Responder
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Diamante
caotico2007
Mensajes: 30,423
Registrado: ‎11-18-2006
0 Kudos

NUEVA ESTRATEGIA O MAS INTEGRAL

+ Nueva estrategia o más integral

+ Delincuencia, lógica transexenal

 

La gran decisión que tomará hoy lunes la reunión de seguridad pública con el presidente Enrique Peña Nieto tendría un solo escenario: la violencia criminal ha seguido igual pese al cambio de gobierno. Por tanto, la atención se centrará en las acciones integrales del Estado en contra del crimen organizado.

 

Es de esperarse que a la reunión de hoy todos los asistentes --la élite gobernante nacional-- lleguen después de haber leído el Libro Blanco del ejército sobre su participación en la lucha contra la delincuencia. El libro, que ya se distribuyó, se titula La Secretaría de la Defensa Nacional en el esfuerzo de México en contra del crimen organizado.

 

En las palabras introductorias, en anterior secretario de la Defensa, general Guillermo Galván Galván, deja caer indicios de que los militares no participaron por sí mismos y que al final no se trató de la lucha de las fuerzas armadas contra la delincuencia. Desde el título se establece el “esfuerzo de México” en tareas de seguridad interior, que no de seguridad pública.

 

A diferencia de otras instituciones, en las conferencias de la Sedena para presentar resultados o informar de operativos se dejaba claro desde la escenografía el carácter institucional: en los letreros alusivos se leía “Por México” y no Sedena, un mensaje nada subliminal de que se trataba de la defensa de la soberanía nacional ante la contraofensiva del crimen organizado transnacional dentro del territorio mexicano.

 

Asimismo, los militares portaban chalecos antibalas que no identificaban a la corporación sino que simplemente decían: “México”.

 

El Libro Blanco de la Sedena, que contó con la colaboración del Dr. Javier Oliva Posadas, uno de los más destacados investigadores en el tema de la seguridad nacional, la seguridad interior y el crimen transnacional, se hace una revisión integral de la estrategia del gobierno de Calderón 2006-2012 y, para los lectores agudos, sobre todo los que van a tomar decisiones estratégicas sobre la siguiente fase de la lucha contra la delincuencia, hay pistas de lo que le faltó a la decisión de combatir a los delincuentes para recuperar zonas territoriales de la soberanía del Estado en manos de bandas criminales.

 

La deficiencia de la estrategia calderonista no se localizó en la decisión de utilizar a las fuerzas armadas ante las evidencias de que el crimen organizado había comprado a autoridades y policías y poseía violencia y armamento superior a las fuerzas regulares de seguridad; en realidad, la estrategia tuvo resultados menores porque le faltaron políticas de educación, empleo, salud, organización comunitaria, saneamiento de cuerpos de seguridad y sobre todo careció de una política de comunicación social y política que evitara que las noticias violencias de inseguridad dominaran el ambiente noticioso ante la falta de otras informaciones.

Diamante
caotico2007
Mensajes: 30,423
Registrado: ‎11-18-2006

Re: NUEVA ESTRATEGIA O MAS INTEGRAL

Dos datos sobresalen del Libro Blanco de la Sedena sobre estrategia de seguridad:

 

1.- El ejército y la marina participaron en la lucha contra el crimen organizado por razones constitucionales de seguridad interior y de amenaza a la soberanía del Estado que una fuerza irregular, violenta y con poder criminal había tomado bajo su control para imponer sus reglas.

Asimismo, las fuerzas armadas entraron a combatir a la delincuencia organizada a petición de las autoridades municipales y estatales que estaban siendo rehenes de los delincuentes que habían comprado, asesinado o desplazado a la autoridad constitucional.

 

2.- El ejército fue el organismo que más se preocupó por los derechos humanos, al grado de que casi todas las denuncias por violaciones a garantías constitucionales habían sido detectadas y castigadas antes de llegar a la estridencia de medios y ONG´s que le hacía el juego útil a los narcos.

Más aún, el ejército aceptó disciplinadamente algunas restricciones al fuero militar --esencia de la disciplina y del espíritu de cuerpo de las fuerzas armadas-- cuando así lo decidieron organismos judiciales y constitucionales superiores.

 

Lo malo ha sido la actitud estridente de la CNDH que se mantuvo disciplinadamente callada durante la segunda mitad del sexenio y luego potenció declaraciones contra las violaciones sin aclarar que muchas de sus recomendaciones se acataron, lo que reveló más bien una actitud acomodaticia del ombudsman Raúl Plascencia.

 

 

Diamante
caotico2007
Mensajes: 30,423
Registrado: ‎11-18-2006

Re: NUEVA ESTRATEGIA O MAS INTEGRAL

Asimismo, el Libro Blanco de la Sedena sobre su participación en la estrategia de seguridad da algunos datos para ilustrar el tamaño del problema:

 

--El costo de la erradicación de marihuana a precios de mercado logró una merma para los narcos por casi 120 mil millones de pesos en seis años e impidió la elaboración de caso 60 mil millones de dosis.

 

--La erradicación de cultivos de amapola significó una afectación por más de 37 mil millones de pesos para los narcos y evitó la elaboración de mil 666 millones de dosis, con un pérdida total para los narcos de 157 mil millones de pesos

 

--En total sexenal, la acción de ejército provocó pérdidas para los narcos por 186 mil 395 millones de pesos y evitó la producción de casi 65 mil millones de dosis de droga.

 

--En el sexenio el ejército detuvo a 50 mil delincuentes, aseguró 538 aeronaves, decomisó casi 75 mil armas largas y 50 mil armas cortas, destruyó casi 4 mil pistas clandestinas y destruyó 845 laboratorios, además de quitarles a los narcos 12.7 millones de cartuchos y 10 mil 262 granadas.

 

De ahí que la evaluación de la estrategia debe de tomar en cuenta no sólo a las víctimas colaterales sino los resultados obtenidos porque los datos sólo del ejército rebelan que no se trataba de pandillas callejeras roba-carteras sino de organizaciones integrales con protección policiaca, política y judicial.

 

De ahí que la nueva estrategia del gobierno federal debe evitar la cesión de las plazas, depurar abusos y sobre todo apresurar la organización de cuerpos policiacos blindados y candados a la corrupción criminal de políticos y funcionarios.

 

Y de paso, darle a la estrategia un perfil social de empleo, reconstrucción productiva, tejido social y reconstrucción del sistema político.

 

carlos Ramírez