Feedbak UVideos

¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
llillo2
Mensajes: 119,314
Temas: 10,545
Kudos: 20,507
Registrado: ‎06-17-2001

Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

 Sin Manos  y sin Piernas
 4.5000.000 de ejemplares vendidos en Japón
Ashiya. Hirotada Ototake es un joven de 24 años, bien parecido, recién graduado (en
marzo pasado) en Ciencias Políticas y Económicas por la Universidad
de Waseda (Tokio). Debido a una “tetra-amelia” –mal congénito muy raro–, nació sin
piernas ni brazos. Es también, hoy por hoy, uno de los personajes más
conocidos y admirados de Japón.
Antonio Mélich, ACEPRENSA. Servicio 72/00 (extracto)
Oto (o bien Oto-chan, diminutivo de su apellido con el que gusta firmar) ha escrito
una obra, Gotai Fumanzoku (“No en perfecto estado”), que desde su publicación,
en octubre de 1998, ha superado ya los 4,5 millones de ejemplares de ventas. De la
versión inglesa, que apareció a finales de febrero pasado con el título
No One’s Perfect, se han vendido hasta el momento más de 20.000 ejemplares.
La vida, tan poco convencional, de Oto-chan, ha captado la imaginación de los lectores,
además de en Japón, en Corea del Sur, Taiwán y China. Se han publicado
traducciones al coreano, al cantonés y al mandarín. La versión inglesa, que reproduce
fielmente el estilo directo del original, se pondrá a la venta simultáneamente
en Estados Unidos y Gran Bretaña en septiembre próximo.
La popularidad del joven autor ha sido tan repentina como veloz en su crecimiento.
Se ha convertido en el favorito de los mass-media, es presentador de
un programa de televisión de máxima audiencia y se ve inundado a diario por un sinfín
de invitaciones para entrevistas, firma de autógrafos y conferencias,
que le han llevado a muchas partes del país. Pero en medio del resplandor y el bullicio
de la publicidad, Ototake sigue siendo fiel a su personalidad.
Como se desprende del relato autobiográfico, su libro es la historia de un muchacho
con increíble coraje y capacidad de disfrutar de la vida. Y es, al
mismo tiempo, un estímulo para entender cómo el aceptar las imperfecciones de otros
puede hacer nuestras vidas menos imperfectas.
En la escuela, como uno más
En su million-seller, Oto describe su historia personal desde que sus padres le dieron
la bienvenida al mundo. Temiendo que su madre pudiera sufrir una
postración nerviosa al ver los defectos físicos de su hijo, los médicos no le dejaron
ver al niño durante un mes. “Es encantador” fueron, sin embargo,
las palabras que pronunció su madre al tenerlo por primera vez en brazos.
Con el apoyo de sus padres y no sin tener que vencer varias dificultades, Ototake
recibió su educación desde pequeño en escuelas públicas, a diferencia
de la mayoría de los niños con graves limitaciones físicas. Tanto los maestros como
sus compañeros de clase procuraron desde el principio buscar maneras
de que Oto-chan pudiera participar en las actividades escolares –al menos en la mayoría
de ellas– como uno más. Pero lo ayudaban solo cuando era absolutamente
necesario. Así inventaron la estratagema bautizada con el nombre de “regla de Oto-chan”.
Por ejemplo, cuando Ototake tomaba parte en un partido de béisbol,
un suplente corría en su lugar hasta la base. Si Oto, balanceando el palo entre sus
pequeños brazos, conseguía mandar la pelota a la altura de los infielders
(jugadores situados dentro del campo, o cuadro de demarcación) se consideraba home
run.
Estas reglas, escribe, no se hicieron porque sus amigos tuvieran lástima de él, sino
porque querían que participara en sus juegos, ya que era uno más de
la clase: cosa que a él, por otra parte, le parecía natural.
Con el aliento del entrenador, practicó el baloncesto y, a base de mucha constancia,
consiguió mejorar de tal modo su habilidad para manejar la pelota con
sus cortos muñones, que participó incluso en partidos de competición intercolegial.
En el club de fútbol de la escuela secundaria se encargó de recoger
y analizar datos de los equipos rivales.
Sus profesores y compañeros fueron de nuevo un buen apoyo, y él fue siempre lo suficientemente
vigoroso para tomar parte en todo tipo de actividades estudiantiles
y fiestas. Sus amigos, dice, llegaron a llamarle “el hombre festival”. Ya en la universidad
colaboró activamente en la Asociación Internacional de Estudiantes
de Ciencias Económicas y Comerciales, y ha dedicado también tiempo y esfuerzo a actividades
cívicas de la localidad donde vive.

llillo2
Mensajes: 119,314
Temas: 10,545
Kudos: 20,507
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

 Destinado a algo especial
“Supongo que, como la mayoría de la gente no está acostumbrada a tratar con personas
discapacitadas, muchos se sorprenden al ver lo normal que ha sido
siempre mi vida”, dice especulando sobre la razón de que el número de los lectores
de su libro crezca de día en día.
En lugar de aceptar su condición física como un handicap, Oto-chan ve su apariencia
como algo que le marca un destino especial. De esto se dio cuenta –escribe
en el libro– el 13 de noviembre de 1996, durante una noche de insomnio en la que,
pensando en su futuro, tomó conciencia por primera vez en su vida (a
los 20 años) de que era minusválido. Y pensó que debía aprovechar esa circunstancia
para hacer algo en la vida que solo él –valiéndose precisamente de
su incapacidad física– podía hacer. Su aspecto corporal es parte de su encanto. Efectivamente,
como la foto de la portada del libro atestigua, sus brazos
y piernas están truncados formando meros muñones.
Al día siguiente, nada más salir a la calle, encontró la respuesta a los pensamientos
de la noche anterior. Unas personas conocidas con las que había cooperado
en una campaña para mantener el campus de Waseda limpio de basura, querían hablar
con él para invitarle a cooperar en un proyecto más ambicioso. Le explicaron
que su principal interés era promover una comunidad “sin barreras”, para mejorar
los accesos a los ancianos y a las personas incapacitadas; “pero necesitamos
tomar en cuenta, ante todo –le dijeron–, el punto de vista de las personas a las
que esto les concierne directamente: por esto hemos pensado en ti”.
“No daba crédito a mis oídos –escribe Oto-chan–: justo la noche anterior empecé a
querer hacer algo sirviéndome precisamente de mi condición de discapacitado
y ahora, de repente, me ofrecen la posibilidad de hacerlo realidad. ¿Qué es lo que
pasa? Me dio un poco de espanto, como si hubiera visto una aparición.
Aunque no pertenezco a ninguna religión, eso fue suficiente para hacerme creer en
la existencia de un ser superior”.
Derribar las barreras mentales
Quizás la virtud más impresionante de Oto-chan –aparte de su optimismo–, que se desprende
de la lectura del libro, es la capacidad de mantener su dignidad
cuando alguien muestra repugnancia al verle. Él es muy consciente de este tipo de
reacción, y no solo la pasa por alto con elegancia, sino que le incita
a progresar en su continuada campaña para quitar barreras, empezando por quitar las
barreras del corazón y de la mente. Ha aprendido que esto se consigue
cuando hay familiaridad, cuando la gente tiene trato con este tipo de personas y
se da cuenta de que la incapacidad física es solamente un accidente, y
que lo esencial –el ser persona– no cambia.
Los niños son sus principales aliados en esta campaña, y por eso acude con frecuencia
a colegios para dar conferencias y hablar con los chicos acerca de
su vida y de la importancia de tener una mentalidad sin barreras. Le hacen muchas
preguntas, algunas embarazosas –dice–, pero cuando les responde de tú
a tú, francamente, satisfaciendo su natural curiosidad, acaban por tratarle como
a un amigo y le dicen “Oto-chan, vuelve otra vez a estar con nosotros”.
“Les digo que para hacer nuestras ciudades sin barreras, con fácil acceso tanto para
los físicamente impedidos como para los ancianos, lo más importante
es que todos tengamos una mentalidad sin barreras. Al principio no entienden y parecen
desconcertados. Luego les digo: si tu papá usara una silla de ruedas
y tú estuvieras a punto de diseñar tu nueva casa, ¿verdad que te plantearías la posibilidad
de hacer una planta llana sin escaleras, o bien instalarías
ascensores además de escaleras, para que tu papá pudiera moverse fácilmente de un
sitio a otro?”.

llillo2
Mensajes: 119,314
Temas: 10,545
Kudos: 20,507
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

 Ototake tiene especial interés en atraer a los niños a su campaña y, por este motivo,
ha escrito un nuevo libro ilustrado –que se publicó a mediados de
marzo– sobre los amigos y maestros de un personaje ficticio llamado Yuta, cuyos brazos
y piernas están truncados. Con el título de Purezento (“Regalo”),
este libro está dirigido a niños menores de diez años.
Qué aportan los minusválidos
En realidad, Hirotada Ototake es una explosión de energía en la que resplandece un
firme sentido de seguridad. Se puede bien decir que Oto-chan es el prototipo
de hombre que ha triunfado gracias a su propio esfuerzo.
En la sociedad competitiva de hoy –dice–, donde se espera siempre de uno que sobresalga
en lo que hace, estamos perdiendo el sentido de lo obvio: echar
una mano cuando ves a alguien con dificultades. En muchas partes se oyen quejas de
que la sociedad se desmorona porque sus miembros no se ayudan unos a
otros. Quizás las personas que pueden rehacer la sociedad para que sea más humana
sean precisamente las que padecen incapacidad física.
Me dicen –escribe en la última página de su libro– que, cuando los exámenes prenatales
revelan algún defecto en el feto, los padres casi siempre optan por
no tener al niño. Si a los futuros padres, que no han tenido apenas contacto con
personas físicamente incapacitadas, les dicen de repente “vuestro hijo
será minusválido”, ellos quizás no se sentirán con la suficiente fuerza y seguridad
para criarlo. Su propia madre –añade– le confesó un día que ella no
estaba segura de cómo habría reaccionado si le hubieran hecho un examen prenatal.
“Todo esto –termina– me hace querer decir alto y claro que, incluso con mi incapacidad
física, soy feliz y disfruto todos los momentos de cada día. Fue
la necesidad de mandar este mensaje –no hace falta nacer perfecto para estar alegre–
por lo que elegí el título No One’s Perfect para la versión inglesa
de mi libro. Hay personas que nacen con un cuerpo perfecto y van por la vida llenos
de negra desesperación. Otros, a pesar de no tener brazos ni piernas,
llevan una vida llena de paz y sin preocupaciones. La incapacidad física no tiene
nada que ver con ello”.
tabla con 5 columnas y 2 filas
Conceptos
Testimonios
Los médicos
Gente diversa
Correo
La Filosofía
El Derecho
Con la Iglesia
New
Principal
final de tabla
__._,_.___

siguele
Mensajes: 1,713
Temas: 279
Kudos: 127
Registrado: ‎07-18-2010

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

:smileyvery-happy:edos:

llillo2
Mensajes: 119,314
Temas: 10,545
Kudos: 20,507
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

llillo2
Mensajes: 119,314
Temas: 10,545
Kudos: 20,507
Registrado: ‎06-17-2001

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

EJEMPLOS DE VIDA A SEGUIR
Cada caso es un caso único y cada persona un mundo diferente.  Cada quien  recupera
su desempeño, desarrolla otros  talentos o habilidades dependiendo
del apoyo de familiares, de su cónyuge, de su educación, de sus creencias, del entorno
en que se mueve, y de muchas otras cosas, pero primordialmente de
si mismo, de su fe en Dios, de sus ganas de Salir adelante, de no dejarse abatir
o amilanar antes  estos duros zarpazos del destino.
Es pensar que si hoy hemos perdido nuestras alas  porque nos las arrebato un accidente
o una enfermedad,  es que vamos a tener unas nuevas para volar mas
alto.
Ante  zarpazos tan duros que se reciben en la vida es natural que uno se resienta,
pero es mejor elegir superarse en vez de renegar,  culparse o culpar
al destino o a Dios  y  luego  terminar en depresión.
Revisemos a continuación algunos casos de personas, entre millares,  que por circunstancias
de la vida han perdido algún miembro o varios  de su cuerpo,
han nacido sin ellos, o por alguna enfermedad ya  no funcionan,  no ha sido obstáculo
para  seguir adelante, encontrarle una razón a la  situación y aprovecharla
para descubrir  talentos ocultos
Un escocés sin manos ni pies premiado por escalada
http://mensual.prensa.com/mensual/contenid
o/2003/02/12/hoy/revista/875042.html
LONDRES, Inglaterra, (EFE). —Un alpinista escocés, que sufrió la amputación de sus
manos y pies en 1999, recibió ayer un premio por su participación en
una escalada en Suiza destinada a promover la protección del medio ambiente y la
paz.
El Instituto Internacional para la Paz con el Turismo entregó al escalador Jamie
Andrew ese galardón en Ginebra por su participación, en agosto de 2002,
en el ascenso de varios picos suizos, incluido el Monch, con más de 4 mil metros
de altura.
Para realizar esta hazaña, recurrió a unas piernas artificiales hechas a la medida
y a bastones adaptables a sus extremidades
Andrew es la primera persona con una amputación cuádruple que ha realizado esa gesta.
El equipo que acompañó al escocés incluía a dos alpinistas y un paquistaní, que clavaron
las banderas de sus respectivos países en las cumbres como símbolo
del deseo de reconciliación de los países rivales.
………..En 1999, Jamie Andrew perdió sus manos y pies tras ser rescatado de un pico
francés en un grave estado de congelación, en un accidente que causó la
muerte a su compañero.
Pero esto no acabó con la pasión de este deportista por la montaña, pues hace tres
años batió otro récord al subir el pico Ben Nevis, el más alto del Reino
Unido.
Guitarrista y Cantante Nicaragüense sin brazos - Tony Meléndez
Nació en Nicaragua y por circunstancias de la vida nació sin brazos.Es un virtuoso
guitarrista y cantante, no obstante no tener brazos.
Ver el video  de su vida y conciertos  vale más que muchas palabras.
Le invitamos a que lo vea en los siguientes sitios:
http://www.unav.es/capellaniauniversitaria/
testimonios/tony.htm
http://www.fluvium.org/textos/vidahumana/
vid93.htm
STEPHEN HAWKING
Físico británico  autor de  teorías sobre la expansión del universo, los agujeros
negros y el big bang. Autor del  libro La Historia del Tiempo, entre otros.
Pero hay algo mucho más que decir de este genio y es destacar su actitud ante la
enfermedad que padece.
Stephen lleva más de treinta años paralizado y reducido a una silla de ruedas, sin
poder hablar. Así lo tiene una terrible enfermedad degenerativa llamada
ELA: esclerosis lateral amiotrófica. Pero eso no lo amilana y a pesar de ella, investiga,
dicta clases y ama la vida con pasión.   Se comunica a través
de un sofisticado aparato y, en lugar de quejarse, AMA LA VIDA Y sigue adelante sin
renegar.
Si desea conocer más de su vida, visite el siguiente sitio:
http://www.artehistoria.com/historia/
personajes/7806.htm
PINTORES SIN MANOS
Personas sin manos o disfuncionales de manos o de manos y pies cuya limitación física
no ha sido obstáculo para convertirse en  extraordinarios y verdaderos
artistas de la pintura, dignos de admirar y seguir su ejemplo de superación.
A continuación 2 paginas que recomiendo visitar donde encuentran biografías y videos
que nos asombrarán a discapacitados físicos y a los que teniéndolo
todo se quejan y reniegan, se amilanan y caen ante las más mínimas dificultades.
Enlaces:
www.pintoressinmanos.com
www.aapbp.com
__._,_.___

Diamante
ellie0
Mensajes: 69,888
Registrado: ‎02-07-2003

Re: Sin manos y sin piernas, intrépido joven!

impresionante, realmente cuando se quiere, se puede salir adelante! saludos Llillo!