¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Diamante
viajeroxxi
Mensajes: 38,480
Registrado: ‎03-03-2003
0 Kudos

BUSAZO EN LA CURVA DEL CHILERO 46 MUERTOS.

Lamentable esta noticia, pero ocurrió ayer viernes.


Un bus extraurbano de la empresa Cubanita se accidentó en el kilómetro 33.5 de la ruta a El Salvador en el lugar conocido como la curva El Chilero, en el cual se han registrado anteriormente varios accidentes con saldos trágicos. Esta vez, el número de víctimas asciende al menos a 46 muertos y una veintena de heridos graves, según reportaron ambos cuerpos de socorro.

Testigos narraron que el autobús registró desperfectos en el sistema de frenos algunos kilómetros atrás, sin embargo, el piloto prosiguió en la ruta. El autobús pulman salió de la Terminal de autobuses a eso de las 17:30 horas rumbo a Jutiapa, con más de 60 pasajeros a bordo. El socorrista Carlos Pérez, de los Bomberos Municipales, indicó que debieron utilizar equipo especial para rescatar los cuerpos de los restos del vehículo, el cual quedó destrozado.

Poco a poco fueron sumándose los cuerpos inertes a la orilla de la carretera, los que fueron cubiertos con mantas y pedazos de plástico.

El presidente de la Gremial de Rutas Extraurbanas (Gretex), Óscar Alvizures, dijo que las condiciones del asfalto y la carretera no son adecuadas. “Todo nos lleva a que el estado de la carretera no es favorable porque no llena los estándares internacionales”, agregó.

Alvizures aseguró que es responsabilidad del propietario del autobús adquirir un seguro de transporte que indemnice a las víctimas en estos casos.
Colapsan emergencias
La emergencia del Hospital Roosevelt colapsó por los heridos graves que fueron trasladados por los socorristas y debieron desviar algunas ambulancias hacia el hospital San Juan de Dios.

Con relación a la situación del sistema hospitalario, el vicepresidente Rafael Espada, quien se apersonó al Roosevelt, dijo que “el sistema no está preparado para esto”, sin embargo, agregó que estaba en el lugar para prestar la asistencia necesaria.

Edgar Guerra, representante de asistencia al usuario, manifestó que los familiares de las víctimas se pueden avocar al teléfono 5555-8629 para asistirlos en los trámites de cobro del seguro.




***********************************************************************************************************************************
Los principios no mueren. Quienes mueren son las personas, a veces los recuerdos. Mueren los que no tienen principios, los que se arrastran y pisotean la ética a cada paso, los que “transan”, los que ven el derecho de su nariz y sus intereses. Pero aquéllos que esculpen en bronce sus ideas, que propagan los principios y los lanzan a los cuatro vientos y se enorgullecen de sostenerlos, no mueren. Nos dicen adiós, pero continúan martillando con sus frases, sus opiniones y afirmaciones, aunque algunos las consideren pasadas de moda, a destiempo, anticuadas o radicales.

EL VIAJEROXXI
Diamante
viajeroxxi
Mensajes: 38,480
Registrado: ‎03-03-2003

Re: BUSAZO EN LA CURVA DEL CHILERO 46 MUERTOS.

TOMADO DE PRENSA LIBRE.




Por O. Cardona, H. Alvarado, J. Lara y L. Rodríguez

Un bus de los transportes Cubanita se accidentó anoche, en la vuelta El Chilero, kilómetro 33.5 de Villa Canales a Barberena, Santa Rosa, a eso de las 19.15 horas, y causó la muerte de 48 personas, entre ellas, cuatro niños, y dejó a 27 gravemente lesionadas.

Luis Fernando Alvarado, quien al momento del percance conducía su automóvil, dijo que el autobús —sobrecargado— se desplazaba a excesiva velocidad. Aproximadamente, a más de cien kilómetros por hora.

“Me rebasó, y sólo vi que el autobús se recostó sobre el lado izquierdo, y al arrastrarse en el pavimento, produjo chispas. Finalmente, cayó al barranco, de unos 10 metros”, refirió.

De inmediato, los automovilistas que circulaban por el sector alertaron a los bomberos y trataron de auxiliar a quienes gritaban en medio de la oscuridad.

Según Alvarado, uno de los heridos le comentó que antes de llegar a la entrada a Santa Elena Barillas habían observado que el bus tenía desperfectos mecánicos, y le pidieron al chofer que se detuviera, pero éste se negó. Explicó que el piloto les había dicho que no había ningún problema.

Luis Cifuentes, uno de los pasajeros que resultó con golpes, indicó, en el Hospital Roosevelt, que habían notado que a la camioneta le estaban fallando los frenos. “Cuando llegamos a la vuelta (El Chilero), el bus iba demasiado rápido, y no pudo parar”, refirió.

La empleada de una gasolinera situada a unos metros de donde ocurrió la tragedia, manifestó: “Es lamentable; es increíble que haya tantos muertos. Todavía una persona se bajó aquí, enfrente de la gasolinera, y a los pocos minutos escuchamos un gran estruendo”.

La unidad de transporte quedó totalmente destruida y los cuerpos de las víctimas destrozados. Los socorristas tuvieron que mover el bus para sacar los cadáveres que estaban debajo de los hierros retorcidos.

Hasta anoche, se ignoraba la identidad del chofer, que se supone que es uno de los que expiró en el Roosevelt, aunque al cierre de esta edición no estaba confirmado.

Los bomberos Voluntarios y Municipales trasladaron 10 heridos al hospital de Cuilapa, Santa Rosa, donde murieron dos, a eso de las 22 horas, y 20 al Roosevelt, donde fallecieron otras cuatro personas.

Por lo escabroso del terreno, los socorristas tuvieron que utilizar lazos para deslizarse hasta donde quedó el bus y poder rescatar los cadáveres.

Al cierre de la edición, los socorristas tenían la esperanza de encontrar a alguna persona con vida entre los restos de la camioneta.
Gritos de auxilio

“Ay, doctor, ayúdeme; siénteme un rato, por favor”, se quejaba gritando, en el Roosevelt, un hombre a quien le sangraba la boca y tenía el rostro cubierto de tierra. El dolor le impedía decirle a los médicos y enfermeras qué era lo que sentía.

Rafael Espada, vicepresidente de la República, y el viceministro de Gobernación, Édgar Hernández Umaña, llegaron al hospital.

“Es lamentable que las emergencias colapsen con un accidente y no se tenga la capacidad para responder, por lo que es urgente que se nombre una comisión nacional de trauma y habilitar en cinco puntos unidades de atención inmediata”, expresó Espada, quien supervisó el trabajo de los médicos y de las enfermeras.

Édgar Guerra, de la Asociación de Usuarios del Transportes Urbano y Extraurbano, puntualizó: “La imprudencia de un piloto le costó la vida a varias personas; es lamentable”.



************************************************************************************************************************************************
Los principios no mueren. Quienes mueren son las personas, a veces los recuerdos. Mueren los que no tienen principios, los que se arrastran y pisotean la ética a cada paso, los que “transan”, los que ven el derecho de su nariz y sus intereses. Pero aquéllos que esculpen en bronce sus ideas, que propagan los principios y los lanzan a los cuatro vientos y se enorgullecen de sostenerlos, no mueren. Nos dicen adiós, pero continúan martillando con sus frases, sus opiniones y afirmaciones, aunque algunos las consideren pasadas de moda, a destiempo, anticuadas o radicales.

EL VIAJEROXXI
Diamante
viajeroxxi
Mensajes: 38,480
Registrado: ‎03-03-2003

Re: BUSAZO EN LA CURVA DEL CHILERO 46 MUERTOS.

NOTA DE PRENSA LIBRE.

Un bus de los transportes Cubanita se accidentó anoche, en la vuelta El Chilero, kilómetro 33.5 de Villa Canales a Barberena, Santa Rosa, a eso de las 19.15 horas, y causó la muerte de 48 personas, entre ellas, cuatro niños, y dejó a 27 gravemente lesionadas.

Luis Fernando Alvarado, quien al momento del percance conducía su automóvil, dijo que el autobús —sobrecargado— se desplazaba a excesiva velocidad. Aproximadamente, a más de cien kilómetros por hora.

“Me rebasó, y sólo vi que el autobús se recostó sobre el lado izquierdo, y al arrastrarse en el pavimento, produjo chispas. Finalmente, cayó al barranco, de unos 10 metros”, refirió.

De inmediato, los automovilistas que circulaban por el sector alertaron a los bomberos y trataron de auxiliar a quienes gritaban en medio de la oscuridad.

Según Alvarado, uno de los heridos le comentó que antes de llegar a la entrada a Santa Elena Barillas habían observado que el bus tenía desperfectos mecánicos, y le pidieron al chofer que se detuviera, pero éste se negó. Explicó que el piloto les había dicho que no había ningún problema.

Luis Cifuentes, uno de los pasajeros que resultó con golpes, indicó, en el Hospital Roosevelt, que habían notado que a la camioneta le estaban fallando los frenos. “Cuando llegamos a la vuelta (El Chilero), el bus iba demasiado rápido, y no pudo parar”, refirió.

La empleada de una gasolinera situada a unos metros de donde ocurrió la tragedia, manifestó: “Es lamentable; es increíble que haya tantos muertos. Todavía una persona se bajó aquí, enfrente de la gasolinera, y a los pocos minutos escuchamos un gran estruendo”.

La unidad de transporte quedó totalmente destruida y los cuerpos de las víctimas destrozados. Los socorristas tuvieron que mover el bus para sacar los cadáveres que estaban debajo de los hierros retorcidos.

Hasta anoche, se ignoraba la identidad del chofer, que se supone que es uno de los que expiró en el Roosevelt, aunque al cierre de esta edición no estaba confirmado.

Los bomberos Voluntarios y Municipales trasladaron 10 heridos al hospital de Cuilapa, Santa Rosa, donde murieron dos, a eso de las 22 horas, y 20 al Roosevelt, donde fallecieron otras cuatro personas.

Por lo escabroso del terreno, los socorristas tuvieron que utilizar lazos para deslizarse hasta donde quedó el bus y poder rescatar los cadáveres.

Al cierre de la edición, los socorristas tenían la esperanza de encontrar a alguna persona con vida entre los restos de la camioneta.
Gritos de auxilio

“Ay, doctor, ayúdeme; siénteme un rato, por favor”, se quejaba gritando, en el Roosevelt, un hombre a quien le sangraba la boca y tenía el rostro cubierto de tierra. El dolor le impedía decirle a los médicos y enfermeras qué era lo que sentía.

Rafael Espada, vicepresidente de la República, y el viceministro de Gobernación, Édgar Hernández Umaña, llegaron al hospital.

“Es lamentable que las emergencias colapsen con un accidente y no se tenga la capacidad para responder, por lo que es urgente que se nombre una comisión nacional de trauma y habilitar en cinco puntos unidades de atención inmediata”, expresó Espada, quien supervisó el trabajo de los médicos y de las enfermeras.

Édgar Guerra, de la Asociación de Usuarios del Transportes Urbano y Extraurbano, puntualizó: “La imprudencia de un piloto le costó la vida a varias personas; es lamentable”.


*****************************************************************************************************************************************************************************
Los principios no mueren. Quienes mueren son las personas, a veces los recuerdos. Mueren los que no tienen principios, los que se arrastran y pisotean la ética a cada paso, los que “transan”, los que ven el derecho de su nariz y sus intereses. Pero aquéllos que esculpen en bronce sus ideas, que propagan los principios y los lanzan a los cuatro vientos y se enorgullecen de sostenerlos, no mueren. Nos dicen adiós, pero continúan martillando con sus frases, sus opiniones y afirmaciones, aunque algunos las consideren pasadas de moda, a destiempo, anticuadas o radicales.

EL VIAJEROXXI