Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Junior
neopaganism
Mensajes: 113
Registrado: ‎02-07-2013
0 Kudos

--------Los 7 Pecados capitales--------

Un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable, de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados, todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal. Los pecados o vicios capitales son aquellos a los que la naturaleza humana caída está principalmente inclinada.

  1. Lujuria
  2. Pereza
  3. Gula
  4. Ira
  5. Envidia
  6. Avaricia
  7. Soberbia

Seran  pues este tipo de conductas "pecaminosas" motivo de investigacion cientifica?..es reelevante este tipo de moral cristiana en nuestros dias?. 

finis vitae sed non amoris
Junior
neopaganism
Mensajes: 113
Registrado: ‎02-07-2013

--------Los 7 Pecados capitales--------

El poeta Dante Alighieri(1265-1321) utilizó el mismo orden del papa Gregorio Magno en *el purgatorio* la segunda parte del poema La Divina Comedia (c. 1308-1321). La teologia de La Divina Comedia, casi ha sido la mejor fuente conocida desde el Renacimiento (siglos XV y XVI).

finis vitae sed non amoris
Junior
neopaganism
Mensajes: 113
Registrado: ‎02-07-2013

--------Los 7 Pecados capitales--------

 ¿Por qué he de renunciar a la lujuria?
Hay mucha gente que acude a Sexólicos Anónimos (SA) debido a que sus pensamientos y actividades sexuales autodestructivas los habían conducido a la desesperación total. En las reuniones de SA descubrimos, para sorpresa nuestra, la lujuria era la fuerza que impulsaba nuestras prácticas sexuales adictivas. La lujuria sexual es un pensamiento o apetito que nos lleva a utilizarnos a nosotros mismos, a otros o a determinadas cosas con propósitos destructivos y egocéntricos. La enfermedad espiritual de la lujuria nos exige estímulos sexuales en vez de lo que un Poder Superior o Dios, tal como lo entendemos, nos ofrece en ese momento. Más tarde llegamos a comprender que lujuria es querer cualquier cosa menos lo que un Poder Superior, o Dios tal como nosotros lo entendemos, nos proporciona. En un principio nos resultaba difícil de creer. A medida que comenzábamos a aceptar este hecho, nos preguntábamos cómo íbamos a poder vivir sin lujuria. Estaba claro que teníamos que renunciar a la misma, pero a su vez dudábamos que fuera posible la vida sin lujuria. Por qué no puedo “disfrutar” de la lujuria, aunque sea “sólo un poquito”?
Desde los primeros días de nuestra enfermedad habíamos pensado que la lujuria era nuestra amiga. La utilizábamos por muchas razones: para divertirnos, para tapar el dolor, para no tener que enfrentarnos a nuestros problemas. En un momento determinado nos dimos cuenta de que la lujuria se había convertido en un problema mayor que los problemas de los que tratábamos de huir. La medicina se había convertido en un veneno. La “solución” se había transformado en el problema. Habíamos perdido el control......como evitar los disparadores o detonantes ? Son muchas las cosas que pueden desencadenar la lujuria: las películas, las revistas, las playas y piscinas, Internet, incluso determinadas partes del periódico. No hay duda de que disponemos de innumerables oportunidades de satisfacer la lujuria. Un examen detenido y sincero de nuestra vida nos puede ayudar a identificar los pensamientos, personas, lugares y objetos que normalmente nos causan más problemas. Una vez identificados, los evitamos para reducir las oportunidades de caer en la lujuria

finis vitae sed non amoris