chavo del ocho fotos
¡Bienvenido a los Foros de Univision! Participa, intercambia mensajes privados, sube tus fotos y forma parte de nuestra Comunidad. | Ingresa | Regístrate Gratis
Responder
Cristal
nickeisa
Mensajes: 5,797
Registrado: ‎09-11-2009

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

oh por niall horan sagrado de la cuna irlandesaa xD

 

wow

 

esta novela no debe llamarse corazon intenso

 

deberia ser:

 

harry&_______: hot hot hot xD

 

okno

 

oww sali sali!

saliii!...

 

espera...si era yo no?

 

deja lo asimilo

 

uff

zanahorias

zanahorias

zanahorias xD

 

 

wiii

 

enserio...si es muy hot

me dio risa cuando pusiste

 

 su....(eso)

 

hah

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

si isaaaaaaaaaaaaaaa eras tuuuuuuu!!!!!!!!!!!!! hahahahahaha ... debia ponerlo amiga creeme ... hahaha
Cristal
nickeisa
Mensajes: 5,797
Registrado: ‎09-11-2009

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

fiestaaa...fiestaa

esa era yopii

 

yo yo y solo yo

con niall horan hasta el fin del universo y de toda la vida en la tierra

okno xD

 

si creo que si debias ponerlo xD...tan hot's ellos ñ.ñ xD

 

 

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

capítulo 7

 

¿Qué le pasaba? (_______) sabía que algo estaba horriblemente mal, que el calor y el hambre que mantenían a su cuerpo tan sensibilizado y lleno de una exc¡tación dolorosa no eran naturales.

Había pasado con aquel beso. Ella recordó el beso. El extraño, Harry, sellando con sus labios los suyos y extendiendo el gusto de miel dulce por sus sentidos. Fue cuando pasó. En unos segundos el calor la había llenado, haciéndolo con demasiada fuerza como para poder pensar, ignorándolo todo menos el placer y la necesidad de su toque.

Y qué toque tenía. Ella se movió contra él ahora, recordando sus labios en sus pech0s, sus dientes en su p€zón, enviando chisporroteantes rayos de dolor y de placer exquisitos extendiéndose por ella.

Había sabido durante años que el sex0 regular y normal nunca sería bastante para ella. Los besos serios y los toques aburridos que había recibido durante años habían sido de todo menos agradables. Pero cuando él la tocó, con sus dedos apretando en sus pez0nes, acariciando su clítor¡s con un toque más duro, allí ella había encontrado el placer.

Los libros que escondía y leía, novelas que implicaban sólo un poco de juego de amor más doloroso, la mantenían caliente y m0jada durante días.Pero nunca tan caliente como esto. Por aceptar el beso, el toque de un hombre que ella incluso no conocía.

Se estremeció cuando recordó su mano dando palmadas en su sexo, las vibraciones de calor y dolor suave que pasaron como un rayo a su clítor¡s y casi haciéndole girar sus sentidos. Ella quería más de eso. Quería sentir su mano allí otra vez, haciéndola arder, haciéndola retorcerse contra él cuando el placer la destrozase.

Dios, eso era tan malo. A ella no debería gustarle. ¿La habría narcotizado? No recordaba si lo había hecho. Y ella no se sentía narcotizada exactamente; era solo que todos sus sentidos estaban centrados en una cosa y solo una cosa. Su toque.

-Tranquila, nena -gimió él en su oído cuando sus dientes atormentaron su p€zón.

Su mano se deslizó debajo de su camisa mientras que ella jadeó por el calor de su cuerpo duro y sintió su erecc¡ón hinchada presionar contra ella a través de los ásperos pantalones. Eso era lo que deseaba, que su … (eso) presionase en ella, calmando el calor que palpitaba en su sex0.

Sus manos vagaron hacia abajo, arrancando el cierre con su respiración acelerada. Ella solamente deseaba tocarlo, deseaba menearse hacia abajo hasta que pudiese tomarlo en su boca, lamerl0 y chuparl0 como había leído. Ella lo deseaba. (:smileysurprised: mi cara es asi se los juro) Dios, ahora, tenía que tenerlo.

Las manos de ella fueron frenéticamente a sus pantalones, gemidos desesperados venían de su garganta cuando sus manos cubrieron las suyas, arrastrándolas de nuevo a su pecho.

-(_____), escúchame -canturreó él en su oído-. Escúchame muy cuidadosamente, nena. Tienes que parar. Estírate en silencio y tranquila contra mí solo un poco más de tiempo.

Como el inf¡erno. Él la había secuestrado. La había sacado de su hogar por solamente dios sabía qué razón, y si se presentaba la oportunidad la mataría antes de que saltase sobre él. Pero antes de que lo hiciera debía parar la fiebre que rabiaba en su cuerpo o ella lo mataría primero.

-Bésame -susurró ella, su cabeza cayó hacia atrás, levantando fijamente la mirada hacia él con maravilla aturdida.

Él era tan apuesto, azul, azules ojos, pelo caoba rizado que se derramaba sobre el lado de su cuello mientras la miraba con intensidad hambrienta. No parecía un hombre que la quisiera matar. Ésos no eran los ojos negros fríos que la habían mirado fijamente desde detrás de una máscara, y su voz no estaba llena de odio.

-Oh amor, eso es lo que ahora nos tiene en este lío -gruñó él, su mano se apretó en su naIga, tirando de la carne.

La acción la hizo sentirse extraña, apretando la sensación. Ella enrojeció cuando recordó sus dedos allí, alanceando en ella, abriéndola mientras que su boca comía en su clítor¡s, absorbiéndola adentro y haciéndola volar. Ella lo deseaba otra vez.

-Tú has hecho esto -gimió ella, sintiéndose tan dolorida que ella se preguntaba si sobreviviría a ello-. Me hiciste esto. Ahora arréglalo.

Un gruñido retumbante vibró en su pecho.

-Pronto.

-Ahora.

Una risa ahogada áspera, casi llena de dolor, se extendió sobre sus sentidos.

-Tenemos compañía, nena. ¿Querrías que te hiciera gritar delante de ellos?

-No me importa. -Y no lo hacía. Todo el jod¡do Washington D.C. podría estar mirando en ese momento y a ella no le importaría-. Bésame.

Necesitaba su sabor otra vez.

Ella movió entonces las manos bajo las suyas, una se movió para ahuecar la dura erecc¡ón mientras él se tensaba, un siseo se repitió en su oído. La otra trabajó en sus pantalones otra vez.

Su amiga, Sam le había jurado que todo lo que tenía que hacer era tocar sus m¡embros y los hombres eran masilla en sus manos. ¿Sería verdad?

El cierre se abrió, la cremallera raspó hacia abajo, y sus manos se llenaron repentinamente del m¡embro masculino duro como el acero, como el hierro candente.

-Demoni0s del inf¡erno -maldijo él toscamente, su cuerpo grande temblaba mientras que ella envolvía las manos alrededor de la carne imposiblemente gruesa.

La cabeza llameaba, el eje casi estaba al límite mientras que la sangre pulsaba apenas debajo de la carne. Su boca babeaba. Ella deseaba probarlo, volverlo tan loco con su boca como él la volvió con la suya.

-Liam, mald¡ción, no puedo con algo como esto.

Su áspera maldic¡ón fue ignorada. ¿Él no le decía su nombre, así que qué infiernos le importaba? Ella intentó moverse más hacia abajo, lloriqueando mientras que sus manos duras la sostenían en su lugar.

-Cinco horas más, Harry.

¿Cinco horas? El comentario hizo que una risa se extendiese en su mente. Si alguien pensaba que ella iba a esperar cinco horas y a sufrir esta agonía de deseo, estaba mald¡tamente loco.

-Bésame -susurró ella otra vez, levantando fijamente la mirada hacia él a la luz débil del vehículo en el que obviamente viajaban-. Bésame o déjame tocarte. Por favor.

Su expresión era torturada.

-No lo hagas, Harry. Maldic¡ón, no tenemos tiempo para parar para esta m¡erda.

Inf¡ernos, ella deseaba que la voz se callase.

Ella se lamió los labios lentamente.

-Te necesito. Duele, Harry.

Su nombre susurrado por sus labios fue el disparador. Ella se dio a si misma una puntuación mental de cinco mientras que un gemido áspero se estremecía en él y su cabeza bajaba.

Este era el sabor, el calor que necesitaba. (______) abrió los labios, sujetándolo hacia abajo en él y esperando con impaciencia mientras que llenaba su boca. Se retorció contra él, sintiendo su m¡embro latir con más fuerza en su mano mientras que él comenzaba a moverse sobre su cuerpo.

Él se puso sobre ella cuando su mano grande empujó la blusa de su vestido hacia abajo, agarrando con sus dedos su p€zón mientras que él bombeaba su lengua en su boca. Las manos de ella perdieron el contacto con su erecc¡ón, pero eso estaba bien, ella necesitaba sostener sus hombros mientras que el dolor y el placer comenzaban a azotar a través de su sistema nervioso.

El calor aumentó más aún, abrasador. Su p€zón, inflamado y pidiendo más, palpitó entre sus dedos cuando él tiró de el, sus dedos presionaban en ella y hacían que relámpagos abrasaran en su clítor¡s.

Su rodilla presionó la suya aparte mientras su muslo empujaba contra su sex0, haciéndola gritar de asombro cuando rozó en su clítor¡s. Dulce misericordia, sí. Ella deseaba gritar de placer, pero su boca cubrió la suya, su lengua la llenó, frotándola ligeramente, haciéndola retorcerse y estremecerse debajo de él mientras que el placer se derramó a través de ella.

-Maldición, Liam. -Él sacudió con fuerza su cabeza hacia atrás, sosteniéndola cerca otra vez mientras luchaba por el aire, su apretón en su p€zón le hacía gemir.

Dios, era tan bueno. Ella deseaba su boca allí, sus dientes, el calor mojado que la chamuscaba desde el interior hacia fuera.

Una discusión surgió. A ella realmente no le importó de lo que iba. Sus labios estaban ocupados en su cuello, su pecho, bajando, su hambre por su miembro propulsaba su última cordura. Ella había pensado siempre que amaría tomar la cabeza. Leer sobre ello le había hecho su boca agua, el pensamiento de ser sostenida, de manos duras enredadas en su pelo como ahora lo estaban, forzando a su boca a llenarse de la carne masculina dura como el acero, sintiéndola j0der entre sus labios mientras los ásperos gemidos masculinos se repetían en sus oídos.

Ella alcanzó la húmeda cr€sta, su lengua la lamió con impaciencia cuando él se inmovilizó repentinamente y el vehículo hizo una parada oscilante. Las puertas del coche se cerraron de golpe, entonces la manta fue apartada de un tirón de ella mientras que ambas manos tomaban su cabeza mientras la carne caliente gruesa alanceaba entre sus labios.

____________________________________________________________

Wooowww girls xD...q les parece??? qieren mas????

ahi termina el cap 7...ahora viene el 8...stan listas??



Platino Brillante
princesjonas01
Mensajes: 12,584
Registrado: ‎12-01-2009

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

wow estoy en estado de shoock asi que dire siguelaaa

Darlis Stefany

Cristal
nickeisa
Mensajes: 5,797
Registrado: ‎09-11-2009

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

respiramooos

 

respiramooos

 

inhala

exhala

 

eso...asi

 

ahora si...a lo que ibaa!

 

jodeeeer!, esto si que es hot...muajaja...raya y harry...se enamoraran

 

harry es el secuetrador más wapo que le pudo tocar a rayita

 

 

sigo muriendo con su (eso)

 

mi lado pervert quiere salir

 

inhala

exhala

inhala

exhala

 

no ya...no lo detendré

 

como crees que mi elfo...tenga su (eso)...?

 

xD

 

ya bueno...lo dejé salir...te adverti que era pervert...y si no lo hice

ya lo sabes xD

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****


nickeisa ha escrito:

respiramooos

 

respiramooos

 

inhala

exhala

 

eso...asi

 

ahora si...a lo que ibaa!

 

jodeeeer!, esto si que es hot...muajaja...raya y harry...se enamoraran

 

harry es el secuetrador más wapo que le pudo tocar a rayita

 

 

sigo muriendo con su (eso)

 

mi lado pervert quiere salir

 

inhala

exhala

inhala

exhala

 

no ya...no lo detendré

 

como crees que mi elfo...tenga su (eso)...?

 

xD

 

ya bueno...lo dejé salir...te adverti que era pervert...y si no lo hice

ya lo sabes xD


hahahahahahahahahahaahahaha mori de risa contigo hahahahaha ... juro que esta novela me pone a pensar exactamente lo mismo que tu hahaha ..

inhala

exhala

inhala

exhala

wow esa preg me dejo fuera de base... pues no se como sera (eso) de ya sabes quien hahahaha xD ... estoy roja de verguenza hahahaha

 

 

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****


princesjonas01 ha escrito:

wow estoy en estado de shoock asi que dire siguelaaa

Darlis Stefany


haha yo tambien ... hahahahaha..........

Bronze
amemelanitto
Mensajes: 4,612
Registrado: ‎04-08-2008

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

siento no haber pasado antes siguela por fa 

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

Capítulo 8

 

 

-¡Joder sí! -Harry estaba en el cielo. O en el infierno. No estaba seguro de qué todavía, pero sabía con mald¡ta seguridad que besar el pequeño paquete caliente cuya boca estaba llena actualmente de su sexo no había sido su momento más brillante.

Se inclinó hacia atrás, jadeando mientras que veía a varias pulgadas de su tensa y gruesa erecc¡ón esa dulce boca como un capull0 de rosa. La luz de la luna entraba en el vehículo y su propia visión perfecta realzaba la visión.

Su lengua se arremolinaba alrededor de la cabeza, su boca succionaba en él desesperadamente. Él iba a hacerla suya. Sabía que lo haría. Iba a separar esos bonitos muslos y a mirar cada pulgada de su carne desaparecer dentro de su bonito sexo. E iba a tener que hacerlo pronto antes de que derramase su placer en su boca.

¿Importaría? Él gimió por el pensamiento.

-Chúpala, nena. -Él tiró de su pelo, porque sabía que a ella le gustaba el dolor.

Otra pulgada le recompensó desapareciendo en su boca mientras sentía que un chorro duro de s€men —aunque no se sentía como s€men— salía a borbotones en su boca.

¿Qué era eso? El placer devastó su control, casi soltando lo suficiente como para el alivio, pero esta vez, no habría alivio, el hambre en cambio ardía más brillante, abrasadora. El gusto debería haberla satisfecho.

Ella tomó otra pulgada, sus labios se aplanaban, su lengua era como fuego líquido mientras frotaba ligeramente el pequeño punto sensible apenas debajo de la cresta afilada.

- Demuéstrame cuánto lo necesitas, cuánto lo deseas.

Él no deseaba apresurarlo. No quería que terminara. No todavía. Era demasiado caliente, había demasiado placer, más del que había conocido jamás en su vida. Su boca se movió en la suya tan dulce, cómodamente y con fuerza, su lengua lo lamía como un festín preferido mientras que sus manos amasaban su pelo con fuerza.

Él nunca había sido un hombre tranquilo, no en sus tratos con otros o s€xualmente. Él era como era, simple y básico. Hablaba cuando lo necesitaba, hacía su trabajo lo mejor que podía y hacerla suya por el puro placer de hacerlo.

Nunca había tomado a ninguna mujer que no sabía que exactamente lo que hacía y nunca había perdido el control con una. Él estaba al borde de perder el control con esta.

-Basta. -Él tuvo que forzarse para levantar su cabeza, haciendo un gesto de placer por el sonido del pequeño estallido que su mi¡embro hizo cuando salió de su boca.

-Deseo más -gimió ella, luchando contra él cuando él sacudió con fuerza la manta más lejos de ella.

-Más adelante. -Él la deseaba. El olor de su calor iba a acabar con él, adictivo, consumiéndolo.

Sus labios se movieron a un p€zón duro mientras que él gimió cuando ella lo empujó profundamente en su boca. Ella sabía lo que deseaba.

-Muérdeme. -Su ruego hizo que su presión arterial se disparase.

Él agarró la dura punta de su p€zón entre sus dientes, permitiendo que pellizcasen y que sensibilizasen el pequeño brote mientras los gritos de ella se repetían a su alrededor.

¿Le había pedido alguna vez a otro hombre que la mordiera? ¿Había saboreado alguna vez otro aquella fina línea de placer y dolor de esa manera?

-¿Te gusta así? -Gruñó él, levantándola mientras sus manos trabajaban en los corchetes de metal de la blusa antes de arrancarla de su cuerpo.

El vestido fue fácil. Él lo arrancó de ella. No había tiempo para ser gentil, nada de tiempo para preocuparse sobre la decencia del acto. La deseaba desnuda. Ahora.

La luz de la luna iluminó su cuerpo delgado, su redondeado y pequeño vientre, provocando que la miel de su sex0 reluciese mientras que él la movía al centro del área y separó las piernas de par en par.

-Demoni0s, eres tan pequeña -susurró él, tocando con la punta del pie sus mocasines antes de sacarlos fuera de sus pantalones vaqueros.

Finalmente estaba desnudo, tan desnudo como lo estaba ella, mirando fijamente el banquete dispuesto ante él. Ella se levantó hacia él, los dulces dobleces de su sexo brillaban húmedamente a la débil luz.

Entonces él la tocó. Sus dedos la separaron, resbalando a través de la raja baja antes de circundar su clítor¡s. Mirándola a través de ojos entornados, él levantó su mano entonces antes de dar una pequeña palmada ligera al hinchado cojín.

Ella lanzó un grito fuertemente, arqueando sus caderas mientras el dulce olor a mujer caliente llenaba el interior del SUV.(SUV??? Ni Idea :smileyfrustrated:)

-Juega con tus pez0nes -le pidió él entonces, moviéndole las manos a sus pechos-. Pellízcalos. Tira de ellos. Demuéstrame cómo te gusta.

Su miembro estaba listo para estallar. Sus dedos delgados agarraron los picos de las maduras bayas, ejerciendo más presión de la que debería, tirando de los brotes dilatados mientras que ella jadeaba de placer.

Él dio una palmada en su sex0 otra vez, usando la suficiente fuerza como para dar un pequeño golpe caliente en su carne.

-Sí. Oh sí... -Ella jadeaba, el sudor relucía en su cuerpo cuando sus piernas se separaron más de par en par.

Su clítor¡s estaba completamente dilatado, entreviéndose más allá de los labios hinchados y relucientes con su crema.

Dios, las cosas que él podría hacerle. Las maneras en que él podría tomarla y hacerle el amor. Él no tendría que refrenarse con ella como lo hacía con otras mujeres. Ella se levantó al pequeño dolor del amor, temblando y pidiendo más. Sus ojos brillaban en la oscuridad, su cuerpo pálido se estremecía de deseo.

Él deslizó sus dedos otra vez, probando el baño de los jugos de su sex0 mientras que se movía más cerca.

-Va a doler -le prometió él-. ¿Es lo que deseas, _____? ¿Estás segura?

(______) tembló bajo la dura mirada fija, ahora tan exc¡tada, empujada ahora más allá de la realidad que ella apenas no dijo ni una mald¡ción. Se moría de necesidad, ondulándose, agonizante por la peor hambre que ella hubiese conocido en su vida.

Sus ojos fueron a su m¡embro hinchado, ciertamente sus sentidos deslumbrados veían más que suficientemente.

-Lo deseo -susurró ella, con sus jugos inundando su sexo por el pensamiento de ello-. Ahora. Lo deseo ahora.

Él vino encima de ella lentamente, con su cuerpo grande empequeñeciendo al suyo, con sus músculos ondulando en el claro de luna mientras que ella sentía la amplia punta de su m¡embro rozar en su sexo hambriento. Y era gruesa. Grande.

Ella gimoteó de anticipación. Había oído una vez a la esposa de su hermano reírse con disimulo diciendo que cuanto más grande mejor, pero ella no tenía ninguna idea de lo que significaba hasta este momento.

-Agárrate a mí - susurró él entonces, moviendo las manos desde sus pechos a sus hombros-. No será fácil, _____.

Ella adoró cómo decía su nombre.



Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

Las manos de ella aferraron sus hombros mientras que sentía su m¡embro presionar más profundo. Entonces ella lo sintió salir a borbotones, igual como lo había hecho en su boca. Ella gimió por el delicioso ardor que la llenaba. Entonces sus ojos se desorbitaron cuando él presionó más profundo, otros chorros la llenaron, haciéndola sacudirse por la combinación de sensaciones. Ella podría sentir a su sex0 relajarse, sin embargo el deseo aumentaba.

Oh dios, él comenzaba a llenarla. Ella se retorció debajo de su cuerpo mientras él se inclinaba hacia atrás, sus ojos iban a donde sus cuerpos conectaban lentamente. Él mantuvo sus caderas alzadas, sus manos la levantaban hacia él mientras que se introducía adentro más aún. Otros duros chorros, un placer insidioso ardiente la hacía gritar su nombre.

¿Podría ella aguantarlo? Él la estiraba, empujando el músculo y separando el fino tejido que nunca había conocido más tacto que el suyo. Ella podía sentir su sex0 protestar, apretándose para agarrar la ancha cabeza mientras que comenzaba a moverse en su interior.

-Joder. Eres apretada. -Su voz era un gruñido áspero, casi inhumano-. Relájate, nena. Relájate para mí, solo un poco.

Ella apretó más y sus ojos se entrecerraron en ella.

-Te haré gritar -le advirtió él entonces-. Podría doler más de lo que te imaginas, amor.

Ella lo ordeñó, ondulando la carne demasiado estirada que encajonó solamente una fracción de la cresta.

Sus manos apretaron, sus muslos agrupados debajo suyo y entonces ella sintió la respiración cerrarse de golpe de su cuerpo cuando él condujo la cabeza, solamente la cabeza, en su interior. Él se movió allí entonces. Pequeños movimientos cortos que acariciaron su ardiente sexo y la hicieron sacudirse debajo de él.

-Más. -Ella apenas podía respirar, dejó entonces de hablar.

Todo lo que ella podía hacer era sentir. La presión ardiente, el dolor, agonizante por más.

-Dios -Entonces paró, estremeciéndose-. Mald¡ción, _____. Demon¡os, eres virgen. -Él sonaba torturado.

Ella apretó en él, mirando fijamente hacia arriba, implorante.

-Más.

Él lanzó su cabeza hacia atrás, obviamente luchando por el control.

-Harry. Hazme el amor -ahora ella gritó, su voz era desigual-. No puedo estar parada. Lléname, Harry...

Ella gritó hasta que estaba segura que su voz se rompería. Él vino encima de ella, manteniéndola en el lugar un segundo antes de que empujara dentro, duro y con fuerza. Sus jugos eran espesos, resbaladizos, ayudando a la penetrac¡ón cuando él partió a través del canal intocado, enterrándose interiormente hasta la empuñadura en un empuje certero.

Ella se arqueó en sus brazos, con sus uñas clavándose en sus hombros mientras sus labios se movían en su cuello, mald¡ciendo y susurrando lamentos acariciando su oído cuando él comenzó a moverse. Los relámpagos llameaban a través de su cuerpo, explosivos rayos de fuego que la quemaban, llevándola más alto con el placer y el dolor combinados, haciéndola convulsionarse en sus brazos mientras que luchaba por el orgasm0.

No había control para ninguno de ellos. Él la estaba haciendo suya, con estocadas profundas y duras que la hacían gritar su nombre mientras sentía cada uno de los fuertes empujes estirarla, acariciándola.

Él empujó en ella su eje con los movimientos largos y rápidos que le robaban su respiración y la hacían desenfrenarse los sentidos, conduciéndola cada vez más cerca del borde.

Donde ella necesitaba estar.

-Harry... -Ella gritaba su nombre otra vez mientras que lo sentía crecer en ella. Una conflagración en el centro de su matr¡z, tensándose, aumentando...

Cuando estalló a través de ella, sólo reinó la locura. Ella se sintió estirar y estirar, los pulsos calientes del fuego hacían erupción en su sex0 mientras los dientes agudos se clavaban en su hombro, perforando la carne.

Sus ojos se abrieron de par en par, mirando ciegamente hacia arriba cuando sintió la hinchazón en el miembro ahora trabado profundamente en ella, chorro tras chorro de $emen profundamente dentro de su matriz.

Ella no era estúp¡da. Lo que sentía era demasiado similar a las burlonas referencias con respecto a las castas del lobo. Habían sido creados a partir del ADN de lobo.

-¿Sus m¡embros se trabarán? -Había Un profesor preguntado con un temblor exagerado de placer.

Trabado. Ella se estremeció otra vez antes de que la revelación se extendiera de golpe en ella, sus ojos eran horriblemente fríos cuando miraron los suyos. Ella se estremeció en su presa, el miedo, el hambre, el loco deseo se elevaban en su interior, bloqueando su mente con un solo pensamiento

-Animal... -El pensamiento se retorció a través de su cuerpo, desbordando sus labios mientras que la sorpresa hizo temblar sus mismos cimientos. El placer se retorcía, desgarrando a través de ella, arrebatándole la respiración, su voluntad y su mente.

La pena retorció su expresión y abrasó su alma mientras su cabeza bajaba, sus dientes rozaron su cuello durante un instante antes de que él la mordiera...

_______________________________________________________________

OMG chicas!!! aqui es donde empiezan verdaderamente los problemas.... y donde se les iran aclarando las ideas con eso de las "castas" y donde sigue lo...interesante... muahaha xD



Platino Brillante
princesjonas01
Mensajes: 12,584
Registrado: ‎12-01-2009

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

amiga ese cap estuvo wow indescriptible aun estoy en shock, solo se que debes seguirla pronto.

Darlis Stefany

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****


princesjonas01 ha escrito:

amiga ese cap estuvo wow indescriptible aun estoy en shock, solo se que debes seguirla pronto.

Darlis Stefany


hahaha es una novela intensa steff.. de verdad que hay que tener una botella de agua y todo lo necesario para no entrar en estado de coma haha

Cristal
michellestyles
Mensajes: 5,370
Registrado: ‎08-20-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

Capítulo 9:

 


-¿(______)?- Harry se apartó de ella lentamente, desalojando su m¡embro de los límites apretados de su sexo, un gesto del placer retorció su cara cuando su carne continuó succionando en él hasta que estuvo libre.

Ella lloraba. Que Dios le ayudase, ¿qué le había sucedido? Él no había oído hablar de algo tan extraño como esto, el lado animal de su naturaleza revelándose de este modo. Su mano temblaba mientras acariciaba y ponía la larga longitud de su pelo detrás de su cuello, la culpabilidad manchaba su alma por la marca que ahora estropeaba la carne de su hombro y su cuello.

Él la había mordido. Despiadadamente, sin conciencia, había hundido los colmillos curvados en su carne y la había sostenido mientras el hinchado nudo que lo trabó en su interior mantenía su m¡embro en la boca de su matr¡z, derramándose su s€men a borbotones profunda y duramente dentro del apretado canal.

Ella se crispó a su lado, arrastrando la manta con ella mientras su respiración dificultosa era llorosa.

-Estoy bien. -Era obvio que ella intentaba ser valiente, intentando luchar más allá de la sorpresa y del miedo de que podía oler emanando de ella. Ella estaba confusa, arrojada en algo en lo cual incluso él no podía encontrar el suficiente sentido como para ayudarla.

Ella había sido una virgen, sin tocar, tan sensual y naturalmente erótica que le había robado la respiración con cada toque, cada caricia que había pedido tan dulcemente. Y él le había hecho esto, trabándose en su interior como el animal que aullaba apenas bajo de la superficie.

-Esto nunca me había sucedido. -Él pasó sus dedos a través de su pelo arrodillándose al lado de ella, frunciendo el ceño por los estremecimientos que atormentaban su cuerpo—. (______). Eso nunca me había sucedido antes.

-Sí, vale. No me había sucedido a mí tampoco -respondió ella llorosa-. Dios, apenas sale. Necesito pensar. Necesito... -Un sollozo se agazapó en su garganta, el olor de sus lágrimas se clavaba en su corazón.

Él inhaló en una respiración dura, profunda.

-Sé que estás asustada. -Él luchó para evitar tocarla, para evitar tomarla otra vez-. Lo arreglaremos. De alguna manera.

-¿Cómo? —Ella se giró de nuevo hacia él, sus ojos ardían, brillantes por las lágrimas-. ¿Qué inf¡ernos está mal en mí? Ésta no soy yo y no es mi cuerpo. ¿Qué me hiciste?

Él podía oír ahora la rabia acumulándose en su voz, y podía oler el hambre. Su boca se secaba por el olor de la lujuria femenina, cuando su lengua se apretó, sintiendo como se hinchaba imposiblemente dentro de su boca de nuevo. Había hecho eso antes, cuando su boca cubrió la suya para evitarle gritar. Y entonces había sumergido en su boca el gusto... El sabor había sido indescriptible.

-No lo sé. Pero fuera lo que fuera fue mutuo, (_____). —Él deseó gruñir las palabras como defensa, pero logró mantener su voz suave y su tono calmado.

-¿Lo fue? -Ella se movió lentamente, incorporándose, tirando de sus piernas cerca de su cuerpo mientras que lo miraba fijamente con furia- ¿Nada de esto te parece ni un poco singular? Esto no es natural.

-Ya lo dijiste antes. -Él reprimió la cólera por esa sola palabra, "animal".

-¿Me drogaste? -Ella sacudió la cabeza con confusión-. El individuo que me aferró me golpeó, lo se. ¿Me drogó él?

Ella buscaba desesperadamente una excusa. Una que él no podía darle.

-No había drogas. -Él buscó en la esquina del jeep sus pantalones vaqueros-. Fue la primera cosa que comprobé. Lo que sucedió fue natural.

-¡Esto no es natural! -gritó ella-. Yo no actúo así. No con extraños, no con...

-¿Animales? —Él apenas reprimió el desprecio.

-Con cualquier persona. -Ella saltó hacia detrás antes de sacudir su cabeza, el olor de su miedo se hacía más fuerte-. Llévame a casa. Tienes que llevarme a casa. Llama a mi padre. ¡Ahora! Él vendrá a buscarme.

-¡No! -La rabia posesiva casi lo abrumó antes de que lograra reprimirla junto con el dolor de su rechazo-. Te estamos llevando a un lugar seguro...

-¡No! ¡Llévame a casa!

-No. -El gruñido que vibró en su voz la electrizó haciéndola callar mientras sus ojos se desorbitaban, sus labios se separaban en un grito de asombro-. Ahora no. Todavía no. No por Dios hasta que pueda conseguir sacar el olor de tu hambre de mi cabeza.

Él no entendía la rabia, la determinación de protegerla que brotó repentinamente en su interior, pero sabía que si no se apartaba lejos de ella, iba a tomarla. Una y otra vez, con el olor de su miedo mezclándose con su lujuria hasta que lo volviese loco.

Abriendo con fuerza la puerta en su lado saltó del jeep, dejando sus pantalones vaqueros olvidados, notando apenas la frialdad del aire de últimos de octubre por el calor que subía en su cuerpo. Un calor del que temía que nunca estaría libre. Tal como nunca estaría libre del animal que (______)había visto dentro de él.



Miembro
ariii23
Mensajes: 38
Registrado: ‎10-19-2011

Re: **** Corazon Intenso Harry styles ****

nueva lectoraa :smileyhappy: siguelaaa!!!

besoss