Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Papel
cibermamy1
Mensajes: 1,794
Registrado: ‎02-03-2009

( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

Ya es un niño grande pero últimamente tiene conductas poco habituales que te descontrolan.
Hace tiempo que dejó de necesitar tu ayuda para todo y es cierto que la etapa de los berrinches a todas horas ya pasó. Pero, a veces, ese pequeño de tres años te desconcierta con sus conductas poco habituales: hablar como ?bebé, no quiere ni probar esos macarrones que tanto le entusiasmaban, se hace el gracioso en los momentos más inoportunos o se hace pipí en la cama.
Es una forma de comunicarse
Cuando esto sucede, los padres buscan «traumas evidentes» que expliquen estas excentricidades repentinas o acuden alarmados al pediatra, esperando que les confirme un problema de salud inminente. Y descartado tanto lo uno como lo otro, familiares y conocidos apoyan un único veredicto: ¡lo hace para llamar la atención!
A los que dicen que los pequeños se «portan mal» para llamar la atención no les falta razón, pero se equivocan cuando piensan que hay mala intención o ganas de molestar. Al contrario: siempre que un niño hace un despliegue de conductas poco usuales y las mantiene durante un tiempo (no vale una tontería puntual), lo hace porque su sistema de comunicación se pone en «modo crisis» y necesita que algún aspecto de su vida sea atendido.
Cuando era bebé lloraba si algo no iba bien, pero ahora sus recursos son más sofisticados y ahora se deja caer del triciclo en marcha o le da por esconder las llaves de la casa en algún rincón oscuro (e inaccesible). En cualquier caso, el mensaje es el mismo: «Estoy aquí y no estoy bien, hazme caso, por favor». Entonces, ¿qué debes hacer?
¿Hacerle caso o ignorarlo?
Por lo general, cuando consideramos que un niño hace o dice algo por llamar la atención, la cultura popular establece que lo mejor es ignorarlo por temor a ceder a sus caprichos y malcriarlo. Sin embargo, interesarse no significa concederle todo aquello que pida saltándose normas de convivencia.
Simplemente consiste en observar, preguntar, formular hipótesis y tratar de comprender qué partes de la vida del pequeño necesitan de tu intervención y apoyo. En definitiva: atenderlo es manejar una situación complicada para ayudar a tu hijo con sus problemas y restablecer la armonía familiar.
No hay que enojarse, pero sí...
Mantener la calma
Impacientarte y castigar al pequeño a diestra y siniestra no sirve de nada.
Retroceder en el tiempo
La mayoría de las veces el niño te avisa que algo no está bien mucho antes de tener de frente el problema.
Valorar cómo te encuentras
Nervioso, preocupado por algo, con estrés en el trabajo, etcétera; pues, aunque no lo creas, los niños perciben a cada detalle las tensiones y ansiedades de los adultos.
Encontrar tiempo para estar con el pequeño en exclusiva
Compartan un cuento, una mañana de marionetas, un paseo por el parque, un juego... e interesarte en su día a día.
Establecer pautas sobre el manejo concreto de las conductas negativas. Por ejemplo, si todos los días tira voluntariamente parte de su cena a la alfombra, tendrá que ayudarte a recogerla haciéndose así responsable de sus acciones. Después tratarás de darle solución y prestar atención a la verdadera fuente del malestar: si es cosa de celos, pasarás más tiempo con él; si es una preocupación relacionada con la escuela, te reunirás con la maestra; si tiene problemas con sus compañeros de juego en el parque, hablarás con él.
Senior
dinorahro
Mensajes: 933
Registrado: ‎03-02-2012

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

Mensajes: 24,546
Temas: 736
Kudos: 3,955
Registrado: ‎02-23-2004

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

Senior
biankaz
Mensajes: 630
Registrado: ‎04-03-2012

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

Senior
yolandad2
Mensajes: 595
Registrado: ‎03-14-2012

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

Senior
mensajesdeamor
Mensajes: 668
Registrado: ‎01-23-2010

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

gracias por compartir el tema , saludos amiguita

Papel
psebastian
Mensajes: 1,543
Registrado: ‎02-23-2009

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )

excelente mensaje gracias

 

Diamante
amadaamante
Mensajes: 40,191
Registrado: ‎02-06-2003

Re: ( MI HIJO QUIERE LLAMAR LA ATENCION )


cibermamy1 ha escrito:
Ya es un niño grande pero últimamente tiene conductas poco habituales que te descontrolan.
Hace tiempo que dejó de necesitar tu ayuda para todo y es cierto que la etapa de los berrinches a todas horas ya pasó. Pero, a veces, ese pequeño de tres años te desconcierta con sus conductas poco habituales: hablar como ?bebé, no quiere ni probar esos macarrones que tanto le entusiasmaban, se hace el gracioso en los momentos más inoportunos o se hace pipí en la cama.
Es una forma de comunicarse
Cuando esto sucede, los padres buscan «traumas evidentes» que expliquen estas excentricidades repentinas o acuden alarmados al pediatra, esperando que les confirme un problema de salud inminente. Y descartado tanto lo uno como lo otro, familiares y conocidos apoyan un único veredicto: ¡lo hace para llamar la atención!
A los que dicen que los pequeños se «portan mal» para llamar la atención no les falta razón, pero se equivocan cuando piensan que hay mala intención o ganas de molestar. Al contrario: siempre que un niño hace un despliegue de conductas poco usuales y las mantiene durante un tiempo (no vale una tontería puntual), lo hace porque su sistema de comunicación se pone en «modo crisis» y necesita que algún aspecto de su vida sea atendido.
Cuando era bebé lloraba si algo no iba bien, pero ahora sus recursos son más sofisticados y ahora se deja caer del triciclo en marcha o le da por esconder las llaves de la casa en algún rincón oscuro (e inaccesible). En cualquier caso, el mensaje es el mismo: «Estoy aquí y no estoy bien, hazme caso, por favor». Entonces, ¿qué debes hacer?
¿Hacerle caso o ignorarlo?
Por lo general, cuando consideramos que un niño hace o dice algo por llamar la atención, la cultura popular establece que lo mejor es ignorarlo por temor a ceder a sus caprichos y malcriarlo. Sin embargo, interesarse no significa concederle todo aquello que pida saltándose normas de convivencia.
Simplemente consiste en observar, preguntar, formular hipótesis y tratar de comprender qué partes de la vida del pequeño necesitan de tu intervención y apoyo. En definitiva: atenderlo es manejar una situación complicada para ayudar a tu hijo con sus problemas y restablecer la armonía familiar.
No hay que enojarse, pero sí...
Mantener la calma
Impacientarte y castigar al pequeño a diestra y siniestra no sirve de nada.
Retroceder en el tiempo
La mayoría de las veces el niño te avisa que algo no está bien mucho antes de tener de frente el problema.
Valorar cómo te encuentras
Nervioso, preocupado por algo, con estrés en el trabajo, etcétera; pues, aunque no lo creas, los niños perciben a cada detalle las tensiones y ansiedades de los adultos.
Encontrar tiempo para estar con el pequeño en exclusiva
Compartan un cuento, una mañana de marionetas, un paseo por el parque, un juego... e interesarte en su día a día.
Establecer pautas sobre el manejo concreto de las conductas negativas. Por ejemplo, si todos los días tira voluntariamente parte de su cena a la alfombra, tendrá que ayudarte a recogerla haciéndose así responsable de sus acciones. Después tratarás de darle solución y prestar atención a la verdadera fuente del malestar: si es cosa de celos, pasarás más tiempo con él; si es una preocupación relacionada con la escuela, te reunirás con la maestra; si tiene problemas con sus compañeros de juego en el parque, hablarás con él.

 

que  bonito  tema