Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Platino Brillante
Mensajes: 18,471
Registrado: ‎04-27-2001
0 Kudos

►Entrevista de Paola Turbay y su hija Sofía... futura reina???

[ Editado ]

 

 

 

Ella es una estrella invaluable, una mamá entregada, poseedora de una belleza real que aun sin gota de maquillaje hipnotiza. La visitamos en Los Ángeles junto a su preciosa Sofía que ya tiene 13 años.


Desde hace tres años Paola Turbay vive entre las colinas de Hollywood, en Los Ángeles. Allí, en Beverly Hills, nuestra reina es vecina de luminarias como Jessica Alba, Julia Roberts y Katie Holmes. Rodeada de tanto lujo, de paparazzis y de estrellas, ella continúa con esa sonrisa franca y con su trato cercano. Es la misma y dulce Paola que en los 90 se robó nuestro corazón...

Allí vive con Alejandro, su esposo, al que pillamos en plena sesión de sol apenas llegamos a su casa de aires orientales; con Sofía, su princesa y con Emilio, su príncipe de pelo pintado. Su niña se le creció, ya le dicen suegra en la calle, aunque aun no tiene novio. Cursa séptimo grado y es la primera de su clase. Se trata de un sábado soleado, la primavera se asoma y la sesión de fotos inicia... Sofía tiene afán, pues hoy celebra  el Bar Mitzvah (fiesta judía de los 13 años) uno de sus mejores amigos. 

¿Sofía, bailas mucho? "Nosotros todavía no bailamos en pareja, solo brincamos, saltamos como locos", cuenta la dulce Sofi sentada en un sofá, mientras maquillan y acicalan a Paola...  

"El éxito no tiene nada que ver con la exposición en TV, solo que mi trabajo es público, igual de importante que el trabajo de la señora que está en la oficina o en un laboratorio. No tengo problemas de inseguridad y no me creo el cuento de la fama..."

La familia todos los días madruga a las 6 de la mañana y luego Paola sale a audicionar... "No he dejado de intentarlo, de ser una trabajadora incansable, de ser disciplinada, en mi casa me inculcaron la humildad o si no, quién sabe qué vieja mamona sería... Me enseñaron a valorar a la gente, a quererla, a respetarla y vivo con una sonrisa, así las cosas no salgan bien".

Tenía sus esperanzas puestas en Cane, show de CBS sobre una familia cubana del sur de Florida dedicada al cultivo de la caña, que siempre estuvo por encima de 7,5 millones de espectadores, a pesar de haber sido cancelada.

"No importa lo que pase, bendito Dios puedo verles lo bueno a las cosas de la vida. He tenido programas que son un hueso, pero hasta les veo lo positivo. Vivo con optimismo y es el ingrediente que me permite seguir adelante y estar en un proceso de evolución; no me canso de aprender..."

Actualmente cuenta con miles de fans, como mamá de una de las protagonistas en la serie The secret life of the american teenager (La vida secreta de la adolescente americana), creada por Brenda Hampton, la misma de Fat Actress (La actriz gorda) y Mad about you (Loco por ti).

El episodio piloto rompió el récord de más alto rating de debut de ABC Family con 2,82 millones de espectadores.

¿Es verdad que no querías audicionar?

Se trata de un papel por el que nunca luché. Después de Cane no quería ser más mamá, había sido un desastre. En el parqueadero, antes de ingresar al estudio, aún pensaba en devolverme para la casa. Entré, la hice y me fui, a los 15 minutos me llaman para decirme que el papel era mío. ¿La moraleja? No querer demasiado las cosas. Ya empezamos a grabar la tercera temporada...

¿Cuál es la sazón del programa?

Es uno de los hits de la televisión porque trata temas muy cotidianos. Los lunes batimos récords de audiencia en mujeres de 13 a 50 años, la mina de oro para los anunciantes.

¿Tu personaje tomará más fuerza?

Sí, en esta temporada es mucho mejor, voy a tener más presencia, pues una de las protagonistas está haciendo una película, entonces 'mi hija' asume un rol más importante y nuestra historia es más contundente ahora.

¿Además, te veremos como cubana en 'The royal pains', otra serie afamada?

Sí, acabo de llegar de Puerto Rico, donde filmé dos episodios de The royal pains; hago de una cubana, es la primera vez que me toca actuar con acento latino. Allí, seré la doctora Marissa Caseras, una mujer muy interesante. Estuvimos grabando durante dos semanas y me lo gocé completamente.

¿Qué tal la dupla de ser mamá y actriz?

No es tan complicado, Alejandro, mi marido, es mi gran aliado. Todos los días nos levantamos a las 6 de la mañana, desayunamos juntos, las comidas son sagradas... Los tanqueo con comida rica y es un momento especial para planear el día. Nos montamos al carro, siempre los llevo al colegio y ahí sigo mi día.

¿Trabajas todos los días?

Para la serie grabo como tres veces por semana, también voy dos veces a la semana a pilates o tomo una clase de ballet y de jazz o una clase de aeróbicos: con rock and roll, salsa y siempre salgo como un chupo. El resto de tiempo estoy estudiando o preparando escenas, a la semana tengo de una a cinco audiciones, no paro.

¿A estas alturas aun experimentas cierta frustración cuando no quedas?

Esto es una cosa de todos los días, se vuelve parte de la rutina y lo va curtiendo a uno. Entiendo que las cosas no son personales y el ego no se golpea, no te están rechazando a ti o tu talento, sencillamente es o no es para ti. A veces es frustrante porque recibir el no, no, no, duele y uno dice: '¿cuándo llegará mi oportunidad?' Afortunadamente siempre llega algo para mí.

Sofía y su presentación en sociedad

¿Se te crecieron tus hijos?

Síiiiiiii. Con Alejandro nos sentamos y decimos: juepucha, a qué hora se nos crecieron. Es impactante, ya no son bebés, son más independientes, gozamos de momentos muy especiales. Son muy familiares, pese a que tienen muchos amigos; el hecho de tener un núcleo familiar fuerte les da la fortaleza.

¿Ya te dicen suegra?

Obvio. Los amigos de Sofía son medio coquetos y le dicen a Alejandro que ella es la más linda, la quieren mucho en el colegio y me ven como suegra potencial. Pero aun son chiquitos, las niñas ya se crecieron y ellos apenas están en proceso.

¿Cómo es tu relación con ella?

Soy abierta, le digo que tiene sus amigas y su gente, pero su familia son los únicos que vamos a estar de su lado y nunca la vamos a traicionar. Los cuatro somos un parche. Su casa es un lugar seguro, puede hablar de lo que sea. Para su edad a veces siente que no la entendemos, trata de no involucrarme en temas porque: 'qué pereza la mamá'. Igual, en el momento menos esperado, me habla de unos temas de una profundidad tenaz.

¿De lo que te ha contado, qué es lo que más te ha impactado?

Están en el momento de querer probar el cigarrillo, drogas, el sexo. Nunca le voy a decir no fume, pero yo espero que con lo que le hemos dado ella sea capaz de decir que no. Ella me dice: 'mamá, ¿qué hago? Ellos quieren que pruebe...' Yo le digo: 'Tú verás... ¿Vas a hacerlo por darles gusto? Tú verás si te envenenas'. Sofi es tan buena y tan correcta y tan sana que confío ciegamente en ella.

¿Y cómo es Emilio?

Es un bacán, es menos complicado. Además de que es niño, es de una paz y una frescura. Es muy parecido a su papá.

¿Y Sofi quiere ser reina?

Creo que sí, dice que ella sí va a ser Miss Universo y con Alejandro vamos a apoyarla en lo que quiera. Ellos son el cultivo más precioso que tenemos, queremos que sean felices.

¿Tu ritual de belleza?

Inicia por la noche con la desmaquillada. Los 90 eran una época de mucho maquillaje, una cosa superpesada. Desde que me vine a vivir a Estados Unidos me volví más fresca, más natural, me lavo la cara en la noche con pañitos con avena, uso un tónico, la cremita para los ojos, hidratante y cuello. Scrub en la ducha, cetaphil, que es un jabón muy suave y bloqueador todo el tiempo.

¿Qué tipo de mamá es Paola Turbay?

Me encanta estar en todo, soy muy intensa, aunque las amigas de mis hijos les parezco regia, porque las quiero arreglar o armarles plan. Pero a mis hijos les parezco cansona; me gusta que sus amiguitos vengan a mi casa, que se queden aquí. Hoy en día los niños están muy expuestos a los peligros, Sofía ya es adolescente y empiezan las tentaciones de las drogas, del cigarrillo, el alcohol, el sexo, temas complejos y si uno no está pendiente, eso se le mete a uno sin darse cuenta.

¿Cómo es tu dieta?

Uno es lo que come. Comemos en la casa y Los Ángeles te ofrece comida orgánica, saludable, los mercados están llenos de alimentos naturales; comer pasta y pan integral, proteínas, frutas, mucha agua. Preparamos sancocho, fríjoles, lentejas; del mercado siempre llego con bolsadas de yuca...

Alejandro: el eterno amor de Paola

Después de 16 años, ¿cómo mantienen vivo el romance?

El hecho de habernos casado jóvenes influye porque hay como una simbiosis y te desarrollas como en pareja, crecimos juntos. Todo lo que tenemos lo hemos conseguido juntos, no teníamos casa, ni carro, ni beca y eso le da cierta fortaleza a la pareja, tenemos las mismas metas, queremos envejecer juntos...

¿Qué piensa de la Paola actriz?

A él le gusta siempre y cuando esté en proyectos buenos e interesantes. No le muestro casi nada de lo que hago. Siempre lo pongo a leer mis libretos, es muy bueno para analizarlos.

Viven una vida muy 'eco'...

La vida aquí es mucho más solitaria, no tenemos una vida social agitada. Vivimos en paz, él disfruta las montañas, la playa, nos vamos a esquiar, a pasear por los desiertos, somos muy de eso. Ha sido como una aventura...

¿Y en pareja qué disfrutan?

Salir a comer nos fascina, tomar unos traguitos, ir a bailar salsa, abrazarnos, conversar, hacer planes, pensar en el futuro. Lo veo y pienso: es un papacito, es el gran amor de mi vida. Aquí pasamos mucho tiempo solitos, rodeados de un halo muy gringo...

Ad portas del cuarto piso...

¿Celebras en noviembre? ¿Andas con angustia por cumplir los 40?

Lo que me da duro es que no siento que esté a la mitad de mi vida, quiero llegar hasta los 100, igual puedo morirme mañana porque no le tengo miedo a la muerte, pero tengo cantidad de planes anotados. Da pesar que el tiempo pase, los niños crezcan y Sofía en cuatro años arranque la universidad...

¿Cuál es el secreto para verte como de 25?

No es verdad, los años se van notando. Siento que hay que envejecer con dignidad, me encantan las mujeres que asumen su madurez, no hay nada peor que querer parecer de 15 cuando tienen 40 o 45. Adoro el Bótox, me lo pone Alejandro Rada dos veces al año, me pone lo justo para verme fresca, no retocada. Él es mi mejor secreto.

¿Al verte ya no da miedo ponérselo?

Uno se ve bonito, maduro, uno no puede estar deshidratado, con la piel manchada, hay que verse fresco, pero mucho retoque deja de ver la esencia de la persona... La mirada es tan importante, si te estiras tanto, pierdes la expresión, que lo es todo, te vuelves como un muñeco de cera.

 

Para ir al articulo original y ver foto:

 

http://www.***********///////********//////******/vidadehoy/alo/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR...

 

Quiten los asteriscos y escriban el tiempo.com