Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Junior
cubanpapi305
Mensajes: 456
Registrado: ‎04-09-2006
0 Kudos

María de Jericó

La rosa de Jericó como era llamada por los que la rodeaban, nace un 8 de septiembre del año 3744 de Adán; hija de Joaquín el viejo Pastor y Ana, quienes le ofrecieron amor, preparándole el camino con una educación moral y espiritual, la cual le serviría para cumplir su misión venidera. Corrió su infancia como la de todas las niñas y la de todos los hijos del Creador. Nada anormal podían notar sus amiguitas y parientes, salvo su precoz inteligencia y su hermosura, unida a un carácter varonil acompañado de una ternura que hacían un gran contraste.

Sus padres sabiendo la gran responsabilidad que suhija llevaría, le enseñaron todas las obligaciones y deberes de hija y madre; ya en su primavera era una mujer cabal y preparada. María no era mística ni penitente, ni pasaba el tiempo en canturreo ni meditaciones: su espíritu sabía otras cosas del verdadero Dios y estaba en todo momento en presencia del Padre común, sin dejar sus deberes de hija y de trabajo. Cásase con José el Carpintero de Nazaret a los 16 años de edad, ellos tenían conocimiento de su afinidad y tenían la responsabilidad de traer siete (7) hijos al mundo, entre ellos su primogénito Jesús de Nazaret, el cual traería una misión transcendental de inculcar el amor de hermano. María fue madre por la Ley estricta de Afinidad y Justicia y no por obra extraña lo que según las leyes sociales sería un adulterio y en este concepto la ponen sus célibes detractores, a la que quieren llevar a la virginidad  siendo madre; si madre, no solo de sus 7 hijos sino también de los 5 hijos anteriores de José, quien era viudo de su primera esposa Débora. María -como lo hemos dicho- fue una mujer cabal en la Ley de la materia, igual a todas las mujeres y de esto precisamente nace su grandeza como mujer y como Madre, que no basta serlo sino saber serlo, porque madres lo son hasta las bestias, pero de ser madre hay que saber ser digna mujer y buena esposa y para todo esto se requiere Amor, Amor y Amor, porque sólo el amor todo lo ennoblece, todo lo iguala y todo lo vence.

Ante tantas historias o vidas de la Virgen María, con sus once mil y pico de nombres y el título de Madre de Dios, que son otras tantas blasfemias que rebajan la dignidad de la Madre natural, ponen en entredicho su grandeza y la de Jesús y tratan de loco al verdadero, al "Padre Creador", la razón se rebela, el corazón se ve lastimado de dolor y la conciencia al hacerse luz rechazan esas majaderías que en virtud agiotista han inventado los vampiros de la Grey Cristiana.

Después de la cruxificación de Jesús, María se impone el trabajo de predicar y llevar las enseñanzas de su hijo, y así lo hizo al viajar a la Península Ibérica (hoy España) para dar a conocer la doctrina predicada por Jesús y enseñara a las madres españolas de los cuidados de sus hijos; con su consejo y su amor fue recordada por todos. 72 años contaba ya la Rosa de Jericó al momento de su desencarnación, muchas son las fábulas que cuenta la religión acerca de los cuerpos de Jesús y María; los cuales -según ellos- fueron llevados por los Angeles al cielo en cuerpo y alma, pero hoy pasan esas invenciones absurdas y mercantiles porque hemos llegado al día de la Verdad: el cuerpo de María está en España como el de Jesús está en Jerusalén y en su día darán testimonio.

Hemos hecho aquí un homenaje a la verdadera historia de la Hermana María de Jericó, para que así elimines el prejuicio que os han impuesto, y reconocerla como la Madre de la Humanidad quitando esos epítetos que tanto hacen sufrir su Espíritu.

Siempre más allá

www.joaquintrincado.blogspot.com