¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

LA TORAH EN ESPAÑOL

BERESHIT - EN EL PRINCIPIO

CAPITULO 1

1:1En el principio creó D-os (1) los cielos y la tierra (2).
Bereshit bara Elohim et hashamayim ve'et ha'arets.
1:2Y la tierra estaba vana (3) y vacía, y (había) oscuridad sobre la faz del abismo, y el espíritu de D-os se cernía (4) sobre la faz de las aguas (5).
Veja'arets hayetah toju vavoju vejoshej al-peney tejom veruaj Elohim merajefet al-peney hamayim.
1:3Y dijo D-os: Haya luz, y hubo luz.
Vayomer Elohim yeji-or vayeji-or.
1:4Y vio D-os la luz, que (era) buena; y separó D-os la luz de la oscuridad.
Vayar Elohim et-ha'or ki-tov vayavdel Elohim beyn ha'or uveyn hajoshej.
1:5Y llamó Dios a la luz, día, y a la oscuridad llamó noche. Y fue tarde y fue mañana: día uno (6).
Vayikra Elohim la-or yom velachoshech kara laylah vayehi-erev vayehi-voker yom echad.
1:6Y dijo Dios: Haya un firmamento en medio de las aguas y que separe las aguas de las aguas.
Vayomer Elohim yehi rakia betoch hamayim vyhi mavdil beyn mayim lamayim.
1:7E hizo Dios el firmamento y apartó las aguas que estaban debajo del firmamento de las aguas que estaban arriba del firmamento; y fue así.
Vaya'as Elohim et-harakia vayavdel beyn hamayim asher mitachat larakia uveyn hamayim asher me'al larakia vayehi-chen.
1:8Y llamó Dios al firmamento, cielos. Y fue tarde y fue mañana: día segundo.
Vayikra Elohim la-rakia shamayim vayehi-erev vayehi-voker yom sheni.
1:9Y dijo Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y se vea lo seco; y fue así.
Vayomer Elohim yikavu hamayim mitachat hashamayim el-makom echad vetera'eh hayabashah vayehi chen.
1:10Y llamó Dios a lo seco, tierra, y al conjunto de las aguas llamó mares; y vio Dios que era bueno.
Vayikra Elohim layabashah erets ulemikveh hamayim kara yamim vayar Elohim ki-tov.
1:11Y dijo Dios: Produzca la tierra hierbas, hierba que dé simiente; árbol de fruto que dé fruto de su especie, cuya simiente esté en él, sobre la tierra; y fue así.
Vayomer Elohim tadshe ha'arets deshe esev mazria zera ets pri oseh peri lemino asher zar'o-vo al-ha'arets vayehi-chen.
1:12Y produjo la tierra hierbas, hierba que da simiente de su especie, y árbol que da fruto, cuya simiente esta en él, según su especie; y vio D-os que era bueno.
Vatotse ha'arets deshe esev mazria zera lemineju ve'ets oseh pri asher zar'o-vo lemineju vayar Elohim ki-tov.
1:13Y fue tarde y fue mañana: día tercero (7).
Vayeji-erev vayehi-voker yom shlishi.
1:14Y dijo D-os: Haya luceros en la expansión de los cielos para apartar el día de la noche, y sean por señales, y por plazos, y por días y años;
Vayomer Elohim yeji meorot birekia hashamayim lehavdil beyn hayom uveyn halaylah vejayu leotot ulemoadim uleyamim veshanim.
1:15y sean por luceros en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra; y fue así.
Vejayu li-meorot birekia hashamayim leja'ir al-ha'arets vayeji-jen.
1:16E hizo D-os los dos luceros grandes: al lucero grande, para que señorease en el día y al lucero pequeño para que señorease en la noche; e (hizo también) las estrellas.
Vaya'as Elohim et-sheney hameorot hagdolim et-hamaor hagadol le-memshelet hayom ve'et hamaor hakaton le-memshelet halaylah ve'et hakojavim.
1:17Y las puso D-os en la expansión de los cielos, para alumbrar sobre la tierra,
Vayiten otam Elohim birekia hashamayim leja'ir al-ha'arets.
1:18y para señorear en el día y en la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio D-os que era bueno.
Velimshol bayom uvalaylah ulejavdil beyn ha'or uveyn hajoshej vayar Elohim ki-tov.
1:19Y fue tarde y fue mañana: día cuarto.
Vayeji-erev vayeji-voker yom revi'i.
1:20Y dijo D-os: Produzcan las aguas enjambre de criaturas vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, sobre la faz de la expansión de los cielos.
Vayomer Elohim yishretsu hamayim sherets nefesh jayah ve'of yeofef al-ha'arets al-peney rekia hashamayim.
1:21Y creó D-os los grandes cetáceos (8) y todo ser viviente que anda arrastrándose, que las aguas produjeron en abundancia, según sus especies, y toda ave alada según su especie; y vio D-os que era bueno.
Vayivra Elohim et-hataninim hagedolim ve'et kol nefesh hajayah haromeset asher shartsu hamayim le-minejem ve'et kol-of kanaf lemineju vayar Elohim ki-tov.
1:22Y los bendijo D-os, diciendo: Fructificad y multiplicad llenad las aguas en los mares. Y el ave se multiplique en la tierra.
Vayevarej otam Elohim lemor peru urevu umil'u et-hamayim bayamim veja'of yirev ba'arets.
1:23Y fue tarde y fue mañana: día quinto.
Vayeji-erev vayeji-voker yom jamishi.
1:24Y dijo D-os: Produzca la tierra ser viviente, según su especie, cuadrúpedo (9) y reptil y animal de la tierra según su especie; y fue así.
Vayomer Elohim totse ha'arets nefesh jayah leminah behemah varemes vejayeto-erets leminah vayeji-jen.
1:25E hizo D-os al animal de la tierra según su especie, y al cuadrúpedo según su especie, y a todo reptil de la tierra según su especie; y vio Dios que era bueno.
Vaya'as Elohim et jayat ha'arets leminah ve'et habehemah leminah ve'et kol-remes ha'adamah lemineju vayar Elohim ki-tov.
Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

1:26Y dijo D-os: Hagamos (10) un hombre a nuestra imagen, (11) conforme a nuestra semejanza, y que señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en los animales, y en toda la tierra, y en todo el reptil que anda arrastrándose sobr
Vayomer Elohim na'aseh adam betsalmenu kidemutenu veyirdu bidegat hayam uve'of hashamayim uvabehemah uvekol-ha'arets uvekol-haremes haromes al-ha'arets.
1:27Y creó D-os al hombre a su imagen, (12) a imagen de D-os lo creó, (13) varón y hembra los creó (14).
Vayivra Elohim et-ha'adam betsalmo betselem Elohim bara oto zajar unekevah bara otam.
1:28Y les bendijo D-os; y les dijo D-os: Fructificad y multiplicad y henchid la tierra, y sojuzgadla; y dominadla los peces del mar, y a las aves de los cielos, y a todo animal que se mueva sobre la tierra.
Vayevarej otam Elohim vayomer lajem Elohim peru urevu umil'u et-ha'arets vejiveshuja uredu bidegat hayam uve'of hashamayim uvekol-jayah haromeset al-ha'arets.
1:29Y dijo D-os: He aquí que os dí toda hierba que da simiente, que está sobre la faz de toda la tierra; y todo árbol en que hay fruto de árbol que da simiente, a vosotros servirá para comer.
Vayomer Elohim jineh natati lajem et-kol-esev zorea zera asher al-peney kol-ha'arets ve'et-kol-ha'ets asher-bo feri-ets zorea zara lajem yihyeh le-ojlah.
1:30Y para todos los animales de la tierra y para todas las aves de los cielos y para todo ser que se mueva sobre la tierra en que haya vida, toda verdura de hierba (les servirá) para comer;(15) y fue así.
Ulekol-jayat ha'arets ulekol-of hashamayim ulekol romes al-ha'arets asher-bo nefesh jayah et-kol-yerek esev le'ojlah vayeji-jen.
1:31Y vio D-os todo lo que hizo, y he aquí que era bueno en gran manera; y fue tarde y fue mañana: día sexto.
Vayar Elohim et-kol-asher asah vejineh-tov me'od vayeji-erev vayeji-voker yom hashishi.

NOTAS:

1
   Elohim (D-os) tiene en hebreo la forma plural, para indicar que D-os comprende y unifica todas las fuerzas infinitas y eternas. Y para que no se piense que son muchos dioses, el verbo hará (creó) se empleó en singular inmediatamente después de Elohim.

 
2
   En este primer versículo vemos un propósito evidente, que es el de dar al hombre la conciencia de que todo se debe a la Creación Divina. Los antiguos mitos atribuían la existencia del mundo al resultado de las luchas entre diversos dioses, o debido a la casualidad o al capricho. Pero la Torah nos muestra el Cosmos como expresión de la Voluntad Divina, a D-os como primera causa de todas las cosas, como Creador, Legislador y Conductor.

 
3
   Así lo interpreta la traducción aramea de Onkelós, pero el exégeta Rashí (Rabí Shelomó Yitzjakí) explica que la palabra toju (vana) significa asombro y consternación por la variedad (boju) en que se encontraba la tierra.

 
4
   La mayoría de los traductores hallan dificultad en traducir estas palabras, que tienen un sentido difícil de captar para nuestro limitado entendimiento. Según el exégeta Rashí, significan que el trono divino se cernía, por mandato de D-os y por medio del aliento (ruaj) salido de su boca, sobre la faz de las aguas, aparentemente con el fin de dar aliento de vida a la materia inanimada (Gén.2,7 e Isaías,18,5). Por otra parte, la traducción aramea de Yonatán ben Uziel dice: "...y el espíritu de misericordia procedente de Dios, soplaba sobre la faz de las aguas".

 
5
  El exégeta Rashí traduce así el primer versículo del Génesis: "En el principio, al crear D-os los cielos y la tierra, la tierra estaba vana y vacía ... "pues la Escritura Sagrada no quiere mostrar aquí el orden en que las cosas fueron creadas; la prueba de esto es que el final del segundo versículo da a entender que las aguas ya existían antes que los cielos y que la tierra.

6
  Muchos doctores de la Ley trataron de conciliar la fecha de la era hebrea con los últimos descubrimientos científicos, los cuales revelan basándose en el "reloj de uranio", o sea en la desintegración de las sustancias radiactivas de las rocas, que la Tierra tiene aproximadamente unos 4 mil millones de años. Sus esfuerzos resultaron inútiles. Por consiguiente, para concertar la Escritura Sagrada con la ciencia, tenemos que admitir que un día de la Creación no equivale a un día ordinario, sino a un largo período de tiempo, según lo describe el rey David en el salmo 90: "Pues mil años en tus ojos son como día de ayer que se fue, y como una de las vigilias de la noche". Con todo, los judíos religiosos se atienen a la fe en las Escrituras Sagradas, y cuentan los años a partir de los datos bíblicos. Estos dan hasta hoy la fecha de 5.730.

7
   Según la costumbre sefaradita, aquí termina la lectura del cohen -sacerdote- (1er Olé), en sábado. Con Olé se designa en hebreo a la persona llamada para la lectura de la Torah.
8
  Los antiguos babilonios creían que los dioses crearon el mundo después de ardua lucha entre los fabulosos dragones, los cuales habían precedido a la Creación. La Torah observa que aún éstos mismos son producto de la creación de D-os. Esta es la causa de que en el relato del Génesis no se designe particularmente a ningún animal, salvo a los taniním, que significa también dragones.
9
  La intención de la Escritura Sagrada aquí es la especificación de los cuadrúpedos domésticos.
 

10
  Antiguamente era costumbre de los reyes y grandes personalidades emplear el plural al hablar de sí mismos (ver 2 Samuel ,14,14); pero el Midrash comenta que D-os se aconsejó con los ángeles sobre si convendría crear al hombre o no.

 
11
   Maimónides, en su obra "Guía de los Descarriados", distingue dos conceptos: tsélem (forma) y demut (semejanza), de tóar (aspecto) y tavnit (configuración). Tóar y tavnit expresan la figura material, mientras que tsélem y demut la forma espiritual. La Torah, al indicar tsélem y demut define el espíritu y nos confronta con uno de los principios básicos del judaísmo. No es posible elevarse a D-os por medio de la materia, tóar y tavnit, (ver Isaías 44, 13) y sí por medio del espíritu, tsélem y demut.

 
12
   Con la imagen que D-os había hecho para formar al hombre, y no significa a la imagen propia de D-os, puesto que D-os no tiene forma alguna, como está explicado en el tercero de los trece principios de fe de Maimónides: "En lo demut haguf, veéno guf".

 
13
   El hombre fue creado al mismo tiempo con una semejanza espiritual a la de D-os.

 
14
   En el capítulo 2, 21, la Escritura Sagrada nos cuenta con todo detalle cómo hizo D-os para hacer a la mujer, y no existe contradicción entre éste y aquel pasaje.
 

15
   Al principio D-os concedió al hombre el comer verduras y frutas, y a los animales, hierbas; pero más tarde (ver Génesis 9,3) se le permitió comer también carne de animales.

Siguiente Cap. Bereshit 2

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

CAPITULO 2

2:1Y acabaron (de ser creados) los cielos y la tierra, y todas sus huestes.
Vayejulu hashamayim veha'arets vekol-tseva'am.
2:2Y terminó Dios, en el día séptimo, la obra que había hecho, y descansó en el día séptimo de toda la obra que hizo.
Vayejal Elohim bayom hashvi'i melajto asher asah vayishbot bayom hashvi'i mikol-melajto asher asah.
2:3Y bendijo Dios al día séptimo, y le santificó, porque en él holgó de toda su obra, que creó Dios para hacer (1).
Vayevarej Elohim et-yom hashvi'i vayekadesh oto ki vo shavat mikol-melajto asher-bara Elohim la'asot.
2:4Segunda Lectura
Esta es la generación de los cielos y de la tierra al ser creados, en el día en que hizo el Eterno Dios tierra y cielos.
Eleh toledot hashamayim veha'arets behibare'am beyom asot Adonay Elohim erets veshamayim.
2:5Y toda planta del campo antes de que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes de que creciese, (2) porque aún no había hecho llover el Eterno Dios sobre la tierra, y no había hombre para labrar la tierra.
Vekol siaj hasadeh terem yihyeh va'arets vekol-esev hasadeh terem yitsmaj ki lo himetir Adonay Elohim al-ha'arets ve'adam ayin la'avod et-ha'adamah.
2:6Sin embargo subía vapor de la tierra, y regaba toda la faz de la tierra.
Ve'ed ya'aleh min-ha'arets vehishkah et-kol-peney ha'adamah.
2:7Y formó pues el Eterno Dios al hombre, del polvo de la tierra, (3) y sopló en las ventanas de su nariz aliento de vida; y fue el hombre ser viviente.
Vayitser Adonay Elohim et-ha'adam afar min-ha'adamah vayipaj pe'apav nishmat jayim vayeji ha'adam lenefesh jayah.
2:8Y plantó el Eterno Dios jardín en Eden, al oriente, y puso allí al hombre que formó.
Vayita Adonay Elohim gan-be'Eden mikedem vayasem sham et-ha'adam asher yatsar.
2:9E hizo brotar el Eterno Dios, de la tierra, todo árbol agradable a la vista, y bueno para comer, y el árbol de vida (estaba) dentro del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y del mal.
Vayatsmach Adonay Elohim min-ha'adamah kol-ets nechmad lemar'eh vetov lema'achal ve'Ets haChayim betoch hagan ve'Ets haDa'at tov vara.
2:10Y un río salía de Eden para regar el jardín, y de allí se dividía y formaba cuatro brazos.
Venahar yotse me'Eden lehashkot et-hagan umisham yipared vehayah le-arba'ah rashim.
2:11El nombre del uno (es) Pishón, el que rodea toda la tierra de Javilá, que allí se encuentra el oro,
Shem ha'echad Pishon hu hasovev et kol-erets haChavilah asher-sham hazahav.
2:12y el oro de aquella tierra es bueno; allí hay el cristal y la piedra de ónix.
Uzahav ha'arets hahi tov sham habedolach ve'even hashoham
2:13Y el nombre del río segundo (es) Guijón, el que rodea a toda la tierra de Cush (Etiopía)
Veshem hanahar hasheni Gichon hu hasovev et kol-erets Kush.
2:14Y el nombre del río tercero (es) Jidékel (Tigris), el que corre al oriente de Ashur (Asiria). Y el río cuarto es Perat (Eúfrates).
Veshem hanahar hashlishi Chidekel hu haholech kidemat Ashur vehanahar ha revi'i hu Ferat.
2:15Y tomó el eterno Dios al hombre, y lo puso en el jardín de Eden para cultivarlo (4) y guardarlo.
Vayikach Adonay Elohim et-ha'adam vayanichehu vegan-Eden le'ovdah uleshomrah.
2:16Y ordenó el Eterno Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del jardín podrás comer;
Vayetsav Adonay Elohim al-ha'adam lemor mikol ets-hagan achol tochel.
2:17mas del árbol del conocimiento del bien y del mal, no comerás; porque en el día que comas de él, morirás.
Ume'ets hada'at tov vara lo tochal mimenu ki beyom acholcha mimenu mot tamut.
2:18Y dijo el Eterno Dios: No es bueno que esté el hombre solo; (5) haré una ayuda idónea para él.
Vayomer Adonay Elohim lo-tov heyot ha'adam levado e'eseh-lo ezer kenegdo.
2:19Y formo el Eterno Dios, de la tierra, todo animal del campo y toda ave de los cielos, y trajo al hombre para ver cómo los llamaría; y todo lo que el hombre fue llamando a cada criatura viviente, tal fue su nombre.
Vayitser Adonay Elohim min-ha'adamah kol-chayat hasadeh ve'et kol-of hashamayim vayave el-ha'adam lir'ot mah-yikra-lo vechol asher yikra-lo ha'adam nefesh chayah hu shemo.
2:20Tercera Lectura
Y dio el hombre nombres a todo cuadrúpedo y ave de los cielos, y a todo animal del campo, mas para Adán (Adam) no (se) encontraba ayuda que le fuera idónea.
Vayikra ha'adam shemot lechol-habehemah ule'of hashamayim ulechol chayat hasadeh ule-Adam lo-matsa ezer kenegdo.
2:21E hizo el Eterno Dios caer un sueño profundo sobre el hombre y (éste) se durmió; y tomó una de sus costillas y cerró (con) carne el lugar de ella.
Vayapel Adonay Elohim tardemah al-ha'adam vayishan vayikach achat mitsal'otav vayisgor basar tachtenah.
2:22E hizo el Eterno Dios de la costilla que había tomado del hombre, una mujer, y la dio al hombre.
Vayiven Adonay Elohim et-hatsela asher-lakach min-ha'adam le'ishah vayevi'eha el-ha'adam.
2:23Y dijo el hombre: Esta vez es hueso de mis huesos y carne de mi carne; a ésta se llamará mujer, porque de hombre fue tomada ésta.
Vayomer ha'adam zot hapa'am etsem me'atsamay uvasar mibesari lezot yikare ishah ki me'ish lukacha-zot.
2:24Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.
Al-ken ya'azov-ish et-aviv ve'et imo vedavak be'ishto vehayu levasar echad.
2:25Y estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, y no se avergonzaban.
Vayihyu shneyhem arumim ha'adam ve'ishto velo yitboshashu.
Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

3:1Y la serpiente era astuta, más que cualquier animal del campo que hizo el Eterno Dios. Y dijo a la mujer: Conque ¡ha dicho Dios así : no comáis de todo árbol del jardín?
Vehanachash hayah arum mikol chayat hasadeh asher asah Adonay Elohim vayomer el-ha'ishah af ki-amar Elohim lo tochelu mikol ets hagan.
3:2Y dijo la mujer a la serpiente: Del fruto de los árboles del jardín podemos comer;
Vatomer ha'ishah el-hanachash mipri ets-hagan nochel.

NOTAS:

1
   Dios creó todo de la nada y lo creó "para hacer", quiere decir, para ser un elemento productivo.

2
  Dios había creado las raíces de las hierbas en el tercer día de la Creación, pero éstas no crecieron lo suficiente, porque todavía no caía lluvia. Dios creó en el tercer día las plantas, los árboles y los frutos, y en el cuarto día los astros, para demostrar su poderío haciendo fecundar la tierra sin el calor del sol.
3
   El hecho de haber creado Dios un solo homhre formándolo con el polvo de la tierra, enseña que no debe existir orgullo, desigualdad de origen, linaje ni casta entre los homhres. Nadie podrá llamar a susemejante extranjero, puesto que pertenece como él a la misma tierra.
4
   Aún en el seno del Paraíso, Dios ordenó al hombre cultivar el jardín, porque aquél que rehuye el trabajo, sin crear ni producir, deja de representar la imagen del Creador.
5
   La Torah condena el celibato. EI hombre tiene obligación de contraer matrimonio entre los dieciocho y los veinte años, si así lo puede hacer (Maimónides, Séfer Hamitzvot y Kidushin 29:smileyhappy:. Según el Talmud, el hombre debe en primer término preparar el hogar, plantar una viña (establecer trabajo) y después contraer matrimonio (Sotah 44 y Maimónides Hiljot Deot). Quien no tiene esposa vive sin alegría y sin bendición (Yebamot 62). El soltero es considerado como medio cuerpo (Zohar). Muchos proverbios de los sabios del Talmud se refieren al respeto y amor que se le debe a la mujer: Ame el hombre a su mujer como a sí mismo, y la honre más que a si mismo (Yebamot 62). EI que toma mujer virtuosa es como si cumpliera todos los preceptos de la Ley (Yalcut Ruth, 606).

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

CAPITULO 3

3:1Y la serpiente era astuta, más que cualquier animal del campo que hizo el Eterno D-os. Y dijo a la mujer: Conque ¡ha dicho D-os así : no comáis de todo árbol del jardín?
Vejanajash hayah arum mikol jayat hasadeh asher asah Adonay Elohim vayomer el-ha'ishah af ki-amar Elohim lo tojelu mikol ets hagan.
3:2Y dijo la mujer a la serpiente: Del fruto de los árboles del jardín podemos comer;
Vatomer ha'ishah el-hanajash mipri ets-hagan nojel.
3:3mas del fruto del árbol que está en medio del jardín, dijo D-os, no comeréis de él, ni tocaréis en él, (1) no sea que muráis.
Umiperi ha'ets asher betoj-hagan amar Elohim lo tojelu mimenu velo tige'u bo pen temutun.
3:4Y dijo la serpiente a la mujer: Morir no moriréis;
Vayomer hanajash el-ha'ishah lo mot temutun.
3:5antes bien, D-os sabe que en el día que comáis de él, se os abrirán los ojos y seréis como D-os, conocedores del bien y del mal.
Ki yodea Elohim ki beyom ajoljem mimenu venifkeju eyneyjem vijeyitem ke'Elohim yod'ey tov vara.
3:6Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era deseable a los ojos, y codiciable el árbol para hacerse sabio, y tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido, (que estaba) con ella, y él comió.
Vatere ha'ishah ki tov ha'ets lema'ajal veji ta'avah-hu la'eynayim venejmad ha'ets lehaskil vatikaj mipiryo vatojal vatiten gam-le'ishah imah vayojal.
3:7Y se abrieron los ojos de ambos y supieron que estaban desnudos, y cosieron hojas de higuera e hicieron para ellos cintos.
Vatipakajnah eyney shneyhem vayede'u ki eyrumim jem vayitperu aleh te'enah vaya'asu lajem jagorot.
3:8Y oyeron la voz del Eterno D-os que paseaba en el jardín, en la dirección del día (de la puesta del sol), y se escondieron el hombre y su mujer de la presencia del Eterno D-os, entre los árboles del jardín.
Vayishme'u et-kol Adonay Elohim mithalej bagan le-ruach hayom vayitchabe ha'adam ve'ishto mipeney Adonay Elohim betoj ets hagan.
3:9Y llamó el Eterno D-os al hombre y le dijo: ¿Dónde estás?
Vayikra Adonay Elohim el-ha'adam vayomer lo ayeka.
 
3:10Y él dijo: Tu voz oí en el jardín, y temí porque estoy desnudo; y me escondí.
Vayomer et-koleja shamati bagan va'ira ki-eyrom anoji va'ejave.
3:11Y dijo El: ¿Quién te dijo que estas desnudo? ¿Acaso del árbol que te ordené no comer, comiste?
Vayomer mi higid leja ki eyrom atah hamin-ha'ets asher tsivitija levilti ajol-mimenu ajalta.
3:12Y dijo el hombre: La mujer que pusiste conmigo, ella me dio del árbol y comí.
Vayomer ha'adam ha'ishah asher natatah imadi hi natnah-li min-ha'ets va'ojel.
3:13Y dijo el Eterno D-os a la mujer: ¿Qué es lo que hiciste? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.
Vayomer Adonay Elohim la'ishah mah-zot asit vatomer ha'ishah hanajash hishi'ani va'ojel.
3:14Y dijo el Eterno D-os a la serpiente: Porque hiciste esto, maldita serás tú, más que todo cuadrúpedo y más que todo animal del campo; sobre tu vientre andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.
Vayomer Adonay Elohim el-hanajash ki asita zot arur atah mikol-habejemah umikol jayat hasadeh al-gejoneja telej ve'afar tojal kol-yemey jayeja.
3:15Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu descendencia y su descendencia; ella te herirá la cabeza y tú le herirás el talón.
Ve'eyva asit beyneja uveyn ha'ishah uveyn zar'ajah uveyn zar'ah ju yeshufeja rosh ve'ata teshufenu akev.
3:16A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tu dolor y tu preñez; con dolor parirás hijos y a tu marido estará sujeto tu deseo, y él dominará en ti.
El-ha'ishah amar harbah arbeh yitsbonej vejeronej be'etsev teldi vanim ve'el ishej teshukatej veju yimshol-baj.
3:17Y al hombre dijo: Porque escuchaste la voz de tu mujer y comiste del árbol sobre el que te ordené, diciendo: "no comerás de él", maldita será la tierra por tu causa; con aflicción comerás de ella todos los días de tu vida.
Ule-Adam amar ki shamata lekol ishteja vatojal min-ha'ets asher tsivitija lemor lo tojal mimenu arurah ha'adamah ba'avureja be'itsavon tojelenah kol yemey jayeja.
3:18Y espino y cardo producirá para ti, y comerás la hierba del campo.
Vekots vedardar tatsmiaj laj ve'ajalta et-esev hasadeh.
3:19Con el sudor de tu rostro comerás pan; hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado (formado): porque polvo eres y al polvo tornarás.
Beze'at apeja tojal lejem ad shuveja el-ha'adamah ki mimenah lukajta ki-afar atah ve'el-afar tashuv.
3:20Y el hombre llamó a su mujer con el nombre de Eva (Javvah), porque ella sería la madre de todo ser viviente (género humano).
Vayikra ha'adam shem ishto Javah ki hi hayetah em kol-jay.
3:21E hizo el Eterno D-os para el hombre y para su mujer túnicas de piel, y los hizo vestirse (2).
Vaya'as Adonay Elohim le-Adam ule-ishto kotnot or vayalbishem.
3:22Cuarta Lectura
Y dijo el Eterno D-os: He aquí que el hombre se ha tornado como uno de nosotros, para conocer el bien y el mal. Y ahora él quizá extienda su mano y tome también del árbol de la vida y coma, y viva para siempre.
Vayomer Adonay Elohim hen ha'adam hayah ke'ajad mimenu lada'at tov vara ve'ata pen-yishlaj yado velakaj gam me'Ets haJayim ve'ajal vajay le'olam.
3:23Y lo echó el Eterno D-os del jardín de Edén para que cultivase la tierra de donde había sido sacado.
Vayeshaljeju Adonay Elohim miGan-Eden la'avod et-ha'adamah asher lukaj misham.
3:24Y expulso al hombre y colocó al oriente del jardín de Edén a los querubines, y la hoja (llameante) de la espada que se revolvía, para guardar el camino del árbol de la vida.
Vayegaresh et-ha'Adam vayashken mikedem legan-Eden et-hakruvim ve'et lajat hajerev hamithapejet lishmor et-derej ets hajayim.

 

NOTAS:

1
   La prohibición era sólo no comer. La exageración por parte de la mujer propició su caída.
2
  En el comienzo de la Torah hay un acto de caridad: "E hizo el Eterno para el hombre y para su mujer túnicas de piel, y los hizo vestirse". Y al final, otro: "Y le sepultó (Dios a Moisés) en el valle de la tierra de Moab" (Deut. XXXIV, 6) (Yalcut 25). "La beneficencia es una de las cosas sobre la que se sustenta la Humanidad" (Midrash Yalcut). "No consideres nunca que has practicado demasiado beneficencia, pues tú te beneficias cada día con la magnanimidad de Dios" (Reshit Jojmá). "Más de lo que el rico hace por el pobre hace el pobre para el rico, dándole la oportunidad de realizar una buena obra" (Midrash Yalcut,Ruth 604).

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

CAPITULO 4

4:1Y el hombre conoció a Eva, su mujer, y ella concibió y dio a luz a Caín (Caín), y dijo: He adquirido un varón con la ayuda del Eterno.
Veja'Adam yada et-Javah ishto vatahar vateled et-Kayin vatomer kaniti ish et-Adonay.
4:2Y volvió a dar a luz a su hermano, Abel (Hével), y fue Abel pastor de ovejas y Caín fue labrador de la tierra.
Vatosef laledet et-ajiv et-Havel vayeji-Hevel ro'eh tson veKayin hayah oved adamah.
4:3Y aconteció que al cabo de algunos días trajo Caín, del fruto de la tierra, (1) una ofrenda al Eterno.
Vayeji mikets yamim vayave Kayin miperi ha'adamah minjah l'Adonay.
4:4Y Abel trajo también, él, de los primogénitos de sus ovejas, y de las grosuras de ellos. Y se volvió el Eterno Dios hacia Abel y hacia su ofrenda,
VeHevel jevi gam-hu mibejorot tsono umejelvejen vayisha Adonay el-Hevel ve'el-minjato.
4:5mas hacia Caín y hacia su ofrenda no se volvió. Y se irritó Caín mucho, y decayó su semblante.
Ve'el-Kayin ve'el-minjato lo sha'ah vayijar le-Kayin me'od vayiplu panav.
4:6Y dijo el Eterno a Caín: ¿Por qué te irritaste y decayó tu semblante?
Vayomer Adonay el-Kayin lamah jarah laj velamah nafelu faneja.
4:7Ciertamente, si sabes soportarlo, (mejorando tus obras, serás perdonado); y si no, el pecado yacerá (contigo hasta la puerta de tu tumba). Y (hacerte pecar) es el deseo (de tu mal impulso), pero tú puedes dominarlo.
Halo im-teytiv se'et ve'im lo teytiv lapetaj jatat rovets ve'eleja teshukato ve'atah timshol-bo.
4:8Y habló (2) Caín a Abel, su hermano. Y sucedió que estando ellos en el campo, se levantó Caín contra Abel, su hermano, y lo mató.
Vayomer Kayin el-Hevel ajiv vayeji biheyotam basadeh vayakom Kayin el-Hevel ajiv vayajargeju.
4:9Y dijo el Eterno a Caín: ¿Dónde está Abel, tu hermano? Y él dijo: No sé; ¿acaso soy yo el guardián de mi hermano?
Vayomer Adonay el-Kayin ey Hevel ajija vayomer lo yadati hashomer aji anoji.
4:10Y dijo El: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano está clamándome desde la tierra.
Vayomer me asita kol demey ajija tsoakim elay min-ha'adamah.
4:11Y ahora maldito serás tú, más que la tierra que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.
Ve'atah arur atah min-ha'adamah asher patseta et-pija lakajat et-demey ajija miyadeja.
4:12Cuando labres el suelo, no volverá más a darte su fuerza; y vagabundo y errante serás en la tierra.
Ki ta'avod et-ha'adamah lo-tosef tet-koja laj na vanad tihyeh va'arets.
4:13Y dijo Caín al Eterno: ¿Tan grande es mi delito que no se puede soportar?
Vayomer Kayin el-Adonay gadol avoni mineso.
4:14He aquí que me expulsas hoy de sobre la faz de la tierra, y de tu presencia no me podré ocultar, y seré vagabundo y errante en la tierra, y acontecerá que todo el que me encuentre me matará.
Hen gerashta oti hayom me'al peney ha'adamah umipaneja esater vejayiti na vanad ba'arets vejayah kol- motse'i yahar'geni.
4:15Y dijo el Eterno: Por esto mismo, quien mate a Caín siete veces será vengado (3). Y puso el Eterno Dios una señal en Caín, para que no lo hiriese quienquiera que lo encontrara.
Vayomer lo Adonay lajen kol-horeg Kayin shiv'atayim yukam vayasem Adonay le-Kayin ot levilti hakot-oto kol-motse'o.
4:16Y salió Caín de la presencia del Eterno (4) y habitó en la tierra de Nod, al oriente de Edén.
Vayetse Kayin milifney Adonay vayeshev be'erets-Nod kid'mat-Eden.
4:17Y conoció Caín a su mujer y (ella) concibió, y dio a luz a Enoj (Janoj), y (Caín) edificó una ciudad, y dio nombre a la ciudad con el nombre de su hijo, Enoj.
Vayeda Kayin et-ishto vatajar vateled et-Janoj vayeji boneh ir vayikra shem ha'ir keshem beno Janoj.
4:18Y de Enoj nació Irad, e Irad engendró a Mejuyael, y Mejiyael (Mejuyael), engendró a Metushael, y Metushael engendró a Lémej.
Vayivaled la-Janoch et-Yirad veYirad yalad et-Mejuya'el uMejiya'el yalad et-Metusha'el uMetusha'el yalad et-Lamej.
4:19Quinta Lectura
Y tomó para el Lémej dos mujeres: el nombre de una (era) Adá, y el nombre de la segunda, Tzil-lá.
Vayikaj-lo Lemej shtey nashim shem ha'ajat Adah veshem hashenit Tsilah.
4:20Y dio a luz Adá a Yaval, el cual fue padre (maestro) de los que habitan en tiendas y (poseen) ganado.
Vateled Adah et-Yaval hu hayah avi yoshev ohel umikneh.
4:21Y el nombre de su hermano era Yuval, el cual fue padre de todos los que tocan lira y arpa (5).
Veshem ajiv Yuval hu hayah avi kol-tofes kinor ve'ugav.
4:22Y Tzil-lá, ella también, dio a luz a Tuval-Caín, forjador de todo instrumento cortante de cobre y hierro; y la hermana de Tuval-Caín (fue) Naamá.
VeTsilah gam-hi yaldah et-Tuval Kayin lotesh kol-joresh nejoshet uvarzel va'ajot Tuval-Kayin Na'amah.
4:23Sexta Lectura
Y dijo Lémej a sus mujeres: Adá y Tzil-lá, oíd mi voz; mujeres de Lémej, escuchad mi dicho: ¿Acaso maté a un hombre (Caín) por herirlo (intencionalmente) y a un muchacho (Tuval-Caín) por golpearlo? (6)
Vayomer Lemej lenashvav Adah veTsilah shma'an koli neshey Lemej ha'azenah imrati ki ish haragti lefits'i veyeled lejaburati.
4:24Pues si a las siete veces (generaciones) había de ser vengado Caín, Lémej lo será a las setenta y siete veces (generaciones).
Ki shiv'atayim yukam-Kayin veLemej shiv'im veshiv'ah.
4:25Y tornó Adán a conocer a su mujer, y (ella) dio a luz un hijo y le llamó de nombre Set (Shet), (diciendo): Me puso Dios otra simiente en lugar de la de Abel, porque lo mató Caín.
Vayeda Adam od et-ishto vateled ben vatikra et-shemo Shet ki shat-li Elohim zera ajer tajat Hevel ki harago Kayin.
4:26Y a Set también le nació un hijo, y le llamó de nombre Enosh. Fue entonces cuando se comenzó a invocar el nombre del Eterno (7).
Ule-Shet gam-hu yulad-ben vayikra et-shemo Enosh az hujal likro beshem Adonay.

 

NOTAS:

1
   Dios recibió la ofrenda de Abel porque éste la hizo de buen grado, escogiendo lo mejor de sus ovejas, lo que no aconteció con Caín, que ofrendó con descuido lo más común de los frutos de la tierra. A Dios no le interesa la ofrenda en sí, sino la sinceridad de los sentimientos.

2
   Palabras coléricas.
 

3
   El exegeta Rashí (Rabí Shelomó Yitzjakí) explica las palabras: "Por esto mismo, quien mate a Caín, siete veces será vengado" de la manera siguiente: "Por esto mismo, quien mate ahora a Caín, será castigado, pues sólo en la séptima generación es cuando deberá ser castigado por matar a Abel". En efecto, en el vers. 23 se alude al hecho de que Lémej, durante la séptima generación de Caín, mató involuntariamente a éste y a su propio hijo, Tuval-Caín.

 
4
  En todo lugar donde Caín estaba, le parecía que todos le miraban con enemistad; creía oír a cada momento la voz del castigo: "¿Qué has hecho?" "¿Hacia dónde iré a fin de estar lejos de tu espíritu? Y ¿hacía dónde huiré de tu presencia? Si subo al cielo Tú estás allí, y si me sumo en el infierno, en él también estás presente; si tomase las alas de la aurora y habitase en las extremidades del mar, todavía allí me alcanzará tu mano, y me sujetará tu diestra" (Salmo CXXXIX, 7-10).
 

5
  La Torah cita las primeras artes practicadas por el género humano. Yuval fue el maestro de la lira y del arpa, y Tuval-Caín, artesano en trabajos de cobre y hierro. Numerosos pasajes de la Biblia destacan el gusto musical del pueblo hebreo. Los principales instrumentos usados en aquellos tiempos son: El "tof", que era una especie de tambor: "Y tomó Miriam, la profetisa, el pandero en su mano y salieron todas las mujeres tras ella (Exodo XV, 20) ; el "nével", una especie de lira de diez o doce cuerdas, traducido al latín como "nablium"; el "jalil", flauta; el "shofar", trompeta de cuerno; la "jatzotzerá", trompeta usada por los sacerdotes; los "menanein" y "tzelzelím" (Sam. II. VI, 25), que son una especie de címbalos; y el "kinor", lira de ocho o diez cuerdas, que era el símbolo de la alegría. El rey David fue un gran maestro en este instrumento, y con su arte llevaba consuelo a los tormentos morales y espirituales del rey Saúl (Sam. I. XVI, 16).
6
   Cuenta el Midrash que Lémej, siendo ciego, salía a cazar con su hijo Tuval - Caín, quien le guiaba e indicaba la presencia de la caza. El muchacho confundió a Caín con algún animal, y así fue cómo Lémej le mató de un flechazo. Al darse cuenta de su error se golpeó a sí mismo, y uno de los golpes cayó sobre la cabeza de su hijo, matándolo también. Por eso sus mujeres le reprochaban el doble asesinato, y Lémej se disculpó.
7
   En el rito sefaradí el sexto olé es denominado con la palabra hebrea, Samuj.

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

CAPITULO 5

5:1Este es el libro de las generaciones del hombre, en el día en que creó Dios a Adán; a semejanza de Dios lo hizo.
Zeh sefer toledot Adam beyom bero Elohim Adam bidemut Elohim asah oto.
5:2Varón y hembra los creó, y los bendijo, y llamó su nombre Adán, en el día en que (ambos) fueron creados.
Zajar unekevah bera'am vayevarej otam vayikra et-shemam Adam beyom hibare'am.
5:3Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró a su semejanza, conforme a su imagen (un hijo), y le puso por nombre Set.
Vayeji Adam shloshim ume'at shanah vayoled bidemuto ketsalmo vayikra et-shemo Shet.
5:4Y fueron todos los días de Adán, después de que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
Vayihyu yemey-Adam ajarey holido et-Shet shmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:5Y fueron todos los días que Adán vivió, novecientos treinta años; y murió.
Vayihyu kol-yemey Adam asher-jay tsha me'ot shanah ushloshim shanah vayamot.
 
5:6Y vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enosh.
Vayechi-Shet chamesh shanim ume'at shanah vayoled et-Enosh.
5:7Y vivió Set, después de que engendró a Enosh, ochocientos siete años, y engendró hijos e hijas.
Vayeji-Shet ajarey holido et-Enosh sheva shanim ushmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:8Y fueron todos los días de Set novecientos doce años; y murió.
Vayihyu kol-yemey-Shet shtem esreh shanah utsha me'ot shanah vayamot.
5:9Y Enosh vivió noventa años, y engendró a Kenán.
Vayeji Enosh tish'im shanah vayoled et-Keynan.
5:10Y vivió Enosh, después de que engendró a Kenán, ochocientos quince años; y engendró hijos e hijas.
Vayeji Enosh ajarey holido et-Keynan jamesh esreh shanah ushmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:11Y fueron todos los días de Enosh, novecientos cinco años; y murió.
Vayihyu kol-yemey Enosh jamesh shanim utesha me'ot shanah vayamot.
5:12Y vivió Kenán setenta años, y engendró a Mahalalel.
Vayeji Keynan shiv'im shanah vayoled et-Mahalal'el.
5:13Y vivió Kenán, después de que engendró a Mahalalel, ochocientos cuarenta años, y engendró hijos e hijas.
Vayeji Keynan ajarey holido et-Mahalal'el arba'im shanah ushmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:14Y fueron todos los días de Kenán novecientos diez años; y murió.
Vayihyu kol-yemey Keynan eser shanim utesha me'ot shanah vayamot.
5:15Y vivió Mahalalel sesenta y cinco años, y engendró a Yéred.
Vayeji Mahalal'el jamesh shanim veshishim shanah vayoled et-Yared.
5:16Y vivió Mahalalel, después de que engendró a Yéred, ochocientos treinta años; y engendró hijos e hijas.
Vayeji Mahalal'el ajarey holido et-Yered shloshim shanah ushmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:17Y fueron todos los días de Mahalalel, ochocientos noventa y cinco años; y murió.
Vayihyu kol-yemey Mahalal'el jamesh vetish'im shanah ushmoneh me'ot shanah vayamot.
5:18Y vivió Yéred ciento sesenta y dos años; y engendró a Janoj.
Vayeji-Yered shtayim veshishim shanah ume'at shanah vayoled et-Janoj.
5:19Y vivió Yéred, después de que engendro a Janoj, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
Vayeji Yered ajarey holido et-Janoj shmoneh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:20Y fueron todos los días de Yéred novecientos sesenta y dos años; y murió.
Vayihyu kol-yemey Yered shtayim veshishim shanah utesha me'ot shanah vayamot.
5:21Y vivió Janoj sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén (Metushélaj).
Vayeji Janoj jamesh veshishim shanah vayoled et-Metushalaj.
5:22Y anduvo Janoj con Dios, (1) después de que engendró a Matusalén, trescientos años; y engendró hijos e hijas.
Vayithalej Janoj et-ha'Elohim ajarey holido et-Metushelaj shlosh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:23Y fueron todos los días de Janoj trescientos sesenta y cinco años.
Vayeji kol-yemey Janoch jamesh veshishim shanah ushlosh me'ot shanah.
5:24Y anduvo Janoj con Dios; y desapareció porque Dios lo llamó (2) (3).
Vayithalej Janoch et-ha'Elohim ve'eynenu ki-lakaj oto Elohim.
5:25Séptima Lectura
Y vivió Matusalén ciento ochenta y siete años, y engendro a Lémej.
Vayeji Metushelaj sheva ushmonim shanah ume'at shanah vayoled et-Lamej.
5:26Y vivió Matusalén, después de que engendró a Lémej, setecientos ochenta y dos años; y engendró hijos e hijas.
Vayeji Metushelaj ajarey holido et-Lemej shtayim ushmonim shanah ushva me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:27Y fueron todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años; (4) y murió.
Vayihyu kol-yemey Metushelaj tesha veshishim shanah utsha me'ot shanah vayamot.
5:28Y vivió Lémej ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo.
Vayeji-Lemej shtayim ushmonim shanah ume'at shanah vayoled ben.
5:29Y le llamó de nombre Noé (Nóaj), diciendo: Este nos dará descanso de nuestras obras y del dolor de nuestras manos, a causa de la tierra que maldijo el Eterno.
Vayikra et-shemo Noaj lemor zeh yenajamenu mima'asenu ume'itsvon yadeynu min-ha'adamah asher erarah Adonay.
5:30Y vivió Lémej, después de que engendro a Noé, quinientos noventa y cinco años; y engendró hijos e hijas.
Vayeji-Lemej ajarey holido et-Noach jamesh vetish'im shanah vajamesh me'ot shanah vayoled banim uvanot.
5:31Y fueron todos los días de Lémej setecientos setenta y siete años; y murió.
Vayeji kol-yemey-Lemej sheva veshiv'im shanah ushva me'ot shanah vayamot.
5:32Y tenía Noé la edad de quinientos años cuando engendró a Sem (Shem), a Jam y a Jafet (Yéfet).
Vayeji Noaj ben-jamesh me'ot shanah vayoled Noaj et-Shem et-Jam ve'et Yafet.

 

NOTAS:

1
  La expresión hebrea "andar con D-os" significa "llevar una vida recta", como si el hombre fuera acompañado por su Creador, que es la fuente de la verdad y de la justicia. Semejante expresión fue empleada con respecto a Noé (cap. VI,9) y a Abraham (cap. XVII,1).
 

2
  Estas palabras significan literalmente "murió", puesto que morir es ser recobrado por D-os, en cuyo seno está la vida eterna. Así dijo Job al recibir la noticia de la muerte de sus hijos: "El Eterno los dio y el Eterno los tomó; sea el nombre del Eterno bendito" (Job I,21). Por su parte, los cabalistas rodean de misterio la muerte de Janoj, lo que sirve de base para el misticismo judío. También el Séfer Hayashar habla detenidamente sobre la desaparición misteriosa de Janoj.

 
3
  El séptimo ole se denomina en hebreo Mashlim, (olé, que completa la lectura matutina de la Torah en sábado).
 

4
   La larga vida de Matusalén, que vivió novecientos sesenta y nueve años, así como la de sus contemporáneos, fue puesta en duda por muchos escritores. La mayoría de ellos calculó estos años por meses. Si admitimos este cálculo como correcto, y que los antiguos consideraban los meses por años, caeríamos en otra exageración más grave, pues Shélaj, que fue nieto de Sem, hijo de Noé, y Peleg su tataranieto tuvieron hijos a los treinta años (Génesis XI, 14 y 18), lo cual significaría que fueron padres a los dos años y medio. Esto parece menos probable que la posibilidad de que los años de Adán, Matusalén y sus contemporáneos fuesen realmente años. Su constitución física es la que nos permite aceptar la idea de su longevidad, en tanto que no aparezcan nuevas pruebas o hipótesis por parte de los estudiosos.

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

CAPITULO 6

6:1Y fue cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijos;
Vayeji ki-hejel ha'adam larov al-peney ha'adamah uvanot yuledu lajem.
6:2y vieron los hijos de los señores (1) que las hijas del hombre eran hermosas, y tomaron para sí mujeres entre todas las que habían escogido.
Vayir'u beney ha'Elohim et-benot ha'adam ki tovot henah vayikju lajem nashim mikol asher bajaru.
6:3Y dijo el Eterno: no luchará para siempre conmigo mi espíritu por causa del hombre, porque el es también carne; y serán sus días (de vida) ciento veinte años.
Vayomer Adonay lo-yadon ruji va'adam le'olam beshagam hu vasar vejayu yamav me'ah ve'esrim shanah.
6:4Los gigantes estaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando conocieron los hijos de los señores a las hijas del hombre y les parieron hijos; éstos fueron los valientes que siempre hubo, varones de fama.
Hanefilim hayu va'arets bayamim hajem vegam ajarey-jen asher yavo'u beney ha'Elohim el-benot ha'adam veyaledu lajem hemah hagiborim asher me'olam anshey hashem.
6:5Ultima Lectura
Y vio el Eterno que era grande la maldad del hombre en la tierra, y que todo el impulso de los pensamientos de su corazón era exclusivamente malo todos los días.
Vayar Adonay ki rabah ra'at ha'adam ba'arets vekol-yetser majshevot libo rak ra kol-hayom.
6:6Y se arrepintió el Eterno de haber hecho al hombre en la tierra, y se afligió en su corazón.
Vayinajem Adonay ki asah et-ha'adam ba'arets vayit'atsev el-libo.
6:7Y dijo el Eterno: borraré al hombre que cree, de sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta el cuadrúpedo, hasta el reptil y hasta el ave de los cielos; porque estoy arrepentido de haberlos hecho.
Vayomer Adonay emejeh et ha'adam asher-barati me'al peney ha'adamah me'adam ad-behemah ad-remes ve'ad-of hashamayim ki nijamti ki asitim.
6:8Mas Noé halló gracia ante los ojos del Eterno.
VeNoaj matsa jen be'eyney Adonay.
6:9Estas son las generaciones de Noé. Noé (fue) un hombre justo, perfecto entre sus generaciones; con Dios anduvo Noé.
Eleh toldot Noaj Noaj ish tsadik tamim hayah bedorotav et-ha'Elohim hitjalej Noaj.
6:10Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Jam y a Jafet.
Vayoled Noaj shloshah vanim et-Shem et-Jam ve'et-Yafet.
6:11Y se corrompió la tierra ante Dios, y se llenó la tierra de violencia.
Vatishajet ha'arets lifney ha'Elohim vatimale ha'arets jamas.
6:12Y vio Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.
Vayar Elohim et-ha'arets vejineh nishjatah ki-hishjit kol-basar et-darko al-ha'arets.
6:13Y dijo Dios a Noé: El fin de toda criatura ha llegado ante Mí, porque se llenó toda la tierra de violencia a causa de ellos, y he aquí que los haré sucumbir (3) con la tierra.
Vayomer Elohim le-Noaj kets kol-basar ba lefanay ki-male'ah ha'arets jamas mipeneyjem vejineni mashjitam et-ha'arets.
6:14Haz para ti un arca de madera de ciprés (gófer); compartimentos harás en el arca, y la untarás por dentro y por fuera con pez (brea).
Aseh leja tevat atsey-gofer kinim ta'aseh et-hatevah vejafarta otah mibayit umijuts bakofer.
6:15Y así la harás: de trescientos codos de largo del arca, cincuenta codos su ancho y treinta codos su altura.
Vezeh asher ta'aseh otah shelosh me'ot amah orej hatevah jamishim amah rojbah ushloshim amah komatah.
6:16Una claraboya harás para el arca, y la terminarás a un codo de la parte alta, y la puerta del arca la colocarás a su lado; le harás compartimentos bajos, segundos y terceros.
Tsohar ta'aseh latevah ve'el amah tejalenah milmalah ufetaj hatevah betsidah tasim tajtim shni'im ushlishim ta'aseha.
6:17Pues he aquí que Yo traigo el diluvio de aguas sobre la tierra.
Va'ani jineni mevi et-hamabul mayim al-ha'arets leshajet kol-basar asher-bo ru'aj jayim mitajat hashamayim kol-asher ba'arets yigva.
6:18Y afirmaré mi pacto contigo y vendrás al arca tú, y tus hijos, y tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.
Vajakimoti et-briti itaj uvatah el-hatevah atah uvaneyja ve'ishteja ushney-vaneyja itaj.
6:19Y de todo lo vivo, de toda criatura, dos de todos, traerás al arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.
Umikol-hajay mikol-basar shenayim mi-kol tavi el-hatevah lehajayot itaj zajar unekevah yihyu.
6:20Del ave, según su especie; de todo reptil de la tierra, según su especie; dos de todo vendrán a ti, para que haya vida.
Meja'of lemineju umin-habehemah leminah mikol remes ha'adamah lemineju shenayim mikol yavo'u eleyja lejajayot.
6:21Y tú toma contigo de toda vianda que es de comer, y allegarás para ti; y servirá de alimento para ti y para ellos.
Ve'atah kaj-leja mikol-ma'ajal asher ye'ajel ve'asafta eleyja vehayah leja velajem le'ojlah.
6:22E hizo así Noé; conforme a todo lo que Dios le ordenó, así lo hizo.
Vaya'as Noaj kekol asher tsivah oto Elohim ken asah.
  

 

NOTAS:

1
  Elohim en hebreo. Esta palabra es singular cuando se refiere a D-os Creador de todo. Significa igualmente "jueces" como en Exodo XXI, 30; "ángel" en Salmos LXXXII, 6; 'ídolos" en Exodo XX, 3. Según el exegeta Rashi, en este versículo significa "hijos de los señores y los jueces" o "ángeles". También la versión en arameo de Onklós y Jonatán ben Uziel, traduce bené ha elohim como "hijos de los grandes".

2
   Estas son las generaciones de Noé. Noé, hombre justo, etc. La Torah, en vez de citar los nombres de sus hijos inmediatamente, nombra las cualidades de Noé, para destacar que la verdadera descendencia del hombre no son sus hijos, sino sus virtudes y sus buenas obras, las cuales forman parte de su propio ser. Los actos son los frutos internos de la persona. Unidos a ella constituyen, más que cualquier otra cosa, la verdadera descendencia que el hombre puede dejar en este mundo.

3
   Este versículo nos muestra la Hashgajá, la Divina Providencia, la ley que gobierna al mundo. La esencia y finalidad de la Creación habían sido desvirtuadas, y la maldad imperaba entre los hombres. Una sociedad corrompida está condenada a desaparecer según las leyes eternas.

Retirado
008858
Mensajes: 28,579
Registrado: ‎01-16-2005

Re: LA TORAH EN ESPAÑOL

ESTOS 6 CAPITULOS DE LA TORAH SON SOLO CON EL FIN DE QUE MUCHOS SALGAN DE SU IGNORANCIA . SI DESEAN SABER MAS, SOLO PIDANLO Y LES DARE LO QUE DESEAN.