Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Miembro
eduarditodecaro
Mensajes: 14
Registrado: ‎09-13-2012
0 Kudos

1.6 derecho y su relacion con otras ciencias parte3

Osca Hermosillo Quiroga parte: 3 Por lo tanto, de acuerdo con el Programa, nuestro objeto de estudio está constituido tanto por el sistema normativo impuesto por el Estado, como por los órganos de gobierno que elaboran y aplican las normas jurídicas, por las relaciones sociales que determinan, por los valores que tratan de realizar. Esta concepción del Derecho como fenómeno integrado por las normas jurídicas, los hechos sociales que las producen, las conductas humanas en que se manifiesta su cumplimiento o su violación, y las exigencias valorativas que las fundamentan, implica, como lo establece el Programa, “el análisis lógico formal” de las normas (conceptualización, sistematización e interpretación),propuesto por el positivismo, pero requiere de manera ineludible de las aportaciones de la Economía, la Ciencia Política, la Historia y en general de todas las ciencias sociales, si verdaderamente queremos conocer en su integridad al Derecho. Aunque las aportaciones mencionadas son invaluables, aquí nos limitamos a mencionar algunas de ellas. La Filosofía como concepción totalizadora del hombre y del universo, le permite al Derecho la investigación de su esencia y la de los valores propios de lo jurídico (5). La Historia estudia las causas y consecuencias de los acontecimientos que producen las transformaciones de las instituciones humanas, nos permite analizar al Derecho en su dimensión temporal, como resultado de procesos en constante cambio. Las aportaciones hechas al Derecho por la Sociología nos permiten explicarlo como una manifestación de la conducta humana, como un hecho social que debe ser analizado en la misma forma que los demás productos de la vida colectiva. La Sociología nos permite estudiar a las reglas de Derecho en cuanto expresan un determinado estado social, ya que toda sociedad se refleja en su sistema jurídico. También cuestiona en que medida las normas se aplican efectivamente o sólo expresan un ideal alejado de la realidad (6); cada vez son más los juristas que se preocupan por encontrar el sentido y alcance de las reglas jurídicas situándoles en su contexto social. La relación entre los fenómenos económicos y los jurídicos es muy estrecha. La economía no puede funcionar ni organizarse sin el marco del ordenamiento jurídico, el cual debe ajustarse a las exigencias y fines de la economía, las cuales no deben afectar, ni destruir por restricciones ni sanciones excesivas, pero a su vez, debe regular los fenómenos de acuerdo a su propia lógica y realidad. El producto más acabado de estas relaciones lo constituye hoy el Derecho Económico, conjunto de principios, normas y procesos jurídicos, tendiente a posibilitar y controlar la intervención del Estado en los aspectos macro y micro económicos (7). Respecto a la Ciencia Política, existen dos concepciones distintas. Para algunos autores, la Ciencia Política es la ciencia del Estado, el arte de gobernarlo y dirigir sus relaciones con otros Estados. Para otros, la Ciencia Política es la ciencia del poder, su objeto de estudio está constituido por los fenómenos del poder, los fenómenos del mando que se manifiestan en una sociedad (8). Sabemos ya, que el orden jurídico en cuanto conjunto de normas reguladoras de la vida social, es establecido y aplicado por el Estado, pero por otra parte, la acción y la duración del poder del Estado se fundamenta en el sistema jurídico, que regula tanto la actuación de los órganos de poder, como la de los súbditos. Esta situación establece con toda claridad la relación que existe entre el Derecho y el poder, entre la Ciencia Jurídica y la Ciencia Política. En la actualidad, se afirma cada vez más en los campos de la Teoría del Estado y del Derecho Constitucional, la tendencia de no limitar sus estudios, al análisis de las instituciones oficiales, en sus aspectos meramente jurídicos, sino ampliarlo al de su funcionamiento concreto y también al de las organizaciones no gubernamentales, como partidos políticos o grupos de presión, por otra parte, la Ciencia Jurídica no podría analizar al Estado y a los fenómenos de poder, sin conocer el ordenamiento jurídico.