Dos adolescentes intentaban hacer un pacto con el diablo cuando atacaron sexualmente y luego asesinaron a una adolescente de 15 años en Houston, dijo un fiscal.
“Cervantes les gritó: ¿Por qué me hacen esto?”



José E. Reyes, de 17 años, y un muchacho de 16 están acusados de desfigurar el cadáver de la chica, lo que incluye haberle grabado en el estómago un crucifijo volteado.
 
 
Reyes y el otro joven, cuyo nombre no fue revelado, enfrentan cargos de homicidio y violación por la muerte de Corrian Cervantes.
 
Las autoridades dicen que, después de que los jóvenes atrajeron a Cervantes a un apartamento vacío en Houston el 5 de febrero, la golpearon con un cenicero, la tapa de un inodoro y la varilla de una persiana, la asfixiaron y le enterraron un desarmador en el rostro.