la diosa de la fertilidad), y no como un homosexual.

Deu. 23:17 No haya ramera de entre las hijas de Israel, ni haya sodomita de entre los hijos de Israel.

El concepto de “sodomita” es propuesto de ser algo paralelo a una ramera, o sea, un prostituto masculino quien tiene clientes masculinos. De ser sodomita no es de venir del lugar de Sodoma, sino es una práctica de personas de donde sean (1Reyes 14:24; 15.12; 22:46; 2Reyes 23:7). El concepto de ramera o prostituta fue asociada con mujeres quienes prestan sus cuerpos sexualmente para ganar dinero para su templo. Aunque esto no es el único concepto de ramera (hay otros quienes viven de ello o por simple gusto), lo religioso era parte del concepto. En el templo de la diosa del sexo, la Afrodita, hubo en un tiempo 10,000 mujeres (sacerdotes) sirviendo en tal templo haciendo sexo para apoyarlo.

Es importante de entender que esta religión era una religión del “sentirse bien.” Su concepto era que el tener relaciones sexuales era lo máximo del “sentirse bien,” y entonces ellos se dedicaban al sexo. No era solamente sexo, porque los banquetes, el alcohol, las drogas, la diversión, etcétera entraban en la misma religión como otras formas del “sentirse bien”. Pero la religión en sí principalmente es una adoración del sexo, como vemos hoy en día con los homosexuales y prostitutas (igual como con la industria de la pornografía). No es de negar que tuvieran sexo con mujeres. Estas personas son personas quienes han dedicados sus vidas al sexo, y adoran con toda su alma, cuerpo y espíritu al sexo. Son paralelos a los que viven del sexo (prostitutas). Es muy poca la diferencia.

Platino Brillante
wilrayo
Mensajes: 10,885
Registrado: ‎02-19-2009

Re: No te echarás con varón como con mujer: es abominación.

Job 36:13-14 Mas los hipócritas de corazón atesoran para sí la ira, Y no clamarán cuando él los atare.  14 Fallecerá el alma de ellos en su juventud, Y su vida entre los sodomitas.

El concepto llegó a tener la idea de una persona rechazada de la sociedad por sus perversos y viles hábitos, y estos hábitos estaban envueltos con su adoración del sexo. Keil y Delitzsch añaden la idea que son un tipo de persona quien rehúsa de recordar sus pecados delante de Dios, siendo arrogante, orgulloso, y rebelde, y por lo cual traen la ira de Dios sobre ellos.

Job aquí (36:14) compara los hipócritas con los sodomitas, quienes por su rechazo de la sociedad como perversos, son arrogantes y afuera de la misericordia de Dios, y son personas quienes Dios va a cortar sus vidas en su juventud por la razón de sus perversiones.

En Sodoma[1], el pecado que hicieron era de esforzarse hombre con hombre sexualmente. Es muy difícil torcer el relato para que sea otro pecado. Dios no destruye ciudades enteras por falta de cortesía. Si fuera así, no había ciudad que quedara hoy en día.

La palabra “conocer” es usada en la Biblia para sexo[2] (Génesis 4:1, “conoció Adán a su mujer Eva”). En el mismo contexto de Sodoma (Génesis 19), Lot ofreció a sus dos hijas, quienes “no han conocido varón.” En los dos pasajes la Biblia usa la misma palabra, (yada). La idea es de conocer o tener íntima relación con otra persona. En unos contextos es obviamente usado para tener relaciones sexuales (lo más íntimo de conocer).

En 1Timoteo 1:10, la palabra “sodomita” es [avrsenokoi,thj]. Esta palabra significa un hombre adulto quien tiene sexo con otro hombre adulto, o un niño o un joven. La idea es de acostarse con una mujer para tener sexo, pero en lugar de hombre con mujer, es persona masculina con persona masculina.

1° Reyes 14:24  Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

Entonces claramente el pecado de sodomita es de tener relación sexual con otra persona del mismo género (sexo), sea hombre con hombre, o mujer con mujer[3] (lesbianismo). La práctica de homosexualidad (y lesbianismo) claramente es condenado en la Biblia.

¿Es la homosexualidad pecado y abominación? Sí.

Levítico 18:22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

Levítico 20:13  Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

Simplemente dos personas del mismo sexo haciendo sexo entre sí es una abominación al Señor. En el Antiguo Testamento esta conducta merecía la pena de muerte (que Dios está extremadamente enojado con esto). No es una preferencia en la vida sino una abominación. Dios hizo dos sexos, masculino y femenino, y la actividad sexual es prohibida si no es entre dos personas de sexo opuesto (y casados entre sí).

1° Corintios 6:9-10 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10… no heredarán el reino de Dios.

La idea aquí es claramente un hombre que se acuesta para tener sexo con otro hombre.

Romanos 1:26-28  Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.  28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;

Pablo identificó aquí dos graves, y horribles pecados que son abominaciones delante de Dios, y estos pecados son el lesbianismo y el homosexualismo. Nadie debe tener duda en este asunto que es un pecado y es una abominación delante de Dios. Mucha gente no entiende porque Dios destruyó a los moradores de la tierra delante de Israel. No fue por que Israel era tan bueno, sino por que los pecados y la sodomía de estos países eran asquerosos y abominables.

La Pornografía

Platino Brillante
wilrayo
Mensajes: 10,885
Registrado: ‎02-19-2009

Re: No te echarás con varón como con mujer: es abominación.

En Apocalipsis 21:8, Dios declara que varios diferentes tipos tienen su lugar en el lago de fuego, y mencionó “los fornicarios”. La palabra es pornos, que según Strongs es “1) un hombre quien prostituye su cuerpo para cumplir con el deseo de otro por pago, 2) un prostituto masculino, 3) un hombre quien busca y participa en el sexo, fornicario.” Esta es otra palabra (ve 1Tim 1:10 para la primera) para la persona que se dedica al sexo ilícito. Digo “ilícito” pero a la verdad, Dios ve como idolatría si uno se dedica al sexo, ni modo si es con su pareja de su matrimonio o una relación ilícita. Hay parejas que han dejado a Dios atrás y adoran el sexo aun entre pareja, aquí debemos entender cualquier cosa que metemos arriba de Dios es idolatría. El sexo entre una pareja casada no es pecado (Hebreos 13:4)

Lo interesante aquí es que el concepto de “fornicario” es buscar y exaltar el sexo. La palabra se usa 10 veces[4] en el Nuevo Testamento. En 1Timoteo 1:10 el concepto es usado con los sodomitas. Un sodomita es un hombre con un hombre, pero un fornicario es alguien que exalta el sexo. Los dos son muy similares, y un sodomita es un tipo de fornicario.

El Carácter del Homosexual

Ezequiel 16:49  He aquí que ésta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso.

Hay un carácter que va mano a mano con la adoración del sexo, y especialmente con sexo anormal, que es en contra de la naturaleza (un hombre con un hombre, o una mujer con una mujer). Este carácter perverso es de ser soberbio. Hay individuos quienes se meten en esto, pero no entienden que el orgullo, la arrogancia, y el denuedo de su vida ha sido producido por medio de una práctica y conducta pecaminosa que rechazan la autoridad de Dios en sus vidas. Estas personas están debajo de la ira de Dios, y muy difícilmente son librados de su pecado para conocer la salvación de Dios. Lo que es la “chapa” para encerrarles en la condenación y ira de Dios es su rechazo de admitir que su conducta y práctica es pecaminosa. El sexo es una práctica que es como una droga, que crea dependencias físicas en el cuerpo, que es muy difícil de rechazar y parar una vez que se ha empezado. Solamente por el camino que Dios ha indicado (un hombre teniendo sexo con su esposa) se puede corregir y resistir este pecado.

La Solución de Dios

La solución a la homosexualidad es primero verla como pecado, luego arrepentirse de ella, y luego buscar lo que Dios nos manda, un hombre casado con su mujer hasta que la muerte los separan.