Lisa, una mujer de 43 años que vive en Detroit (EEUU), tiene un hábito alimenticio de lo más extraño. La mujer es adicta a comer pelo de gato.

La mujer confesó que era una cosumidora de pelo de gato, llegando a consumir unas tres bolas de pelo cada día. La mujer se habría comido unas 3.200 bolas de pelo de gato ya que es adicta desde los 15 años de edad.

Soy adicta a comer pelo de gato“, admitió en un programa de la nueva temporada de la serie “My Strange Addiction”, en español: Mi extraña adicción.

mujer-adicta-comer-pelo-de-gato

mujer-adicta-pelo-de-gato

mujer-pelo-de-gato

mujer-adicta-comer-pelo-gato

mujer-disfruta-comiendo-pelo-gato

En el capítulo se puede ver como Lisa prepara su extraña merienda a base de pelos de gatos, incluyendo los que están en el suelo y por el sofá. “Los mejores pelos son los que están cerca del gato”.

La mujer lame a su gato con la lengua como haría un mamá gato con su gatito, teniendo cuidado de que el gato no se lama su trasero o entre las patas que mete en la caja de arena. “Rompo un poco el pelo y luego lo meto en mi boca. Lo mastico y luego lo mezclo con más pelo”, explicaba la mujer.