Responder
¡Bienvenido! Para que puedas participar, intercambiar mensajes privados, subir fotos, dar kudos y ser parte de las conversaciones necesitas estar ingresado en los Foros. | Ingresa | Regístrate Gratis
Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

[ Editado ]

                                                                                                                                          

                                                                                                       Sipnosis

 

_______(tn) está cansada de la vida que lleva, está decepcionada, harta de su instituto, de la urbanización en donde vive, de los vecinos y hasta de su propio padre. Llegará a un tal extremo de cansancio que dejará todo atrás para irse a vivir con su madre a quien no ve desde niña.
       
Su vida dará un cambio realmente brusco al abandonar su lujosa casa, sus vestidos..., todos los lujos a los cuales estaba acostumbrada para remplazarlos por una vida sencilla y feliz junto a su madre. ¿Pero realmente será tranquila su nueva vida y es más, logrará _______ zafarse de su controlador padre?

 

 

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Capitulo 1: La huida(parte I)


 - ¡No soporto más esta situación!- grité desesperada, estaba harta ya no podía más. Aquello era la gota que colmaba el vaso.

- ¡Mientras vivas en mi casa soportaras lo que yo diga que soportes!- berreó aquel individuo que alteraba mi mundo de forma constante- Por algo soy tu padre.

- ¡Eso me trae sin cuidado, soportaré lo que quie…!

Pero antes de poder finalizar mi contestación su mano golpeó mi mejilla, todo quedo en silencio exceptuando el pitido que retumbaba en mis oídos. Me quedé paralizada, no me esperaba aquella reacción por su parte por lo que solo pude murmurar.

- Está bien, quédate con todo lo tuyo, no necesito nada. Me marcho.

Me di media vuelta y me dirigí a la habitación que segundos antes había considerado mía.

- No era mi intención…- intentó disculparse por aquel arrebato que ni siquiera él podía explicar, era la primera vez que me ponía una mano encima-. ¡_______(tn)!

Ignoré aquel grito portador de miles de advertencias por el tono en que había sido proferido, pero yo ya no respondería a aquel nombre nunca más. Ya no me pertenecían ni su dinero, ni su casa, ni el nombre que había elegido para mí; no necesitaba nada que tuviera que ver con él o sus acciones.

Cogí una mochila negra llena de libros del instituto y la vacié en el suelo sin ningún cuidado, se  acabó el ser educada y considerada. No pensaba acudir más a aquella prisión de oro llena de carceleros cobardes, cobistas e interesados, y presos consentidos, perversos y adinerados, aquello se había acabado. Agarré ropa del armario y la introduje en la mochila toda hecha un ovillo, se acabó el ser ordenada y cuidadosa. Agarré una chaqueta y me la até a la cintura, me eché la mochila al hombro y salí de la habitación. 
Por mi propio bien necesitaba huir de aquella pequeña burbuja creada dentro de una muchísimo más grande, el mundo exterior.

    - ¿Dónde piensas ir sin dinero?- me preguntó papá esbozando una sonrisa donde expresaba su superioridad-. Solo tienes 17 años, ¿piensas ponerte a trabajar de camarera, ese es tu plan?

    - No. Pienso vivir con mamá, en una casa normal, con vecinos normales y un instituto normal, vamos lo que viene a ser una vida fuera de esta burbuja y lejos de ti. Espero que no te moleste- le dije con un tono irónico que le hirió en lo más profundo de su orgullo.

    - ¿Piensas vivir con la loca de tu madre en una choza? Espero que reconsideres tus palabras y vuelvas a tu cuarto.

Esbocé una sonrisa amarga, aquel hombre no cambiaría jamás, solo le importaba su dinero, sus casas, sus negocios y sus coches. Y a mí simplemente me conservaba por la satisfacción que sentía al no entregarme a mi madre, el gozo que albergaba en su interior al recordar como le había arrebatado mí custodia a su ex mujer. Era un egoísta con todas las de la ley y un grandísimo capullo.

Abrí la puerta principal y el sol me deslumbró, aquel aire, todas aquellas casitas, los parques y flores, todos aquellos decorados habían sido extraídos de una película de Disney. Necesitaba vivir en un lugar real con personas que no vivieran solo por el dinero y los lujos.

- ¡________, deja esa mochila y vuelve a tu cuarto!- me ordenó con los ojos muy abiertos y la cara teñida de rojo por la ira-. ¡Ahora mismo!

Advertencias, amenazas y consecuencias era todo lo que asomaba del interior de aquella boca de ogro. No pensaba disculparse o arrepentirse por todos aquellos años en los que me había hecho vivir una mentira, una vida incomprensible e irreal, en una casa grande, cara y lujosa, pero vacía y fría como una noche de invierno en mitad del mismísimo desierto. El jamás se disculparía por haber destrozado la única familia que tenía y haberme sumido en una vida llena de ostentación, fiestas e hipocresía.

Mi pie avanzó hacía delante y se plantó con fuerza más allá de los limites de mi antiguo hogar, más allá del lugar en que había sufrido soledad y me había sentido distinta a todos los demás. Jamás intenté integrarme, ser una de ellos, una egoísta hipócrita, interesada y rastrera. 
Mi melena morena danzó en el aire y me transmitió una sensación de libertad que anhelaba hacía muchísimo tiempo, mis ojos verdes brillaron al percibir aquel sentimiento y todo mi cuerpo se lanzó a la carrera hacía la estación de trenes. Ni mi padre, ni los vecinos, nadie lograría detenerme, mis piernas corrían como jamás lo habían hecho, atravesaban las calles a una velocidad sorprendente y el viento atizaba mi rostro bronceado por el sol de verano. Sentía el odio, el rencor, la tristeza, la soledad y la frustración tras de mí, intentando alcanzarme pero quedándose atrás a causa de mi gran velocidad. En mi interior solo quedaba lugar para lo que venía a continuación.

Compré el billete de tren y me senté en un banco, subí los pies encima y me rodeé las piernas con los brazos. Mi mentón apoyado en las rodillas me ofrecía una forma más cómoda para pensar. Hacía más de diez años que no veía a mi madre, ¿me reconocería? Durante todo aquel tiempo no me había telefoneado ni una sola vez, no me había enviado ni una maldita carta, ¿le importaba?, ¿querría acogerme como hija?
El tren se detuvo en el andén y por megafonía se anunciaba la hora de salida y su destino. Era hora de abandonar la burbuja en la que me había criado, como un pájaro echa a volar abandonando su nido.


***

Un viaje de cinco horas me permitió pensar, rescatar recuerdos, vivencias del pasado en las que mi madre protagonizaba un papel importante. Pero únicamente pude recordar cuatro. Cuando tenía cinco años mi madre me llevó al parque y me columpió mientras yo reía. El día en que cumplí seis años y me compró un collar de cristal azul tallado en forma de corazón, que aún conservaba. El día en que me caí de la bicicleta y me rompí un brazo, cuando mi madre me llevó en brazos al hospital desesperada. Y por último el día en que discutió con mi padre y perdió mi custodia en los tribunales, el día en que me prometió que regresaría a buscarme.

¿Por qué no había tenido noticias suyas en diez años? ¿Tan poco importante era para ella? ¿Había encontrado una forma más placentera de vivir lo cual hizo que ya no me necesitara? Todo eran preguntas y más preguntas, no hallaba respuesta alguna que pudiese suavizar el dolor que oprimía mi pecho.

 


 

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Bueno chicas, primero que nada me presento! Mi nombre es Ann y soy de Venezuela , tengo 16 años y todos dicen que soy simpatica, alegre y muy pero muy graciosa, pero claro, nadie sabe definirse exactamente en unas pocas palabras, siempre estare aqui para escucharlas y responderles todos sus comentarios, soy apasionada por la escritura y la muisca que me encanta es la de One Direction (por supuesto), Bruno Mars, Ed Sheeran, Lady Antebellum, etc. Espero que sigan la novela y les guste tanto como a mi, prometo ser fiel al subirles la novela solo si ustedes son fieles al leerla y dejar coments! NO se aceptan fantasmas en esta novela, si la lees comentala y listo:smileyvery-happy: 

 

AMARE a mis lectoras ok? Ok, seran las mejores lo sé!

 

Besos, Ann.

Junior
hitomilove
Mensajes: 465
Registrado: ‎10-23-2008

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Hola soy Gaby! :smileyvery-happy: Me encanta, se ve muy interesante y escribes muy bien :Inlove: lkashfl amo a Louis :33

Necesitarás chicas? Porque si es así ¿Puedo pedirme a Hazza *.*?

Junior
hitomilove
Mensajes: 465
Registrado: ‎10-23-2008

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

FUI PRIMERA! :smileyvery-happy:

Disculpa el comentario tan apurado anterior(?), tenía ganas de comentar rápidamente jiji!

Soy Gaby de Mexico y tengo quince años :Inlove: Me encanta la idea que has puesto a la novela es tan lsahfks. Mucho gusto(?). Nose porque pero ya quiero ver como será todo, como conocerá a Louis y como será el encuentro con su madre *3*! Adiooos garras del padre de rayita(?).

Aquí tienes a tu primera fiel lectora :Inlove: beshitos C:

Platino Brillante
onedirection1
Mensajes: 17,342
Registrado: ‎03-26-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

aloja:3
Me gusto la sinopsis y el primer cap!
Siguela pronto!o:
Soy tu segunda lectora\o/
Me llamo adaime y soy de mexico!o:
Pd. Necesitaras chicas?:3 si es asi... Puedo estar con Liam?:Inlove:
Pd2. Recuerda subir pronto:3
Pd3. Adiositoc:

~~~~4 years x~~~~

—————————————————————————————

3 álbumes, +40 canciones, 3 récords mundiales, 2 films, 4 tours, +93 tatuajes y lo que falta.

Siempre orgullosa, siempre directioner.

Links;Roles 

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Aww ya tengo 2 lectoras*_________________*

 

Gaby: Muchisimo gusto! Me encanta que te encante ok? y si, si necesito chicas PERO.. no para estar con los chicos:smileysad:, necesito 3 para las mejores amigas de rayita y 2 para algo asi como sus enemigas! si quieres te puedes unir okis?

 

Adi: Holaa! me alegro que te guste! y como ya le dije a Gaby, necesito 3 para las mejores amigas de rayita y 2 para algo asi como sus enemigas, si quieres me dices! 

 

Disculpen que no ponga parejas para los chicos, es que no se basa tanto en ellos:smileysad: 

 

Ya mismo subo la 2da parte del primer cap, me alegraron el dia con sus comentarios, crei que nadie comentaria! 

LAS AMOOO:Inlove:

 

 

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Capitulo 1: La huida(parte II)

 

Los árboles pasaban veloces ante mis ojos por la ventanilla del vagón, las casas construidas en las montañas expulsaban humo por sus chimeneas. Cuanto hubiese dado por una vida como aquella, una familia comiendo en la mesa junto al fuego, riendo y charlando. Hubiese pagado el precio más alto del mundo por un día como ese, el día en que tendría una verdadera familia. Pero aquel sueño seguiría siendo un sueño por el resto de mi vida, jamás se realizaría, y nunca lograría disfrutar de dicho placer en la realidad. 

Pensando en todo lo que me preocupaba acabé por sumirme en un profundo sueño y desperté al llegar a mi destino.

 

Cogí un taxi y me llevó a casa de mi madre, tenía la dirección, siempre la había tenido pero nunca tuve el valor de ir a verla. Mi padre nunca me permitió visitarla y yo no me atreví a desobedecerle. 

El vehículo circulaba por calles oscuras y ruinosas, sucias y estropeadas por el paso del tiempo y los malos tratos que recibía de la gente. Pintadas, firmas con espray en las paredes y basura por los suelos, aquellas calles estaban sacadas de una película policiaca, era el escenario donde tenía lugar el nacimiento de la delincuencia, la prostitución y la perdición de una persona. El taxi se detuvo frente a una casita pequeña y ennegrecida. No tenía ni punto de comparación con mi antigua casa, grande, lujosa y limpia, no me había tomado las palabras de mi padre con mucha seriedad, en una choza…, con esa loca… ¿Estaría loca mi madre? ¿Por eso no le habían concedido mi custodia años atrás? No, sólo eran expresiones de ricos. Aquella casa era una vivienda de clase media baja, un hogar idóneo para una familia. Abrí la puerta del taxi y puse los pies en el suelo, agarré la mochila del asiento y salí del vehículo. Estaba decidida, había llegado el momento de cambiar de vida y aquel sería el principio de todo.

 

Avancé vacilante hacía la puerta principal, sentía miedo pero a la vez emoción y felicidad, después de tanto tiempo vería otra vez a mi madre. Los diminutos pasos que daba me otorgaban tiempo para pensar, cada paso avanzado era un pensamiento que ayudaba a mi mente a dar otro paso aun más pequeño que el anterior, estaba muy asustada. No tener noticias de tu propia madre durante diez años era señal de que ésta no quería ningún tipo de relación con su hija. Probablemente ella hubiese formado otra familia, una de verdad con un hombre al que amar y sus propios hijos. Junto con aquellos pensamientos obstruyendo mi garganta llegué a la puerta sin darme cuenta y llamé al timbre.

Tras unos segundos de espera la puerta se abrió chirriante dejando al descubierto a un hombre alto y robusto. Su generosa barba negra y sus cejas pobladas contrastaban con el blanco de su piel, su cabello negro, corto y alborotado me hizo desconfiar al principio, pero sus ojos verdes y su simpatizante sonrisa alejaron aquella primera impresión.


- ¿Querías algo?- me preguntó con amabilidad y cierta curiosidad reflejada en el rostro.

- Esto, sí. Estoy buscando a Marian, ¿está en casa?

- Lo siento mucho pero ahora mismo no está- hizo una pausa y al ver mi cara de decepción y preocupación se interesó-. ¿Puedo preguntarte quien eres?

Al principio dudé en mencionar quien era pero si no lo hacía resultaría descortés y a su vez sospechoso, por lo que me decidí a responderle con sinceridad.

- Soy su hija.

Sus ojos se abrieron de par en par, estaba sorprendido, ¿acaso mi madre no le había comentado que tenía una hija? Empezaba a sentirme incomoda y traicionada por la única persona en la que confiaba, pero de pronto el hombre esbozó una sonrisa.

- ________, ¿verdad? Empezaba a preguntarme cuando vendrías a visitarnos- su sonrisa era sincera y natural, eso me tranquilizó-. Tu madre se pondrá muy contenta al verte. Pasa, ahora está trabajando pero llegará en cualquier momento.


Con un gesto me invitó a pasar al interior de la vivienda y accedí. Lo seguí hasta el salón comedor. Era una estancia pequeña con muebles baratos, me invitó a sentarme en el sofá- un poco hecho polvo- y me ofreció algo de beber- a lo que conteste un vaso de agua-. Un televisor pequeño y culón ocupaba un mueble frente al sofá, separados por una pequeña mesita. Era un lugar bien iluminado gracias al color blanco de las paredes y las dos ventanas que daban a la calle, entre éstas había encajonada una estantería repleta de libros. Sobre aquellos estantes descansaban libros de temática diversa, desde literatura clásica y universal hasta la ciencia ficción, y de las novelas románticas a las novelas épicas y fantásticas. Me sorprendió gratamente la idea de que aquella familia tuviese aquel agrado a la lectura, pero era estupendo ya que compartíamos dichos gustos. Justo al lado del sofá descansaban las cuatro sillas acolchadas y la mesa que soportaba el peso de un gran florero repleto de rosas amarillas. Era una estancia sencilla y pequeña, pero acogedora que me hizo sentirme como en casa desde el primer momento.

El reloj que colgaba de la pared marcaba las nueve de la noche. Antonio- que así se llamaba el hombre que me había abierto la puerta- era el marido de mi madre y llevaban casados seis años. Trabajaba en el instituto del barrio como profesor de literatura- de ahí los libros de la estantería- y era un buen cocinero. Me preparó una exquisita cena- con ingredientes baratos del supermercado- para chuparse los dedos, mucho más sabrosa que algunos platos de los mejores restaurantes de mi antiguo barrio. 
Mientras cenábamos en la mesa del comedor sonó el teléfono móvil de Antonio, era el clásico tono de un teléfono, el típico Ring-Ring.


- Discúlpame un momento- dijo levantándose de la silla-, debo atender esta llamada.

- Claro, no te preocupes.

A mitad de camino hacia la cocina contestó a la llamada.

- ¿Se puede saber donde estás?, estábamos preocupados- dijo alterado, luego hizo una larga pausa para escuchar las excusas de aquel individuo desaparecido. La curiosidad me picaba y hacía que todo mi cuerpo se moviera inquieto sobre la silla, ¿quién sería?

- Simplemente ven a casa enseguida, y la próxima vez llama- dijo, esta vez más calmado y comprensivo-. Adiós.

El ruido de sus pasos me sorprendió e intenté disimular mi curiosidad y el nerviosismo que sentía. Antonio apareció en cuestión de segundos y se sentó a la mesa para retomar la cena, su mirada se posó en mí y como si pudiese leer mi mente me dijo despreocupadamente.

- Le he dicho millones de veces que llame, pero no me hace ni caso- y suspiró como resignándose-. Ya sabes como son lo…

Pero antes de poder concluir la frase un ruido nos sobresaltó, la puerta principal había sido abierta y una voz femenina anunciaba su llegada.

 

- Ya estoy en casa.


 

Platino Brillante
onedirection1
Mensajes: 17,342
Registrado: ‎03-26-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Pues ya, no importa:3 sere amiga de rayita!o:

~~~~4 years x~~~~

—————————————————————————————

3 álbumes, +40 canciones, 3 récords mundiales, 2 films, 4 tours, +93 tatuajes y lo que falta.

Siempre orgullosa, siempre directioner.

Links;Roles 

Junior
hitomilove
Mensajes: 465
Registrado: ‎10-23-2008

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

salkhfjldg oh mi Dios! llegó su madre *3*

Oh si, me imagino que el joven de la llamada es mi Luigi ;3

Y no te preocupes me encantaría ser amiga de rayita :Inlove:

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

[ Editado ]

Capitulo 2: Una nueva Familia

 

Mi corazón se sobresaltó, aquella voz no había cambiado en absoluto después de tantos años, seguía conservando su dulce y tranquilo tono. Había imaginado en numerosas ocasiones aquel esperado- por mi parte- rencuentro, pero el nerviosismo y el temor al rechazo acechaba mi corazón. Los pasos aproximándose al salón resonaban en mi cabeza, los segundos se transformaban en largas inspiraciones y espiraciones, sentía los latidos acelerados de mi corazón en mis sienes. De pronto los pasos cesaron y mi visión captó la silueta de una mujer delgada y menuda, quise decir algo pero al alzar la vista hasta su rostro y contemplar aquellos ojos repletos de lágrimas se formó un nudo en mi garganta que me enmudeció. 
Era tal y como la recordaba, únicamente cambiaban las arrugas que surcaban las comisuras de sus labios- ahora mucho más visibles-, la arruga de preocupación se había apropiado permanentemente de su entrecejo al visitarlo en innumerables ocasiones pero a pesar de todo seguía siendo la misma. Su dorada melena ondulada cayendo en cascada sobre sus hombros, sus grandes ojos marrones y su morena tez. Era ella, seguía siendo aquella mujer bella de mis recuerdos. Mis ojos se quedaron muy abiertos mientras nuestras miradas se cruzaban, ella esbozó una sonrisa y sus ojos brillaron. Dejó el bolso que sostenía en el suelo y se lanzó apresuradamente hacía mí. 

- _______- pronunció mi nombre mientras me abrazaba y no dejaba de sonreír-, mi niña…

- Mamá…- susurré sin poden contener las lágrimas, después de todo si me echaba de menos, nunca había dejado de pensar en mí.

Mis brazos se alzaron y la rodearon, estrechándola firmemente. Su fragancia no había cambiado, seguía utilizando el mismo perfume que entonces, el fresco y agradable aroma de las rosas, un aroma que jamás olvidaría.

- ¿Qué estás haciendo aquí?

- Me marché- dije mientras me secaba las lágrimas con el dorso de la mano-, no soportaba más aquella vida.

- Y tu padre, ¿qué a dicho de todo esto?

- Dijo que me arrepentiría de haber venido, seguramente pensará que no soportaré vivir sin su dinero y regresaré a casa en cuestión de días- dije mientras una mueca de asco y desprecio transformaba mis rasgos-. Pero definitivamente no pienso volver.

Marian y Antonio compartieron una mirada que sólo ellos dos comprendían, una mirada que ocultaba algo. Después la mirada de Marian regresó a su preferencia, a mí.

- No te preocupes- me dijo mientras concluía su abrazo y me soltaba-, le llamaré.

- ¡No!- grité atemorizada por la idea de volver a aquella casa vacía- ¡No quiero volver!

- Tranquila- pronunciaba aquellas palabras con máxima delicadeza mientras me ayudaba a sentarme en el sofá-, no te preocupes. Ten por seguro que te quedaras.

Su mano recorrió suavemente mi melena, acariciándola y tranquilizándome, alejando todo aquel terror que segundos antes había invadido mi corazón. 

En mi interior siempre había sabido que mamá me quería, ella siempre había estado preocupada y  pensando en mí. Después de diez años y una nueva familia ella había continuado manteniéndome en su vida, le había hablado de mí a su nueva familia y no me había ocultado como una bastarda.

- ¿Por qué no me escribiste, ni me llamaste?- pregunté con la voz apagada no queriendo saber la respuesta.

- Lo hice- me confesó tristemente-, durante el primer año te escribí, pero nunca me llegaron tus respuestas. Mis llamadas eran rechazadas y nunca me dejaron hablar contigo, entonces intente ir a verte pero me arrestaron. Tu padre solicitó una orden de alejamiento sobre mí y me prohibieron estar cerca de ti.

- Pero él jamás me habló sobre eso, ¿cómo pudo ser capaz?

Mi padre había solicitado una orden de alejamiento contra mi propia madre para mantenerla alejada de mí, me había engañado y hecho creer que me había olvidado. 
Un agujero en mi pecho empezó a formarse aquel día sin que yo me percatara, un agujero que aumentaría de tamaño a cada mentira y cada traición con la que me apuñalaran.

En aquel salón se mantuvo una charla intensiva sobre aquellos diez años desconocidos para ambas, mis años de instituto y sus años de noviazgo y matrimonio. Marian trabajaba en una agencia de publicidad y ganaba un sustancioso sueldo, mi pregunta fue más que razonable, ¿por qué vivían en aquella casa si tenían dinero suficiente para comprar una nueva vivienda mucho mejor? Y su respuesta fue simple, porque no quiero gastarme el dinero en lujos y cosas innecesarias como antaño. Aquella era una respuesta con la que había soñado escuchar fuera de la burbuja, una frase desinteresada y seguida de una gran sonrisa. Aquello debía ser la verdadera felicidad.

Tras aquella larga y amena conversación me prestaron una habitación para pasar la noche y se marcharon a dormir. Una estancia amplia- más pequeña que mi antigua habitación- con un camastro- en comparación con mi cama-, un ropero, una estantería repleta de libros de toda clase, un escritorio y un ordenador encima. Un cuarto con signos de vida a cada rincón, ropa en la cama y en la silla, la papelera a rebosar de basura y una pila de CDs de música esparcidos por el suelo al lado de un equipo de música. Alguien vivía allí, pero ¿quién? 
Deposité mi mochila en lo alto de la cama y la abrí, saqué una camiseta y unos shorts dispuesta a utilizarlos de pijama. Había salido tan aprisa de casa que no había cogido pijama ni cepillo de dientes. Debía llamar a María- la asistenta de la casa de papá- para pedirle que me trajera ropa, zapatos, mi cepillo de dientes y los peines, no podría vivir con tan poco.

Ya era media noche y me acosté, me tapé con las sabanas y cerré los ojos. No dejaba de ver el rostro de papá, enfadado y echándome en cara todo lo que había hecho por mí, se quejaba de mi decisión afirmando que estaba equivocada y acabaría por darme cuenta y regresando a casa. Pero aquello no ocurriría, la decisión ya estaba tomada y nada me haría cambiar de opinión. Dando vueltas a aquellas visiones dolorosos e inquietantes me sumí en un profundo sueño.

Acero
rebebenavente
Mensajes: 2,831
Registrado: ‎09-08-2011

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

me encantaronlos primeros capitulos

siguelapor favooor

escribes demasiadooo bien!

No quedara libre algun chico por ahi??

si es asi me podrias poner con el si no no hay problema :smileyhappy:

Numb {zayn y tu} / тнєу ∂σи'т киσω αвσυт υѕ [нαяяу ѕтуℓєѕ у тυ]


 Twitter ♥



 


No matter what you say, she's perfect and the stronger person I know


She's the one who taught me to be strong no matter what


She's my Idol

Junior
annstylinson
Mensajes: 91
Registrado: ‎02-03-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Capitulo 3: El individuo

 

Un ruido sordo me despertó en mitad de la noche, al principio no sabía donde me encontraba pero después recordé la huida de casa de papá. Miré el reloj que había en la mesita de noche, marcaba las cinco de la madrugada digitalmente con números verdes fluorescentes. 

 

Otro ruido- ésta vez más fuerte- procedente de la calle me sobresaltó, me incorporé y mi vista quedó clavada en la cortina. Una sombra desproporcionadamente grande fue proyectada al interior de la estancia, un ruido procedente del exterior se filtró por la ventana abierta que segundos antes había estado cerrada y la cortina se elevó por la corriente de la noche. La sangre se me heló en las venas y un sudor frío empezó a recorrer mi frente, mi cuerpo estaba paralizado y mis ojos fijos en aquel vaivén que llevaba el pedazo de tela blanca.

 

- ¡*beep*!- masculló aquel individuo que intentaba penetrar en el cuarto, la ventana se había atascado. El individuo trataba de subirla pero al no poder se dio por vencido y el ruido cesó.

 

Era un ladrón que quería entrar a robar y si me encontraba allí me mataría, debía llamar a la policía antes de que entrara. Intenté mover mis piernas pero éstas no respondían, estaban paralizadas por el miedo. Nunca había pasado por una experiencia como aquella, era lo único que me gustaba de la burbuja, te sentías segura y protegida.
Notaba el corazón bombeando sangre frenéticamente en mis manos y todo mi cuerpo sufría convulsiones por el miedo, no controlaba mis propios músculos. 

 

La sombra regresó, proyectándose en el blanco de la pared y el ruido se apropió del cuarto. Mi respiración cesó por un momento al intentar hacer menos ruido por miedo a ser descubierta pero tuve que volver a respirar. La ventana chirrió al ceder y permitió que el individuo introdujese una pierna por ella, al ver un brazo mi cuerpo se movió repentinamente lanzándose al suelo y rodando hasta esconderse bajo la cama. Tapé mi boca con la mano para ensordecer el ruido de mi respiración y permanecí muy quieta. El sujeto puso los dos pies en el suelo del cuarto, lanzó una mochila al suelo -junto a mí- y avanzó hacía el armario. Sólo lograba atisbar sus deportivas y los bajos de sus pantalones medio rotos. 

 

- Cada día es más sencillo- murmuraba para si mismo mientras recorría la estancia abriendo cajones y arrojando ropa al suelo.

 

Era una voz de chico, un adolescente que había perdido el rumbo de su vida y se dedicaba a desvalijar casas. Jóvenes alcoholizados e influenciados por las drogas y las deudas, aquellos eran los más peligrosos, robaban y si alguien se cruzaba en su camino sacaban la navaja. Incluso podían llegar a asesinar personas inocentes.
Tenía ganas de gritar, pedir ayuda, pero me contuve. No podía involucrar a mamá y a Antonio, ellos no tenían por que pasar por lo mismo que yo. Debía mantener la boca cerrada y dejar que el ladrón se marchara sin descubrirme, así conservaría mi vida. Agarré el colgante que pendía de mi cuello y lo apreté con fuerza contra mi pecho, cerré los ojos y pedí a Dios que me salvara. Pero el efecto fue el contrario al deseado, un ruido me hizo abrir los ojos y vi unas llaves frente a mí.

 

- Joder…- murmuró el muchacho tras soltar un suspiro y se agachó.

Una mano apareció frente a mi cara, intenté acercarle las llaves para que pudiera encontrarlas sin mirar bajo la cama, pero fue en vano. Unos ojos azules quedaron a la altura de los míos y me sostuvo la mirada. Me quede sin respiración y una gota de sudor rodó por mi frente y mi mejilla hasta impactar en el suelo.

 

- ¿Quién eres tú?- me preguntó el muchacho agarrándome por un brazo y arrebatándome de mi escondite.

Mis pulmones se llenaron de aire y proferí un grito de terror que despertó a todo el vecindario, agitaba mi brazo para poder liberarme de aquel delincuente pero él me apresaba con fuerza y no me soltaba.

- ¡Suéltame, déjame ir!- gritaba suplicante con los ojos abarrotados de lágrimas.

- ¡¿Quién eres?!

- ¡Suéltame!- grité y empujé a mi agresor, él perdió el equilibrio y se precipitó hacía atrás, pero no me soltó y los dos caímos al suelo.

 

Mi cuerpo cayó sobre el suyo, no llevaba camiseta y sentí su pecho calido y suave, intenté arrastrarme lejos de él pero su mano seguía agarrando mi brazo. El cuarto se iluminó tras el ruido que hizo la puerta al abrirse y Antonio apareció con cara insólita. La mano del joven soltó rápidamente mi brazo y yo me aparté arrastrándome por el suelo hacía los pies de Antonio, quien ayudó a ponerme en pie.

 

- ¿Qué está pasando aquí?- preguntó dirigiéndose al muchacho, después su mirada se posó en mí.

- Entró por la ventana y …- le expliqué mientras sollozaba.

- ¿Qué pasa cariño?- me preguntó mamá entrando por la puerta y rodeándome entre sus brazos para calmarme.

 

Los dos adultos posaron sus miradas en el joven, y él, nervioso, simplemente les contestó.

- Estaba bajo mi cama, no sé quien es. Te juro papá que yo no la he traído a casa.

 

Aquel chico se había dirigido a Antonio como papá, en aquel instante sentí una oleada de calor en mis mejillas. Había confundido a su hijo con un vulgar ladrón. Me sentía *beep*, avergonzada por haber cometido dicho error y hundí la cara en el hombro de Marian.

 

- ¿Qué horas son éstas de llegar?- le preguntó Antonio a su hijo, él simplemente le miró atónito.

- ¿Me preguntas por la hora cuando hay una extraña metida en mi cuarto?

Hubo un silencio y Antonio se enfureció por aquella respuesta.

- Sí Louis, te pregunto por la hora- dijo dando un paso hacia delante-. ¡Te dije que volvieras pronto y me llegas a las cinco de la madrugada! ¿Te parece normal?

- No pensé que te enterarías- confesó el muchacho aguantándole la mirada.

- Claro que no, entrando por la ventana, ¿verdad?- le preguntó irónicamente-. ¡¿Te crees que somos tontos?!

Separé la cabeza del hombro de Marian y dirigí la vista hacía ellos, él muchacho alto y delgado apretaba los puños con fuerza, sus ojos de un azul intenso contenían rabia, su corto cabello castaño claro alborotado le daba un toque interesante y su ropa lo calificaba como un gamberro. Antonio tenía la cara teñida de rojo por la ira y la rabia, mientras su hijo mantenía la vista puesta en el suelo. Sentía que aquella situación desagradable la había provocado yo por lo que me sentí obligada a intervenir para apaciguar los ánimos. 

 

- Esto…, lo siento. Pensé que era un ladrón- me disculpé frente a los presentes ruborizada y la mirada puesta en mis pies.

- No te disculpes- me dijo Antonio suavizando su expresión para no preocuparme-. Es culpa de mi hijo por entrar a escondidas por la ventana.

- No es por contradecirte pero te recuerdo que este es mi cuarto y no debería haber nadie en él, excepto yo- dijo dirigiéndose a mí con la mirada- ¿Quién es ella?

- Mi hija- le informó Marian.

- ¿Tu hija?- se preguntó mientras escrutaba mi rostro- ¿Qué hace ella en mi cuarto?

- Vivirá con nosotros a partir de ahora.

 

Los ojos de Louis se abrieron como platos y su mirada acusadora se posó en mí, no le había caído muy bien después de haberle robado el cuarto y haberle descubierto frente a su padre.

 

- ¿Y dónde dormiré yo?

- De momento en el sofá, ya buscaremos una solución más adelante- le informó su padre.

- Está bien- accedió, agarró una camiseta de la silla, su mochila y se marchó hacia el comedor.

Dio golpes hasta llegar al sofá y lanzó algo- supuse que la mochila- haciendo un estrepitoso ruido. Aquello me hizo sentir incomoda, acababa de conocer al hijastro de mamá y ya me la tenía jurada. 
Antonio y mamá se disculparon por el incidente y por lo mal educado que había sido su hijo, pero la verdad es que la mayor parte de culpa había sido mía. Invadiendo su casa, su habitación y poniendo en su contra a sus padres, era normal que me odiara.

Me quedé sola en el cuarto y me acosté, intenté dormir pero escuchaba los gritos del muchacho y su padre procedentes del comedor.

- ¡Tengo 17 años y tengo derecho a salir cuando me apetezca!

- ¡No hasta que cumplas los 18 y abandones esta casa!

 

El ruido de una silla al caer, un portazo y los gritos de ambos me incomodaron. Empecé a preguntarme si des de un principio debía haber ido a aquella casa, estaba perturbando la tranquilidad de aquella familia, causándoles problemas y aquello no me gustaba.

La puerta de la habitación se abrió y mamá entró.

- ¿Estás dormida?

- No- me giré hacía ella y me incorporé.

 

Marian se acercó y se sentó en el borde de la cama. Sus ojos habían perdido el brillo que horas antes habían poseído y su piel había palidecido. Tuve el presentimiento de que me pediría que me marchara, que los dejara vivir tranquilos, pero no fue precisamente eso lo que había venido a decirme.

- No te preocupes, esto debía pasar tarde o temprano- me confesó tristemente, enterrando su rostro entre las manos-. Lleva tres meses comportándose así, se marcha por la mañana y no regresa hasta la madrugada. Estamos muy preocupados por él, creemos que está metido en algún lío pero no nos cuenta nada. No sabemos que hacer.

 

Mamá estaba preocupada por aquel muchacho, al ser consciente de dicha verdad se me formó un nudo en la boca del estomago. Por él sí y por mí no. Estaba celosa, sabía que era una estupidez por mi parte pero no podía desechar aquellos pensamientos. Él había vivido con Marian durante los seis años de su adolescencia, cuando yo la había necesitado ella estaba con él.

 

- No sé lo que he hecho mal…

- Nada- le contesté-, tú no tienes la culpa. Si él a decidido juntarse con mala gente tú no tienes por que hacerte responsable. No te culpes.

- Soy su madre y tengo una responsabilidad con él, no puedo abandonarle y darle la espalda.

- Supongo- me eché sobre la cama y acomodé la cabeza sobre la almohada-, pero no te preocupes demasiado, después de todo es un adolescente.

- ¿A qué te refieres?- me preguntó con curiosidad y desesperación.

- Los adolescentes pasan por varias etapas, puede que esto sea una de ellas y se le pase.

- ¿Y si no es una etapa pasajera?

- No creo que le puedas ayudar, si está metido en algo serio ya es demasiado tarde- le confesé con amargura.

- Es posible, pero no pienso darme por vencida- me dijo levantándose de la cama y dirigiéndose a la puerta-. De todas formas, intenta llevarte bien con él.

- Claro…- le prometí mientras cerraba los ojos-, lo intentaré.

La puerta se abrió y luego se cerró suavemente dejándome sola en la penumbra de la habitación.

 

Junior
hitomilove
Mensajes: 465
Registrado: ‎10-23-2008

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

Oh my GOD! Me encantó lksahfk :smileyvery-happy: fue completamente distinto a lo que me imaginaba de su encuentro, siguela apenas puedas, escribes MUUUUUUY bien :smileyhappy:

Miembro
kaandyy
Mensajes: 3
Registrado: ‎06-16-2012

Re: Apuesto por ti [Louis Tomlinson y tu]

nueva lectora!! 

OMG!! 

tienes k seguirla plisssss me encantaron los cap siguela....!!! o x cierto me llamo karen pero me puedes decir kandy jajaja siuelaaaa encerio ya kiero saber k pasa!!^^

http://www.google.com.mx/imgres?um=1&hl=es&biw=1366&bih=624&tbm=isch&tbnid=o4xIZ21k9kFxzM:&imgrefurl...:smileyvery-happy: