¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Senior
pescador5
Mensajes: 721
Registrado: ‎02-21-2013
0 Kudos

Historia de un hombre, con los testigos de jehova.

  HISTORIA DE UN HOMBRE, CON LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ:

¡UN IMPACTANTE TESTIMONIO QUE LO DEJARÁ PENSANDO! 

 

Era un sábado por la tarde y me encontraba cortando el cerco cuando eufórica me abrazó Carolina, mi hija menor, que en ese entonces tenía 6 añitos. Mirándome a la cara me dijo:-Papi, se viene el Armagedón, el fin del mundo y yo sufro por ti. Es cierto, le conteste, eso dice la Biblia, pero no debemos vivir sufriendo por eso, y por otro lado, le dije:-Papa ama a Dios, cree en él, ama mami y a sus hijos y ese amor nos dará vida eterna a todos.-No papi, tú, tú no te vas a salvar porque no eres testigo de Jehová. Esa frase se clavó en mi corazón, fue un tremendo cachetazo que me hizo replantear a cerca de las enseñanzas de la organización que dice seguir fielmente a Jehová.

Durante 7 años permití que mis hijos asistieran junto a su mamá a las reuniones de los Testigos de Jehová. Pero nunca hubiera imaginado que estaba entregándolos en las puertas del infierno. Un lugar vacío de Jesús, un lugar donde todos se espían y se denuncian buscando la pureza de su pueblo. Un lugar sin misericordia donde las técnicas de control mental sostienen y dan cohesión al grupo, consiguiendo una siniestra y dañina clonación espiritual. Un lugar donde el miedo desplaza al amor, y el orgullo se ve reforzado en la creencia de que los testigos son el pueblo elegido y sólo ellos salvarán sus vidas. Y frente a esa promesa someten sus vidas al antojo de un cuerpo gobernante radicado en Brooklyn, USA, que son los únicos que tienen comunicación con Jehová y obviamente sus extravagantes y arbitrarias ocurrencias son respetadas con absoluta fidelidad a riesgo de ser expulsado de la organización, con tremendas implicancias sociales. La Biblia dice que al Padre se llega por medio del hijo; en los testigos, al Padre se llega por la Organización Wachtower, más conocida como testigos de Jehová. Y es así que todo lo que diga la organización es tomado como palabra de Dios. En una época de su contradictoria historia, la Organización instó a no vacunarse, ya que ese era un invento del diablo, que para nada servía.

En 1968 prohibieron los trasplantes de órganos diciendo que eso era canibalismo. 12años de crueles consecuencias tuvieron que pasar para que la organización reviera la absurda norma. Los testigos fueron obedientes y sufrieron terribles consecuencias físicas. Paradójicamente, en dicho lugar enseñan a temer al diablo, pero nada dicen de cómo combatirlo. Cuando uno decide hacerse testigo de Jehová, paulatinamente empieza a incorporar normas antisociales que al poco tiempo lo terminan alejando de sus familiares y amigos, por ejemplo, NO festejar cumpleaños, no brindar en los festejos, les prohíben asistir a toda ceremonia religiosa que no sea testigos de Jehová, etc. Al cabo de pocos años, el grupo de amigos de pertenencia y referencia de cualquier testigo de Jehová son otros testigos de Jehová. Cuando la organización decide expulsar a un miembro de dicha organización, toda la congregación está obligada a actuar como si esa persona hubiese muerto, incluso sus propios familiares deben mantener un contacto mínimo y estricto. Y así encontramos hijos que no se hablan con sus padres y padres distanciados desde años con sus hijos. Todo esto se desarrolla bajo un oscuro hermetismo.

Muchos testigos que se animan a entrar en internet y deciden investigar por sus propios medios acerca de los orígenes e historia de la organización y así se exponen a ser expulsados si son denunciados o descubiertos. Cualquier reflexión que se aleje del pensamiento puro es severamente castigado y la persona debe ser reeducada en sus estrictas normas. Es por ellos que testigos de todo el mundo a pesar de haber descubierto que su organización no sigue los principios que nos indicó Jesús, siguen dentro de ella en silencio para evitar consecuencias familiares. El pasar por internet deja en los testigos una huella difícil de borrar al descubrir con dolor que fueron usados y engañados por muchos, muchos años. Personalmente seguí investigando y encontré que los dibujos de su bibliografía son trabajados en forma subliminal para esconder figuras e imágenes que nada tienen que ver con Jehová.

Garras de cuatro dedos en lugar de manos de los ungidos, caras de demonios escondidos en el revuelto pelo de Jesús, portarretratos familiares que en lugar de tener fotos familiares tienen un macho cabrío, un cara de perro sutilmente trabajada e implantada en el pecho de Jesús crucificado, caras de demonios ocultos en el fondo del dibujo son sólo algunos ejemplos. Es por ello que cuando descubrí esta realidad y sentí el peso de haber dejado que mis hijos por 7 años convivieran con esta bibliografía, decidí embolsarlos todos, y eran muchos, muchísimos libros, y tirarlos a la basura y prohibí que mis hijos que asistieran a sus reuniones. Fui terriblemente combatido pero no dude, fui por más y no me conformé con sacar a mi familia, y fui por más.

Muchos hermanos presos y cautivos en las mentiras de dicha organización estaban ansiosos por conocer la verdad, valientes personas que sí querían encontrar a Dios. Esta dedicación y profunda investigación que estaba desarrollando me contactó con gente de todo el mundo y fue así que hice amigos en Chile, Méjico, Estados Unidos, Colombia y España. Y a todos nos unía lo mismo, desenmascarar a la organización que dice seguir a Jehová. Todos eran testigos a excepción mía que nunca lo fui, pero luchábamos juntos y nos organizamos para ayudar a quienes quisieran dejar ese dañino lugar, brindar información a familiares de damnificados, y sobre todo, alertar para que no hubiese nuevas incorporaciones.

 En la actualidad el crecimiento de la organización es de 0 por ciento. Por mi parte sentí el impulso de encontrar algo concreto y contundente para desmantelar las mentiras y sus trampas, y fue así que un día decidí hacer carteles de alerta, de información y denuncia. Empecé con unos 20 tímidos carteles que pegué en la estación del ferrocarril de Adrogué y a lo largo de su centro comercial. Mi sorpresa fue que al día siguiente estaban todos, absolutamente todos, rotos. Sentí que había dado en el blanco y 20 carteles rotos no me iban a callar. Redoblé la apuesta y pegué 40 que también tuvieron el mismo final, entonces pegue 80, 160, 320, 640 etc, siempre buscando ir por más. Y fue así que llegué a pegar 3.600 carteles a lo largo de toda Argentina. A cada lugar que iba llevaba carteles de denuncia y alerta.  Pegué carteles en escuelas, hospitales, canales de televisión, ferrocarril, hoteles, shoppings, baños, cabinas telefónicas, micros, plazas, iglesias, salones, ciber, comercios, juzgados, lugares turísticos, en mi auto, postes telefónicos, etc. Paredes, techos y pisos albergaron carteles. Carteles diseñados en Argentina eran pegados en España y Chile. Hoy, después de varios años, sigo encontrando ex testigos de Jehová que iniciaron su búsqueda personal incentivados por los carteles.

Mi familia no es más testigo de Jehová y están empezando a conocer al verdadero Dios, un Dios de misericordia, amor, alegría, poder y paz, JESÚS.

Gloria a Dios.