¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Retirado
sirjohn
Mensajes: 137,146
Registrado: ‎12-15-2005
0 Kudos

CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

EL MUY MARI—CA QUE ASESINO A SANGRE FRIA A MILES DE CUBANOS, CUANDO LE LLEGO SU HORA IMPLORABA COBARDEMENTE POR SU VIDA.

‘Don’t Shoot! I’m Che!’
—— ^ | Oct. 10, 2005 | Humberto Fontova

October 8 was the 38th anniversary of the day the quaking “guerrilla hero” was prompted to say: “Don’t Shoot! I’m Che! I’m worth more to you alive than dead!”

According to many eyewitness accounts, Che’s own victims conducted themselves much differently on their last day alive. “Viva Cuba Libre! Viva Cristo Rey! Abajo Comunismo!”

“The defiant yells would make the walls of La Cabana tremble,” wrote eyewitness Armando Valladares.

Outside Havana and in the countryside, Che’s murder victims often faced the firing squads untrussed, shoved in front of a recently dug pit with their hands free. “Aim right HERE!” was a favorite among some of the these as they reached below the belt. This was a favorite, they say, of the campesinos Castro and Che’s firing squads murdered during the Escambray rebellion. “’Cause y’all ain’t got any!” yelled these Cuban rednecks right before the volley shattered their bodies.

Carlos Machado was 15 years old in 1963 when the bullets shattered his body. His twin brother and father collapsed beside Carlos from the same volley. All had resisted Castro’s theft of their humble family farm.

On Christmas Eve 1961 Juana Diaz spat in the faces of the executioners who were binding and gagging her. They’d found her guilty of feeding and hiding “bandits” (Cuban rednecks who took up arms to fight the theft of their land). When the blast from that firing squad demolished her face and torso, Juana was six months pregnant.

Traditionally, only one or two members of a firing squad have loaded guns. The rest shoot blanks. Not Castro’s and Che’s. In these, all ten members shot (and still shoot) live ammo – all ten bullets rip into the staked hero or heroine.

This incorporates more members into Castro’s criminal organization, more members to resist desperately any overthrow of the system, with the consequent settling of accounts.

Cuba’s population in 1960 was 6.2 million. According to the human Rights group Freedom House, 500,000 Cubans (young and old, male and female) have passed through Castro’s prison camps. At one time during 1961-62, 300,000 Cubans were jailed for political offenses islandwide. This makes Castro’s political incarceration rate higher than Stalin’s and Hitler’s.

“Crazy with fury I will stain my rifle red while slaughtering any enemy that falls in my hands! My nostrils dilate while savoring the acrid odor of gunpowder and blood. With the deaths of my enemies I prepare my being for the sacred fight and join the triumphant proletariat with a bestial howl!”

This is from Che’s famous “Motorcycle Diaries,” recently made into a heartwarming movie by Robert Redford. It seems that Mr. Redford omitted this passage from his touching film. The “acrid odor of gunpowder and blood” never reached Guevara’s nostrils from actual combat. It always came from the close-range murders of defenseless men (and boys.)

In actual combat (puerile skirmishes, actually) his imbecilities defy belief. Compared to Che “The Lionhearted” Guevara, Groucho Marx in “Duck Soup” comes across like Hannibal. The century’s most famous guerrilla fighter in fact never fought in anything properly describable as a guerrilla war. When he finally started getting a tiny taste of one in Bolivia, he was promptly routed.

“To send men to the firing squad, judicial proof is unnecessary,” declared the Cuban Revolution’s chief executioner, Che Guevara. “These procedures are an archaic bourgeois detail. This is a revolution! And a revolutionary must become a cold killing machine motivated by pure hate.”

By the way, exactly a month after this declaration by his chief executioner, Castro received an engraved invitation: Harvard Law School was asking the honor of his presence to address the school. “Castro visit triumphant!” blared the Harvard Law Record on April 30, 1959. “The audience got what it wanted – the chance of seeing the Cuban hero in person, if not at as close a range as might have been desired!”

Castro brought the house down, the very roof shook with the cheers and whoops of the faculty and student body at the world’s most prestigious institution of Western jurisprudence.

One defector claims Che signed 400 death warrants during the first month of the Cuban Revolution. Another says over 600. Cuban journalist Luis Ortega, who knew Che as early as 1954, writes in his book “Yo Soy El Che!” that Guevara sent 1,897 men to the firing squad. In his book “Che Guevara: A Biography,” Daniel James writes that Che himself admitted to ordering “several thousand” executions during the first few years of the Castro regime.

The scope of Che Guevara’s mass murder is unclear. The exact number of widows and orphans is in dispute. The number of men (and boys) who Che sent, without trial, to be bound to a stake and blown apart by bullets runs from the hundreds to the thousands.

And the mass executioner’s T-shirt adorns the very people who oppose capital punishment – as Harvard Law School’s faculty certainly did while clapping, hyperventilating and throwing their panties at Castro on stage.

Che’s image is particularly ubiquitous on college campuses. But in the wrong places. He belongs in the marketing, PR and advertising departments. His lessons and history are fascinating and valuable, but only in light of P.T. Barnum. One born every minute, Mr. Barnum? If only you’d lived to see the Che phenomenon. Actually, ten are born every second.

His pathetic whimpering on his last day alive: “Don’t shoot!” I’m Che!” I’m worth more to you alive than dead!” proves that this murdering swine was unfit to carry his victims’ slop buckets.

Retirado
sirjohn
Mensajes: 137,146
Registrado: ‎12-15-2005

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

EL MAS AUTENTICO RETRATO DEL CHE

VICENTE ECHERRI

Un libro me ha caído en las manos, literalmente. De lo alto de una estantería se rueda y, al caer, deja un sensible rastro de polvo. Es un volumen en rústica de tapas gastadas que nunca he leído. Se titula ¡Yo soy el Che!, al parecer una biografía de Ernesto Guevara escrita hace más de 30 años —según puedo ver— por Luis Ortega, a quien muchos tienen por el mejor periodista cubano del último medio siglo.

No puedo recordar cómo este libro ha venido a dar a mi biblioteca, ni mucho menos por qué no lo he leído antes. Alguien debe habérmelo prestado hace mucho y luego me olvidé. Ahora, mientras empiezo a leerlo, aún de pie, caigo en cuenta de que es 7 de octubre, víspera de la muerte de Guevara, y el azar, que me parece de una sospechosa simetría, me lleva a acordarme de Borges, ese otro argentino que está en las antípodas del líder guerrillero.

Hasta ahora había creído que nadie nos había dado aún el auténtico retrato del Che Guevara, de su ineptitud política y de su naturaleza criminal, mezcladas con la arrogante ignorancia del estereotipo de un argentino intoxicado de lecturas marxistas de segunda mano. Este libro de Luis Ortega hace mucho que cumplió ese cometido, relevándonos de cualquier obligación moral sobre el tema. Hasta ahora parecía que todas las biografías del Che, hasta las más neutrales, edulcoraban la figura del matarife (el hombre que, en poco más de un año, hizo fusilar a casi dos mil personas en la fortaleza de La Cabaña, en La Habana) y magnificaban la capacidad del político. Ortega no comulga con esos mitos. En una prosa monda, libre de los típicos adornos que vician el castellano, va desdoblando su retrato:

``Desde que el Che entra en La Cabaña, la fortaleza se convierte en prisión. Y el Che, insensiblemente, va elaborando toda una teoría del terror.

``—Hay que trabajar de noche —le dice a Duque Estrada, un abogado joven que se le había incorporado en Santa Clara.

``Y agrega:

``—El hombre ofrece menos resistencia de noche que de día. En la calma nocturna la resistencia moral se debilita. Haz los interrogatorios de noche.

``—Sí, comandante.

``—No hace falta hacer muchas averiguaciones para fusilar a uno. Lo que hay que saber es sí es necesario fusilarlo. Nada más.

``—Sí, comandante.

``—Mira, tenemos que establecer la pedagogía del paredón.

``—Sí, comandante.

`` Después se enreda en una complicada disquisición sobre el aspecto jurídico:

``Debe dársele siempre al reo la posibilidad de hacer sus descargos antes de fusilarlo. Y esto quiere decir, entiéndeme bien, que debe siempre fusilarse al reo, sin importar cuáles hayan sido sus descargos. No hay que equivocarse en esto. Nuestra misión no consiste en dar garantías procesales a nadie, sino en hacer la revolución, y debemos empezar por las garantías procesales mismas.’’

Pero el comandante no sólo es asesino, sino también torturador. ``Oscila entre el sentimentalismo y la crueldad. Y en la crueldad es refinado. Ya en la Sierra Maestra había inventado el procedimiento del fusilamiento simulado. Y en La Cabaña ese tipo de tortura se convierte en cosa corriente.’’

Y como tantos revolucionarios de su estirpe, detrás del asesino y del torturador hay un tipo con una visión transcendente de sí mismo que, de principio a fin, trata de cuidar su posteridad. Es un actor de su propia tragedia.

``El extremo cuidado con que pule las frases revela todo lo que hay de teatral en él’’, nos dice Ortega, quien agrega: ``Guevara disfruta sus propios funerales a la manera romántica. Toda su infelicidad, todo lo que hay en él de infantil, se vuelca en estos gestos finales enderezados a atraer la atención sobre su persona utilizando recursos de propaganda’’.

Los juicios con que Luis Ortega va componiendo la semblanza física y moral de Guevara son en extremo prolijos para poder citarlos extensamente aquí; basta apuntar que son tan poderosamente reveladores, y constituyen una contribución tan decisiva a la historia de Cuba, como para pasar por alto algunas opiniones recientes del autor que, según algunos, le han llevado a coincidir con posiciones del castrismo. He aquí como él resume el retrato de quien lleva 34 años muerto para bien:

``Si se va a un análisis frío de Guevara, y si se quiere hasta cruel, se puede llegar a la conclusión de que estamos frente a un escritor. Un escritor que ha sido capaz de responsabilizarse con el fusilamiento de 1,892 seres humanos con tal de poder atraer la atención hacia su prosa. Capaz de morir con tal de lograr algunos lectores. Porque la prosa de Guevara no llega a tener valor literario. Esa prosa, por sí sola, no se mantiene.

Cualquier observador un poco sagaz puede ver en ella el afán de imitar el tono patético de Martí, sobre todo el Martí de la inmolación. Pero no puede llegar nunca. El tono de Martí está respaldado por una conducta apostólica. Guevara, en cambio, ha dejado tras de sí un reguero de cadáveres.’’

© Echerri 2001 / El Nuevo Herald

Platino Brillante
cobraazul
Mensajes: 11,938
Registrado: ‎07-01-2002

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

Eso es lo que fue, UN ASESINO DESPIADADO, Y COBARDE, que al final le salio lo que era, dse verdad. Un misero cobarde, que cuando se vio frente a una pistola, se cagho, en los pantalones.

Guerrillero heroico?, maton loco, enfermo de odio, eso es lo que fue el maldito, CHE.

cobraazul :cara_diablo::cara_colera:

Bronze
Mensajes: 3,426
Registrado: ‎02-24-2005

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

:cara_yes:
Bronze
champola17
Mensajes: 3,880
Registrado: ‎08-31-2008

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

Testigos presenciales, evocan el episodio de su muerte, como algo repugnante,pues su olor era extremadamente  fetido,y sin estar muerto, apestaba  a eses fecales, a cadaver, lloraba  arrodillado ,pidiendo clemencia, cosa que el nunca tuvo con sus prisioneros en la Fortalesa de la Caba~na,lloraba como una mamita. A la indita que llamo a los RangerBolivianos, habria que hacerle un monumento,  y darle el Premio Nobel ,no a la Rigabierta Manchu(bayu).
Bronze
champola17
Mensajes: 3,880
Registrado: ‎08-31-2008

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE

Testigos presenciales, evocan el episodio de su muerte, como algo repugnante,pues su olor era extremadamente  fetido,y sin estar muerto, apestaba  a eses fecales, a cadaver, lloraba  arrodillado ,pidiendo clemencia, cosa que el nunca tuvo con sus prisioneros en la Fortalesa de la Caba~na,lloraba como una mamita. A la indita que llamo a los RangerBolivianos, habria que hacerle un monumento,  y darle el Premio Nobel ,no a la Rigabierta Manchu(bayu).
Bronze
Mensajes: 3,426
Registrado: ‎02-24-2005

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE



Escrito por champola17:
Testigos presenciales, evocan el episodio de su muerte, como algo repugnante,pues su olor era extremadamente  fetido,y sin estar muerto, apestaba  a eses fecales, a cadaver, lloraba  arrodillado ,pidiendo clemencia, cosa que el nunca tuvo con sus prisioneros en la Fortalesa de la Caba~na,lloraba como una mamita. A la indita que llamo a los RangerBolivianos, habria que hacerle un monumento,  y darle el Premio Nobel ,no a la Rigabierta Manchu(bayu).


Rigabierta Manchu(bayu).:cara_burlon: Esto si me causo riza , ajajajajajajajajaja :cara_burlon:

No me crean pero segun cuenta un argentino al asesino lo violaron en un rio , por eso le tenia fovia al agua , ajajajajajajaja :cara_burlon:

Cristal
equilibrium04nov2008
Mensajes: 5,115
Registrado: ‎11-09-2008

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN COBARDE



Escrito por sirjohn:

EL MUY MARI—CA QUE ASESINO A SANGRE FRIA A MILES DE CUBANOS, CUANDO LE LLEGO SU HORA IMPLORABA COBARDEMENTE POR SU VIDA.

‘Don’t Shoot! I’m Che!’
—— ^ | Oct. 10, 2005 | Humberto Fontova

October 8 was the 38th anniversary of the day the quaking “guerrilla hero” was prompted to say: “Don’t Shoot! I’m Che! I’m worth more to you alive than dead!”

According to many eyewitness accounts, Che’s own victims conducted themselves much differently on their last day alive. “Viva Cuba Libre! Viva Cristo Rey! Abajo Comunismo!”

“The defiant yells would make the walls of La Cabana tremble,” wrote eyewitness Armando Valladares.

Outside Havana and in the countryside, Che’s murder victims often faced the firing squads untrussed, shoved in front of a recently dug pit with their hands free. “Aim right HERE!” was a favorite among some of the these as they reached below the belt. This was a favorite, they say, of the campesinos Castro and Che’s firing squads murdered during the Escambray rebellion. “’Cause y’all ain’t got any!” yelled these Cuban rednecks right before the volley shattered their bodies.

Carlos Machado was 15 years old in 1963 when the bullets shattered his body. His twin brother and father collapsed beside Carlos from the same volley. All had resisted Castro’s theft of their humble family farm.

On Christmas Eve 1961 Juana Diaz spat in the faces of the executioners who were binding and gagging her. They’d found her guilty of feeding and hiding “bandits” (Cuban rednecks who took up arms to fight the theft of their land). When the blast from that firing squad demolished her face and torso, Juana was six months pregnant.

Traditionally, only one or two members of a firing squad have loaded guns. The rest shoot blanks. Not Castro’s and Che’s. In these, all ten members shot (and still shoot) live ammo – all ten bullets rip into the staked hero or heroine.

This incorporates more members into Castro’s criminal organization, more members to resist desperately any overthrow of the system, with the consequent settling of accounts.

Cuba’s population in 1960 was 6.2 million. According to the human Rights group Freedom House, 500,000 Cubans (young and old, male and female) have passed through Castro’s prison camps. At one time during 1961-62, 300,000 Cubans were jailed for political offenses islandwide. This makes Castro’s political incarceration rate higher than Stalin’s and Hitler’s.

“Crazy with fury I will stain my rifle red while slaughtering any enemy that falls in my hands! My nostrils dilate while savoring the acrid odor of gunpowder and blood. With the deaths of my enemies I prepare my being for the sacred fight and join the triumphant proletariat with a bestial howl!”

This is from Che’s famous “Motorcycle Diaries,” recently made into a heartwarming movie by Robert Redford. It seems that Mr. Redford omitted this passage from his touching film. The “acrid odor of gunpowder and blood” never reached Guevara’s nostrils from actual combat. It always came from the close-range murders of defenseless men (and boys.)

In actual combat (puerile skirmishes, actually) his imbecilities defy belief. Compared to Che “The Lionhearted” Guevara, Groucho Marx in “Duck Soup” comes across like Hannibal. The century’s most famous guerrilla fighter in fact never fought in anything properly describable as a guerrilla war. When he finally started getting a tiny taste of one in Bolivia, he was promptly routed.

“To send men to the firing squad, judicial proof is unnecessary,” declared the Cuban Revolution’s chief executioner, Che Guevara. “These procedures are an archaic bourgeois detail. This is a revolution! And a revolutionary must become a cold killing machine motivated by pure hate.”

By the way, exactly a month after this declaration by his chief executioner, Castro received an engraved invitation: Harvard Law School was asking the honor of his presence to address the school. “Castro visit triumphant!” blared the Harvard Law Record on April 30, 1959. “The audience got what it wanted – the chance of seeing the Cuban hero in person, if not at as close a range as might have been desired!”

Castro brought the house down, the very roof shook with the cheers and whoops of the faculty and student body at the world’s most prestigious institution of Western jurisprudence.

One defector claims Che signed 400 death warrants during the first month of the Cuban Revolution. Another says over 600. Cuban journalist Luis Ortega, who knew Che as early as 1954, writes in his book “Yo Soy El Che!” that Guevara sent 1,897 men to the firing squad. In his book “Che Guevara: A Biography,” Daniel James writes that Che himself admitted to ordering “several thousand” executions during the first few years of the Castro regime.

The scope of Che Guevara’s mass murder is unclear. The exact number of widows and orphans is in dispute. The number of men (and boys) who Che sent, without trial, to be bound to a stake and blown apart by bullets runs from the hundreds to the thousands.

And the mass executioner’s T-shirt adorns the very people who oppose capital punishment – as Harvard Law School’s faculty certainly did while clapping, hyperventilating and throwing their panties at Castro on stage.

Che’s image is particularly ubiquitous on college campuses. But in the wrong places. He belongs in the marketing, PR and advertising departments. His lessons and history are fascinating and valuable, but only in light of P.T. Barnum. One born every minute, Mr. Barnum? If only you’d lived to see the Che phenomenon. Actually, ten are born every second.

His pathetic whimpering on his last day alive: “Don’t shoot!” I’m Che!” I’m worth more to you alive than dead!” proves that this murdering swine was unfit to carry his victims’ slop buckets.




Platino Brillante
riccocco08
Mensajes: 12,915
Registrado: ‎05-22-2008

CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN VERDADERO VALIENTE

:cara_burlon::cara_lenguazo:
Acusan a ex colaborador de Bush de malversar fondos de Centro para una Cuba Libre
JUAN CARLOS CHAVEZ
 
Un ex funcionario de la administración del presidente George W. Bush fue acusado penalmente en un tribunal federal por hacer uso indebido de fondos de una entidad que alienta la promoción de la democracia en Cuba.

La denuncia fue presentada el jueves ante el magistrado federal Reggie Walton, quien debe fijar una audiencia próximamente para ventilar las imputaciones que encara Felipe E. Sixto, un cubanoamericano de Miami que dimitió hace ocho meses como asesor de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca.

El hombre de 29 años habría vendido radios de onda corta a precios inflados, valiéndose de empresas que él controlaba, entre el 31 de marzo del 2005 y el 14 de enero del 2008. Una pesquisa del Departamento de Justicia y la Oficina de Fiscalización General (GAO), la rama investigadora del Congreso, halló que Sixto obtuvo más de medio millón de dólares bajo la sombrilla de estas actividades al margen de la ley.

El acusado fungió hasta el verano pasado como director de personal del Centro para una Cuba Libre (CFC), organización no partidista con sede en Arlington, Virginia. El proyecto recibe varios millones en asistencia de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) con el fin de combatir al gobierno castrista y abogar por la libertad de ideas en la isla, entre otras iniciativas.

La USAID ha estado bajo el foco de la atención pública y los temores del gobierno federal desde que un informe analítico del 2006 reveló que los mecanismos de vigilancia y fiscalización de la agencia eran insuficientes. De hecho, un estudio de la GAO dado a conocer el lunes concluyó que el programa federal llevó a cabo mejoras sustantivas, aunque todavía persisten vacíos y deficiencias que requieren más de un ajuste.

El tenor de la acusación y el carácter penal de la denuncia indicarían que Sixto no planea refutar las alegaciones y que, por el contrario, podría declararse culpable en el marco de un acuerdo extrajudicial con la Fiscalía, según Associated Press.

La crisis de malversación de fondos que presuntamente orquestó Sixto a espaldas de sus jefes hizo que la USAID cancelase la ayuda monetaria al CFC. Pero en septiembre, el flujo de subsidios volvió a su cauce normal, luego de que los recursos utilizados sin permiso fuesen recuperados en su totalidad.

El director ejecutivo del CFC, Frank Calzón, dijo que a finales de enero su centro descubrió el fraude e informó inmediatamente al gobierno acerca de la situación. Asimismo agregó que en cuestión de nueve semanas se recobraron los dineros que tenían que ver con el problema, además de los intereses y otros fondos adicionales que Sixto no pudo justificar en sus cuentas bancarias personales.

"De forma que el gobierno recibió de vuelta una cantidad sustancial mayor que la que hubo en el fraude. Nosotros hicimos todo lo posible por proteger los intereses del contribuyente norteamericano'', puntualizó Calzón en una entrevista telefónica con El Nuevo Herald.

También en este año, el Programa a Cuba que administra la USAID sufrió un duro revés cuando una auditoría detectó que un empleado del Grupo de Apoyo a la Democracia (SGD), utilizó indebidamente una tarjeta de crédito de la organización para realizar compras personales por valor de $21,000.

Platino Brillante
riccocco08
Mensajes: 12,915
Registrado: ‎05-22-2008

Re: CHE, EL GUERRILLERO "HEROICO" MURIO COMO UN VERDADERO VALIENTE

Grupos de presión piden que Obama levante restricciones de 2004 contra Cuba
 
Washington, 10 dic --(EFE)-- Líderes del exilio cubano y académicos de Estados Unidos urgieron hoy al presidente electo, Barack Obama, que levante las restricciones de viajes y envíos a Cuba, como primer paso hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

El director ejecutivo del "Cuba Study Group'', Tomás Bilbao, y el presidente de la Coalición de Emergencia para Defender los Viajes Académicos (ECDET) y ex jefe de la sección de intereses de EE.UU. en Cuba, Wayne Smith, explicaron a Efe que aunque tienen estrategias distintas los une el deseo de eliminar una "fallida'' política de aislamiento hacia la isla.

La ONU les ha dado la razón ya que por 17 año consecutivo, la Asamblea General votó en octubre a favor de levantar el embargo de 46 años contra Cuba, aunque Estados Unidos nunca ha aceptado esta propuesta.

Aún así, ambos líderes creen que es hora de que Obama, que tomará posesión el próximo 20 de enero, tienda un puente a Cuba e insufle frescura a una política exterior que, a su juicio, es vestigio de la Guerra Fría.

''Si algo nos enseñaron 28 países de Europa Oriental es que hay una correlación directa entre el grado de apertura de una sociedad y la exitosa transición a la democracia'', dijo Bilbao.

En su opinión, Estados Unidos debe levantar la prohibición de viajes y envíos no sólo para los cubanoamericanos -como prometió Obama- sino también "para todos los estadounidenses''.

El Cuba Study Group alega que las restricciones "violan la ética, las libertades fundamentales estadounidenses y los derechos humanos internacionales'' respecto a la libertad de movimiento y la reunificación familiar.

Que el Gobierno cubano viole el derecho internacional no justifica que EE.UU. haga lo mismo, afirma el grupo en un documento difundido hoy, de 12 páginas.

La organización sostiene que a más contactos y recursos internacionales, más factible sería la reconciliación nacional y mayor el fortalecimiento de la sociedad civil y de la disidencia en la isla, que apoya un cambio en la política de Washington.

Estados Unidos limita los viajes de los cubanoamericanos a una visita cada tres años -sin importar crisis médicas, funerales u otras emergencias- y el envío de 300 dólares por trimestre, en ambos casos sólo a "familiares inmediatos''. Las personas que violen estas limitaciones están sujetas a multas y penas carcelarias.

Los partidarios de las restricciones replican que no se puede premiar así a un régimen totalitario y que el turismo europeo y de otros países tampoco ha surtido el efecto deseado.

El Congreso no ha podido levantar las restricciones por la amenaza del veto presidencial, "pero ahora tenemos a un presidente que quiere conducir la política exterior desde otro prisma, y el consenso en el movimiento democrático en Cuba es que hay que romper el aislamiento...tenemos que escuchar a la gente que pretendemos ayudar'', enfatizó Bilbao.

Una creciente mayoría de exiliados apoya que EE.UU. flexibilice su política hacia su vecino a 144 kilómetros de Florida, según encuestas financiadas por su grupo.

Smith, por su parte, aseguró que la normalización de las relaciones entre EE.UU. y Cuba tomará algún tiempo pero Washington debe iniciar un diálogo.

''El levantamiento de las restricciones requerirá acción del Congreso pero, de un solo plumazo, el presidente electo puede borrar las que rigen los viajes académicos, y allí tendríamos un buen comienzo'', explicó Smith, también director del Programa de Intercambio con Cuba de la Universidad de Johns Hopkins.

Vaticinó la terminación del embargo "para fines del primer mandato'' de Obama, pero advirtió de que "los cubanos jamás van a aceptar condiciones'' para, por ejemplo, liberar a prisioneros políticos.

''La solución está en alentar la apertura de Cuba, no en su aislamiento. Empecemos un diálogo'', recetó Smith, quien prestó servicio en el Departamento de Estado durante 25 años, incluyendo tres como jefe de la sección de intereses de EE.UU. en Cuba (1979-1982).

El ECDET, con más de 450 líderes académicos de EE.UU., pidió hoy en una carta a Obama que elimine las medidas que dieron al traste con "centenares'' de cursos y programas educativos organizados por instituciones estadounidenses.

Grupos como la Fundación Nacional Cubanoamericana (CANF), y varios congresistas de origen cubano, prometen mantener una "férrea'' oposición a cualquier intento por flexibilizar el embargo. EFE