Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Platino Brillante
mamilas
Mensajes: 13,233
Registrado: ‎09-16-2002
0 Kudos

15 minutos de fama. tu que harías?

Andy Warhol decía que “en la vida futura todos tendremos 15 minutos de fama”… “y hay gente que es capaz de hacer cualquier cosa por extenderlos a media hora”, completa sabiamente mi amigo Miguel Cane. Así como el poder es un vicio que llega a cegar hasta el más ecuánime de los seres, la fama es el llamado a ese deseo ¿torcido? del ser humano que grita I’m gonna live forever!… baby remember my name!

Hay varios tipos de fama. Existe la ganada a pulso y talento, viene generalmente acompañada del prestigio. También está la que se busca a costa de lo que sea; es ese tipo de gente que quiere ser famosa por el simple hecho de ser famosa. Y está la fama instantánea, la que de repente llega sin que la persona se lo haya propuesto. Esta última tiene lo suyito pues a todos nos puede pasar y las reacciones ante ella suelen ser, desde esconderse, hasta catapultarse a los programas de chismes de la farándula y nota rosa.

Ana María Ríos optó por esto último. ¡Achis! ¿Y ésa quién es? me dirán. Pues dejen les explico: si se han preguntado, qué tengo que hacer para volverme famoso en España. Muy sencillo, tomen un vuelo a Cancún, pasen unos diítas en la cárcel, lagrimeen sobre la corrupción e injusticias en el tercer mundo, pongan cara de compungidos y ¡listo! Las cámaras los seguirán y conseguirán un jugoso contrato de 50 mil euros para posar desnudos en senda revista para caballeros. Eso hizo la peluquera gallega que fue aprendida en esa ciudad quintanarroense por posesión de cartuchos percutidos y un detonador. Miren qué padre, en lugar de gastarse una lana en psicoanalistas para superar el trauma, muy listilla la muchachilla, decidió sacudirse todos sus complejos de un solo golpe y siguiendo los consejos de los Hombres G, se soltó el pelo y el brassiere.

La chica que se la ha pasado de entrevista en entrevista justificando el porqué de su destape, dice cosas como, “me avergüenza más que España me viera esposada, que desnudarme” o (esta me encanta) “siempre había soñado posar para una revista de caballeros. ¡Qué ternuris de nena! Como mexicano me siento tan bien de que mi país haya ayudado a una pueblerina a alcanzar sus sueños, ¡ay! es como de telenovela. Me pregunto si tras el éxito que consiguió la reinis con su detención, no tendremos una oleada de gente en las playas mexicanas pidiendo que los entamben. Yo por lo pronto quiero una foto así de retocada, (qué ardilla, dirán, pero porfa vean las fotos de ella presa) que me pongan copa C (aunque no la necesite, soy hombrecito), bronceado espectacular y un lunar tipo Cindy Crawford.

Pero no es la única y aquí tenemos lo nuestro, se acuerdan de aquel compatriota que fue condenado a muerte en los Estados Unidos y que tras el apoyo del gobierno mexicano salió en libertad. Ricardo Aldape Guerra pasó de la noche a la mañana de preso (esto de la cárcel deja) a actor de telenovela. Este hombre estuvo 15 años en prisión y cuando fue liberado la gente lo tomó como un símbolo de las injusticias que viven los mexicanos indocumentados en los Estados Unidos. Los de TV Azteca aprovecharon su fama instantánea y lo colocaron rápidamente en uno de sus culebrones para atraer rating. En eso andaba el buen Aldape cuando —después de haber estado a punto de ser ejecutado en seis ocasiones— se mató en un accidente de carretera a tan sólo 4 meses de su liberación. Cosas del destino.

O qué tal John Wayne Bobbit, el ex marine al que su esposa ecuatoriana, Lorena, le amputó el pene después de haber sido violada por él. Tras reimplantarle el miembro y luego de someterse a una segunda operación para agrandárselo, el hombre se convirtió en una fugaz estrella porno, industria para la que filmó grandes obras del séptimo arte como: John Wayne Bobbit Uncut y Frankenpenis (ji-ji, jo-jo, ja-ja, je-je, este título es genial, me duele la panza de la risa), digo, para que nos quedara claro que “aquello” le funcionaba y de pasadita embolsarse de unos miles de dólares, why not?

Pero los casos más patéticos, son los egresados de ese experimento llamado Big Brother. Gente perfectamente desconocida que expone hasta sus más íntimos momentos, tan sólo para ser “alguien”. Durante meses observamos como comen, duermen, caminan, se bañan, etcétera, y nos cuentan su vida entre llantos y risas. ¿Para qué? Para tratar de vivir luego de ser ellos mismos. Algunos consiguen participaciones en programas de tele o se desnudan también para revistas; otros son pareja de personas con fama propia, o graban un disco que nadie compra. Lo que me da mucha risa es que después de dejarse llamar “Pato”, “Mapacha”, “Chío”, “Chiva”, “China”, “Negra”, “Raspa”, “Ratona”, “Buki”, “Doc”, y otros apodos dignos de formar parte del Bestiario de Arreola, intentan colocar su verdadero nombre en nuestra memoria. ¡Please-porfaviurs!

No se crean, me he preguntado a veces, ¿qué haría yo con mis 15 minutos de fama? Bueno, creo que depende de los que me ofrecieran; desnudarme eso sí no, ¿asaltar a un inocente y robarlo? Para eso se necesitan más que 15 ó 30 minutos de fama…no lo sé… ¿Ustedes qué harían?

Diamante
jlabastida
Mensajes: 28,531
Registrado: ‎08-31-2002

Re: 15 minutos de fama. tu que harías?

Buena pregunta.
Dejenme pensarlo, y al rato les traigo la respuesta.   :cara_auchh:
Cristal
totenkopf
Mensajes: 5,480
Registrado: ‎11-23-2004

Re: 15 minutos de fama. tu que harías?

:cara_yes:
,